ZIMBABWE: Mana Pools NP

africanlanders

diciembre 13, 2021

Mana Pools es un sitio muy especial.  Este parque natural que cubre una extensión de 2.500 kilómetros cuadrados se encuentra situado justo en la orilla del río Zambezi y en medio del valle que recibe el mismo nombre.  Aparte tiene cuatro piscinas naturales estacionales (Main Pool, Chine Pool, Long Pool y Chisambuc Pool) que hacen que muchos animales vayan a beber agua y se concentren a su alrededor durante la estación seca.  Mana en shona significa cuatro, de ahí el origen del nombre del parque.

El Mana Pools se encuentra situado justo al lado del río Zambezi, el cuarto río más grande del continente africano.  Este río hace frontera natural con Zambia y es un lugar en el que se concentran muchos animales.  Se dice que existe un cocodrilo por cada kilómetro cuadrado del río.  Nosotros lo recorrimos desde el Lower Zambezi.  Si quieres saber más sobre nuestra experiencia, clica aquí.

Mana Pools NP, con Zambia en el otro lado.

Esta mezcla de agua del río, de charcas, de vegetación verde alrededor, de islas de arena… hace que ya sólo por el paisaje, la visita a Mana Pools se convierta en un imprescindible.  La mejor época del año para visitar este parque es durante la estación seca, de junio a octubre, donde los animales tienden a vivir junto al agua y es más fácil verlos.  En cambio, de diciembre a marzo/abril, que es la época de lluvias, el parque se convierte en inaccesible puesto que buena parte de él se inunda y los animales se dispersan hacia las montañas.

En Mana Pools no encontrarás fronteras ni vallas para animales que viven completamente en libertad y se pueden mover dentro y fuera del parque.  Además, es uno de los parques que hemos visto mayor concentración de animales en poco espacio, ya que si vas en época seca, en pocos kilómetros encontrarás bastantes cerca del río.

Familia de leones en el Mana Pools NP.

Este parque, Patrimonio de la Unesco desde 1984, congrega a una gran población de elefantes. De todas formas, no hay tantos como el Hwange NP, lugar por excelencia de estos animales.  Si quieres leer más sobre nuestra experiencia en Hwange, puedes clicar aquí. Además, en el Mana Pools se pueden ver cuatro de los cinco big five ya que no encontrarás rinocerontes. Nosotros alucinamos con la facilidad de ver leones muy cerca de nosotros y tuvimos la gran suerte de encontrarnos un leopardo en medio de la carretera cuando ya salíamos del parque. Tampoco podrás ver jirafas ni ñus debido al tipo de terreno.

Dos leonas descansando bajo un árbol.

Otro de los animales estrella del Mana Pools son los perros salvajes (wild dogs), un animal en peligro de extinción y que no tuvimos la suerte de ver en libertad. Sin embargo, algunas personas que nos encontramos sí que les habían visto. Puedes saber más de este animal tan especial en este artículo.

Elefante en una de las piscinas naturales del Mana Pools NP.

¿Cómo llegar?

Para llegar al Mana Pools por carretera, sólo encontramos un único acceso posible. Éste se encuentra en el norte del país, justo después de la población de Makuti. Durante el trayecto dentro del parque, pasarás por diferentes puntos de acceso donde tendrás que registrarte y finalmente, una vez hayas llegado a la recepción que se encuentra junto al río Zambezi, pagar las tasas correspondientes de entrada.

Para llegar al primer punto de control, deberás conducir por la carretera general que va de Harare a Chirundu, parando a unos 17 kilómetros después de la población de Makuti. Allí encontrarás unas oficinas generales del parque donde te registrarás y te darán un papel para poder acceder al siguiente punto de control.

El segundo punto de acceso es cuando ya te desviarás por completo de la carretera principal que va de Harare a Chirundu. Éste se encuentra a unos 7 kilómetros del primer punto, conduciendo por la carretera principal y atravesando un pequeño puerto de montaña con una carretera en muy buen estado. Allí, ya entrarás oficialmente en el parque pero las tasas de entrada todavía no las pagarás hasta el final.

Una de las puertas de acceso para llegar al Mana Pools NP.

Una vez dentro, tendrás que conducir durante 30 kilómetros por un paisaje donde ya podrás encontrar algunos animales (sobre todo, elefantes) y unos baobabs en medio de la carretera muy fotográficos y bonitos. Esta carretera es ya de tierra y tendrás que adecuar tu velocidad en este tipo de terreno. Después de este primer tramo, encontrarás una puerta donde tendrás que volver a registrarte y conducir finalmente unos 43 kilómetros hasta las oficinas centrales que están junto al río y al camping Nyamepi.

Por último, allí ya habrás llegado a la zona principal del Mana Pools NP donde podrás pagar tu entrada, permisos, campings y cualquier otra actividad que quieras reservar.

La recepción en la que pagarás tus entradas, el camping y las actividades.

Permisos y precios

El permiso para entrar en el parque cuesta 20 USD por persona (turista internacional) y si además quieres entrar con tu coche, tendrás que pagar un permiso de 10 USD. Estos precios son para visitantes de un día, y también los mismos por si te quedas a dormir ahí. Ten en cuenta, pero que en Zimbabwe las entradas duran más de 24 horas. Por ejemplo, si entras el lunes a las 9h de la mañana y pagas por un día, tendrás tiempo hasta el martes a las 18h de la tarde para estar en el parque.

Para dormir, tienes diferentes opciones de alojamiento que también debes pagar una vez llegas a la recepción principal. Hay campings privados que deben reservarse con antelación; y otros que puedes reservar directamente una vez llegas allí, como es el caso del camping Nyamepi. Éste tiene un coste de 23 USD por persona y noche, y son campings situados justo al lado del río Zambezi, con un punto de agua y lavabos y duchas compartidas.

En cuanto al pago, nosotros pagamos con efectivo porque no aceptaron nuestra tarjeta de crédito (N26). Zimbabwe es un país bastante curioso en lo que respecta al tema moneda. En bastantes sitios del país, no aceptan pagos con tarjeta y sólo aceptan dólares y no la moneda local que son los bonds. Por tanto, te recomendamos que para entrar en el Mana Pools traigas dólares para pagar en efectivo. Si quieres saber más sobre la complejidad de la moneda y distintos trucos para el viajero, puedes clicar aquí.

¡Bienvenido al Mana Pools NP!

Consejos básicos para visitar el Mana Pools NP

– Antes de entrar en el Mana Pools, haz la compra en el supermercado por los días que estarás. Dentro del parque, no hay restaurantes ni tiendas. Recuerda que muchos parques no aceptan que entres ciertos alimentos. En el caso de Mana Pools, es muy importante que no entres nada de cítricos puesto que es uno de los alimentos preferidos de los elefantes. Éstos pueden llegar a romper ventanas para conseguir los apreciados mangos.

Elefante en el Mana Pools NP.

– Adaptate al horario de las gallinas. Al amanecer, cuando el sol sale y en la puesta de sol, es cuando hay más actividad de los animales y es más fácil verlos. Levántate pronto y sale con el coche a la primera hora posible de salida. Es posible que veas algún animal nocturno que todavía está activo. Puedes descansar en las horas del mediodía, cuando hace más calor, ya que es más difícil ver animales. Por la noche, después de la siesta, muchos animales vuelven a estar activos para ir a beber agua por última vez y comienzan a salir de nuevo los animales nocturnos.

– Conduce despacio por el interior del parque. Muchas veces, yendo lento es más fácil ver animales y fijarte donde pueden estar sin asustarlos con el ruido del coche. Vigila porque en este parque hay muchos elefantes, y es importante dejarles un espacio de seguridad para evitar cualquier repentino accidente. En este artículo, podrás saber más sobre los elefantes y cómo reaccionar en caso de que uno se acerque demasiado.

Elefantes paseando por el Mana Pools NP.

– No bajes del coche bajo ninguna circunstancia si no estás en una zona habilitada para hacerlo. Cierra el coche cuando estés de recorrido por dentro del parque con las ventanas cerradas si estás cerca de un animal. Aprovecha también para preguntar a los guías o recepción donde han visto animales, porque de esta forma será más fácil encontrarlos. ¡Nosotros lo hicimos, y tuvimos la suerte de ver 14 leones en un día!

– Lleva bolsas de basura. Este parque funciona con el sistema de “Carry in – carry out”;  es decir, todos los desechos que puedas generar los tendrás que guardar en tu coche y echarlos a un contenedor una vez hayas salido ya del parque.

– Lleva dólares en efectivo. En Zimbabwe, muchos parques no aceptan tarjetas de crédito internacional y la única forma de pagar las tasas de entrada es con efectivo. Sólo aceptan dólares, así que recomendamos que antes de entrar en el Mana Pools hagas una previsión de cuántos días estarás, qué actividades quieres realizar, dónde dormirás y así prever un presupuesto aproximado para llevar el dinero en efectivo.

– Cuidado con la vida salvaje. Todos los campamentos no tienen vallas y es habitual que tanto elefantes, búfalos, hipopótamos o babuinos se acerquen a estas zonas porque saben que encontrarán comida. Si acampas, por la noche no dejes nada en el exterior del vehículo por seguridad. Y, durante el día, no te despistes con la comida porque algunos de estos animales son muy rápidos y a veces pueden llegar a ser violentos, especialmente los babuinos.

Leona en el Mana Pools NP.

Prepara bien la mochila. Cuando visitas el Mana Pools es importante que no te dejes unos prismáticos para ver a los animales de lejos; un sombrero y unas gafas de sol; un buen mapa para situarte en el parque (nosotros con Maps.me hemos ido muy bien); un buen repelente de mosquitos y ropa larga de protección para las noches o vísperas; crema solar y protector para los labios; una buena cámara con objetivos adecuados y ropa que sea de colores poco llamativos y brillantes. Preferiblemente debe ser de color caqui, verde oscuro o marrón. También debe ser ropa cómoda que te permita estar muchas horas dentro del coche sentada y, al mismo tiempo, transpirable.

Conduce un 4×4. Para visitar Mana Pools, es necesario un coche 4×4 ya que en algunos caminos hay mucha arena, y aparte hay algunos cruces de río. De hecho, la gente del parque no te recomienda ir con un turismo, porque tardarás mucho tiempo en hacer los primeros 70 kilómetros hasta llegar a la recepción principal, y desde allí no podrás llegar a otros caminos. Siempre existe la posibilidad de contratar un game drive y hacerlo con un coche del parque que sea 4×4.

Con nuestro 4×4 en el Mana Pools NP.

¿Qué hacer en el Mana Pools NP?

– Hacer un safari con coche por el parque

El Mana Pools es un parque que alberga una gran concentración de animales en poco espacio, junto al río Zambezi. Hacer un safari en coche es una de las mejores actividades para ver la fauna salvaje de cerca.

Familia de leones en el Mana Pools NP con nuestro safari en coche.

Ten en cuenta que es necesario un 4×4 para visitar buena parte de los caminos del parque, ya que tendrás que cruzar algún río y también atravesar por distintos caminos de arena. Con un turismo, ya no te dejarían entrar en el parque.

Nosotros tuvimos la suerte de ver a muchos leones en la zona este del parque. De todas formas, muy cerca de la recepción también encontrarás otros animales como los elefantes, búfalos, cebras, cocodrilos, hipopótamos y antílopes que convertirán tu safari en una gran experiencia. Trata de mantener siempre una distancia prudencial con estos animales para evitar cualquier susto.

Conjunto de antílopes en el Mana Pools NP.

– Hacer un safari a pie

Mana Pools es uno de los pocos parques de África donde se permiten hacer safaris a pie. Tú puedes elegir cómo hacerlos: puedes hacerlo sin guía y bajo tu propio riesgo; o acompañado de un ranger del parque. Ésta es una de las experiencias más increíbles que puedes hacer en Zimbabwe, ya que te permitirá ver animales muy cerca de ti sin ninguna barrera física como es el coche.

Laia y nuestro guía durante nuestro safari a pie por el Mana Pools NP.

Si decides hacer el safari a pie por ti mismo, debes tener en cuenta que tendrás que vigilar las distancias a las que te acerques a los animales. En los últimos años, ha habido algunos incidentes con algunos turistas que no eran conscientes del peligro que puede acarrear la vida salvaje. Por eso, muchos recomiendan que vayas con guía, a menos que tengas experiencia y conocimiento de los animales que se encuentran en el parque. Para realizar el safari a pie por ti mismo sin guía necesitas un permiso que vale 15 USD por persona y día. Es importante que no bajes del vehículo si no tienes ese permiso porque te pueden multar con 100 USD.

Nosotros disfrutamos de este safari con un ranger del parque. Los guías de ese país son considerados uno de los mejor preparados de toda África; así que yendo con ellos podrás aprender muchas cosas de los animales y verlos muy cerca. Eso sí, tendrás que ir sin hacer demasiado ruido y siguiendo todas las pautas que él te diga. Nosotros tuvimos la suerte de ver a uno de los elefantes más grandes de todo el parque (en Boswel) durante nuestro safari a pie y acercarnos de cerca. El precio por esta actividad son de 10 USD por persona y hora, y normalmente se suele salir a primera hora de la mañana que es cuando tienes más opción de ver a más animales.

¡A pie por el Mana Pools con elefantes detrás de nosotros!

Boswel es uno de los elefantes icónicos del Mana Pools NP. Si tienes suerte, podrás verlo levantándose a dos patas para coger las ramas más altas del árbol. Por lo general, estos animales de cinco toneladas no se suelen levantar, pero en el Mana Pools es de los pocos lugares en África donde podrás ver a Boswel y otros ejemplares levantados a dos patas: ¡todo un espectáculo! Nosotros le vimos de cerca comiendo de un árbol, pero no se levantó.

Laia y el guía, con Boswel al fondo.

– Realizar un safari con canoa

Otra de las actividades que puedes realizar en el Mana Pools es hacer un safari con canoa por el río Zambezi. Nosotros, como habíamos realizado este safari con canoa desde la parte de Zambia, decidimos no hacerlo. En la orilla del río podrás ver a diferentes animales que van a refrescarse como elefantes y cebras; aparte de muchos hipopótamos y cocodrilos que sacan los ojos del agua. Tendrás que reservar la actividad con una agencia, entre ellas una que ofrece 4 días de trayecto en canoa desde Chirundu para acabar en el Mana Pools. ¡De bien seguro que debe ser toda una aventura!

El río Zambezi en el Mana Pools NP.

– Sentarte a la orilla del río Zambezi y ver una bonita puesta de sol

Una de las mejores imágenes que mucha gente tiene al regresar de África son sus magníficas puestas de sol. Puedes ver cómo el sol se pone detrás de la sabana africana; detrás de una duna del desierto; o también detrás de un río como es el Zambezi, el cuarto río más grande de África.

Sentarse y ver cómo el sol se esconde detrás de las montañas, con vistas al río y algún animal es una experiencia única que puedes hacer en el Mana Pools. Antes de entrar en el parque, asegúrate de que tienes un par de cervezas en el coche para poder disfrutar de ese momento de paz y de belleza, del que mucha gente queda maravillado cuando visita alguno de los países de África.

Puesta de sol en el Mana Pools NP.

– Pescar en la desembocadura del río Mana

Para aquellos aficionados a la pesca, en Mana Pools hay una zona donde está permitida la pesca recreativa.  Ésta es donde desemboca el río Mana, justo a pocos kilómetros del camping Nyamepi. Nosotros pasamos por allí, y vimos a algunos turistas sentados en una silla y pescando en la desembocadura. Si quieres hacerlo, ten en cuenta que tendrás que pagar un permiso en Zimparks, que es quien gestiona los diferentes parques nacionales del país.

Río Mana donde se permite la pesca recreativa, obteniendo antes un permiso de Zimparks.

¿Dónde dormir en el Mana Pools NP?

Principalmente, si quieres dormir en el Mana Pools, tienes pocas opciones de alojamiento con un presupuesto medio y ajustado. Sí que existen diferentes lodges junto al río, pero que son de lujo y de un presupuesto elevado que sobresale de nuestras posibilidades. Por tanto, si quieres dormir dentro del parque nosotros sólo destacaríamos:

– Camping Nyamepi: Este camping se encuentra situado justo al lado del río Zambezi. Hay varias parcelas desde las que podrás disfrutar de unas fantásticas vistas. Cada sitio tiene un punto de agua, y lavabos y duchas compartidas; aparte, también de un punto de corriente eléctrica. El precio de la parcela es de 23$ por persona, y puedes ir sin reserva ya que siempre dejan unas parcelas libres por los visitantes que no tienen. Nosotros estuvimos en la número 3 con unas buenas vistas al río, y situado cerca de muchas zonas donde vimos a muchos animales.

Vistas desde nuestra parcela del camping Nyamepi.

Nuestra ruta

DIA 1: Después de pasar una fabulosa tarde con Nervson en su granja donde acampamos libremente, nos levantamos temprano para poder ir dirección al Mana Pools, al norte de Zimbabwe. Una vez registrados en el primer punto de acceso, fuimos hasta la primera puerta donde empezamos a conducir por una carretera de tierra de la que sobresalían diferentes baobabs que convertían este paisaje en un lugar muy bonito para tomar fotografías con el coche. Además, ya empezábamos a ver a los primeros elefantes que caminaban junto a la carretera.

Recorriendo los primeros kilómetros del Mana Pools NP.

Pasada la segunda puerta, ya nos adentrábamos hacia una carretera más arenosa hasta llegar finalmente a la zona del camping Nyamepi. Allí hicimos el registro final y el pago de todas las tasas, y preguntamos si habían visto wild dogs. Este animal era de los pocos que todavía no habíamos visto en libertad, y deseábamos verle en Mana Pools, uno de los lugares donde tienes más posibilidades de verlo.

Desgraciadamente, el guía nos dijo que hoy no los habían visto pero que fuéramos hacia el este del parque que habían encontrado leones. Así que después de hablar un rato sobre nuesto viaje con una familia italiana que vivía en Harare, nos dirigimos directamente hacia la zona donde habían visto leones. Por suerte, la zona del Mana Pools que se encuentra junto al río Zambezi es pequeña en extensión comparado con otros parques africanos, así que a los pocos minutos, justo en un cruce de un pequeño río que estaba casi seco vimos dos  leonas descansando bajo una sombra.

Nuestras dos primeras leonas en el Mana Pools NP.

Mientras hacíamos algunas fotos a estos animales, una de ellas se levantó y se dirigió por el río a una balsa a beber agua.  ¡Nuestra sorpresa fue cuando justo después vimos que venían dos leones más a beber agua en la balsa que teníamos a 5 metros del coche! Los leones pasaron por detrás del coche y se pararon a descansar justo delante de nosotros, que quedábamos boquiabiertos de tenerlos tan cerca. Después de estar un rato solo con estos leones, abrimos el motor del coche y los leones se asustaron y fueron caminando hasta una sombra de un árbol donde pudimos ver a nuestros cuatro primeros leones juntos.

Leonas bebiendo agua de una balsa del Mana Pools NP.

Al otro lado del camino, una manada de búfalos estaba atento a los movimientos de esos felinos; mientras unos impalas iban avanzando dirección contraria donde estaban ellos. Ver al león siempre emociona;  ¡pero ver cuatro de juntos te hace poner los pelos totalmente de punta!

Leonas descansando bajo un árbol en el Mana Pools NP.

Después de esta primera gran experiencia en el Mana Pools, fuimos a recorrer otra parte del parque donde pudimos ver elefantes refrescándose en el agua; y una familia que pasó justo a nuestro lado. ¡En este vídeo podréis ver lo cerca que los teníamos! Era muy importante quedarse quieto para no llamar la atención de estos grandes animales. Aparte de elefantes, encontramos muchos antílopes e hipopótamos en el río Zambezi en un espacio de pocos kilómetros.

¡Elefantes caminando al lado de nuestro coche!

Fuimos a comer al camping y por la tarde decidimos volver a visitar esa zona de los leones. Nuestra sorpresa fue cuando en una curva encontramos dos coches parados que no podían cruzar el riachuelo. Nosotros no veíamos lo que pasaba, pero seguro que era algo importante. Resulta que en medio del camino, en la sombra, había una familia de leones de 5 miembros: un león macho, dos leonas y dos cachorros. Estaban descansando junto al camino haciendo imposible el paso de los coches. El león macho era guapísimo, con una melena rubia que demostraba que era joven.

León macho en el Mana Pools NP.

Tras esperar a que los coches de enfrente avanzaran lentamente por su lado, los pudimos ver a menos de dos metros de distancia. Allí les teníamos que nos miraban fijamente a los ojos. Realmente, su mirada impone. Al cabo de unos minutos, avanzamos lentamente con el coche por su lado para no asustarlos y proseguimos en busca de los leones que habíamos visto durante la mañana.

Familia de leones en el Mana Pools NP.

Desgraciadamente, aquellos leones ya no estaban pero a pocos kilómetros de donde estábamos, en un cruce de río que tenía poca agua, pudimos ver en el fondo 3 leones descansando (2 machos y una hembra). Como los teníamos lejos, nos acercamos con el coche siguiendo el curso de aquel riachuelo hasta que los tuvimos cerca y vimos cómo los leones machos se enfadaban entre sí, seguramente por la hembra. Era increíble lo que estábamos viendo ese día. ¡Llevábamos ya 12 leones diferentes que estaban a menos de 15 minutos de nuestro camping!

Dos leones y una leona en un río seco en el Mana Pools NP.

Antes de volver al camping, encontramos dos leonas más que todavía no habíamos visto. Por tanto, en un día habíamos visto un total de 14 leones, nuestro récord durante todo este viaje que creemos que será muy difícil de superar. Fuimos a dormir a nuestra parcela de camping que se encontraba justo al lado del río Zambezi entre ruidos de hipopótamos y unos fuegos (que parecían descontrolados) en el otro lado de río, en la parte de Zambia. Aquellos días estaban siendo muy calurosos y en bastantes lugares de África habían surgido diferentes fuegos que ponían en peligro a la fauna, a las personas y al paisaje. ¡Era hora de cerrar los ojos todavía emocionados del safari que habíamos hecho con nuestro coche, y de estar completamente solos ante muchos de estos animales!

Hipopótamo en el Mana Pools NP.

DIA 2: Nos levantamos temprano porque habíamos contratado la actividad del safari a pie con un guía. Nos encontramos a las seis de la mañana en la recepción y por delante, teníamos dos horas de safari a pie por el Mana Pools NP. Nosotros teníamos muchas ganas de ver wild dogs, así que le dijimos al guía y él nos dirigió a una zona donde suelen concentrarse estos animales. Desgraciadamente, no teníamos suerte y ni nosotros ni otros coches que rondaban por ahí, no los habían visto.

Así pues, paramos el coche en otro lugar que nos dijo y bajamos para empezar a caminar mientras veíamos diferentes antílopes y cebras que se marchaban rápidamente cuando oían nuestros pasos. Era muy importante no hacer ruido para poder ver a los animales de cerca. Después de un rato a pie con elefantes a lo lejos, nos acercamos a un elefante que era mayor que los demás. Resulta que era Boswel, uno de los elefantes icónicos del Mana Pools. Éste a veces se levanta a dos patas para coger las ramas más altas del árbol. Nosotros esperamos un rato detrás de una colina, mientras él comía y se acercaba hacia otro elefante, pero finalmente no pudimos verle levantado. De todas formas, ¡era espectacular ver a los animales de tan cerca!

Impalas durante nuestro safari a pie por el Mana Pools NP.

Seguimos caminando en busca de wild dogs, pero éstos no aparecían. Atravesamos un río seco, y ya era hora de volver al coche después de una hora caminando por el Mana Pools. Caminar en medio de un parque nacional con animales salvajes alrededor te hace sentir totalmente vulnerable pero a la vez es una aventura emocionante que recomendamos vivir a todos los que acudan al Mana Pools.

Esteve y nuestro guía caminando por el Mana Pools NP.

Después de esta fantástica experiencia, fuimos a la parte oeste del parque en busca de los wild dogs. Aquellos días no se dejaban ver mucho porque poca gente los habían encontrado, y realmente se mueven rápido y se camuflan muy bien entre el paisaje. Condujimos por diferentes caminos que parecían ideales para que descansaran familias de wild dogs o algún guepardo, pero no tuvimos suerte de ver a ninguno de estos animales. Ir de safari es como un juego: a veces ganas y ves a muchos animales; y a veces puedes perder y no encontrar ninguno. Pero totalmente derrotados no estábamos porque el paisaje era precioso.

Paisaje del Mana Pools NP.

Como no encontrábamos los wild dogs, decidimos volver a la parte este donde el día anterior habíamos visto a los leones.  Eran aproximadamente las mismas horas, por tanto esperábamos verlos. Pero ese día no apareció ninguno. Sí vimos elefantes, búfalos y antílopes; pero de los 14 leones que vimos el día anterior, hoy no vimos ninguno. Y es que a la hora de hacer un safari, también debes tener un poco de suerte de estar en el sitio y el momento correcto cuando estos animales se mueven, van a beber agua o descansan en medio de un camino.

Facoqueros en el Mana Pools NP.

A pesar de no encontrar ningún león, nosotros estábamos muy impresionados del Mana Pools. El paisaje era espectacular y la concentración de animales en poco espacio era muy alta. Además, todavía estábamos emocionados del día de ayer que habíamos visto 14 leones. Era hora de irse, contentos de dejar un parque que nos había gustado mucho. De todas formas, todavía quedaba una sorpresa para el final…¡y qué menuda sorpresa!

Cuando estábamos a pocos kilómetros de una de las puertas de acceso, al final de una recta vimos a un animal tumbado en medio de la carretera. Parecía que era una hiena, pero nos acercábamos y el pelaje era diferente. ¿Serían wild dogs? Nos aproximamos lentamente, y de repente vimos que no eran wild dogs. ¿Sería un guepardo?  Realmente era un animal que tenía manchas negras y lo parecía, pero todavía nos acercamos sin hacer mucho ruido con el motor; y finalmente vimos lo que era. ¡Había un leopardo en medio del camino tumbado!

Leopardo en medio de la carretera cuando ya salíamos del Mana Pools NP.

Aquella mañana, el ranger con el que íbamos caminando nos dijo que en el Mana Pools había leopardos pero que eran casi imposibles de ver. Y, nosotros, ¡ahora teníamos uno delante nuestro! Realmente, la suerte nos acompañaba. Después de hacer unas primeras instantáneas, intentamos acercarnos más al animal pero éste se levantó y se fue hacia dentro de los arbustos. ¡Habíamos encontrado uno de los animales más imposibles de ver en el Mana Pools, un leopardo en medio de la carretera!

Un leopardo en el Mana Pools… ¡increíble!

A los pocos kilómetros, nos encontramos con una furgoneta con unos chicos que estaban fuera. Parecían turistas locales que iban hacia el Mana Pools. Cuando les dijimos que a pocos kilómetros habíamos visto un leopardo, subieron rápido hacia el coche no fuera el caso que por allí cerca hubiera algún felino más.

El Mana Pools es uno de los parques que más nos ha gustado de toda África. Por el paisaje, por el río y también por la gran suerte que tuvimos de ver a muchos animales y de cerca. Ahora sí que volvíamos a la carretera asfaltada después de un día muy intentos y volvíamos dirección a la casa de Nervson, donde volveríamos a acampar en su terreno asimilando la gran suerte que habíamos tenido de poder visitar el Mana Pools y ver toda esa fauna salvaje.

¡Mana Pools, uno de los mejores safaris que hemos hecho en África!

Categories: ZIMBABWE
Etiquetes:
ZIMBABWE: Perros salvajes

ZIMBABWE: Perros salvajes

Los perros salvajes son animales que hemos descubierto en este gran viaje. Conocíamos su existencia, pero no sabíamos nada sobre ellos. Y realmente, son unos animales sorprendentes que han acabado estando en las listas de nuestros favoritos. ¿Quieres saber por qué? -...

leer más
ZIMBABWE: Tips para la conducción

ZIMBABWE: Tips para la conducción

Aquí tienes algunos consejos que pueden ser útiles para viajar a Zimbabwe en coche: En Zimbabwe se conduce por la izquierda, como en Inglaterra. Al principio, te sientes extraño pensando que lo estás haciendo mal en todo momento, pero te vas habituado fácilmente. Te...

leer más
ZIMBABWE: Curiosidades

ZIMBABWE: Curiosidades

- ¿Sabías que Zimbabwe tiene una de las tasas de alfabetización más altas del continente africano? Con un 90% de tasa de alfabetización, Zimbabwe es uno de los países africanos con esta ratio más alta. La gran inversión con educación y docentes realizada desde la...

leer más
ZIMBABWE: Información práctica y sus imprescindibles

ZIMBABWE: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Harare Superficie: 390.757 km2 Habitantes: 14.645.468 habitantes (2019) Densidad de población: 37,48 habitantes por km2.  Idiomas: En Zimbabue, encontramos 16 idiomas oficiales, entre los que destacan el inglés, el shona y el ndebele. El shona es el...

leer más
ZIMBABWE: Great Zimbabwe y el lago Mutirikwi

ZIMBABWE: Great Zimbabwe y el lago Mutirikwi

Las ruinas del Great Zimbabwe, declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1986, son una de las principales atracciones del país que se encuentran localizadas cerca de la población de Masvingo. Esta antigua ciudad es considerada el yacimiento...

leer más
ZIMBABWE: Matobo NP

ZIMBABWE: Matobo NP

Matobo NP se encuentra situado en Matobo o Matopos Hills, unas montañas rocosas de granito que se encuentran a 35 kilómetros al sur de la ciudad de Bulawayo; y que cubren una extensión de 3.100 kilómetros cuadrados, de los que 424 se han establecido como parque...

leer más
ZIMBABWE: Hwange NP

ZIMBABWE: Hwange NP

Hwange NP es el mayor parque nacional de todo Zimbabwe. Tiene aproximadamente unos 14.600 metros cuadrados. Declarado hace pocos años parque nacional, en 1961, anteriormente servía como territorio de caza de la familia real. Presenta diferentes hábitats donde viven...

leer más
Cataratas Victoria

Cataratas Victoria

Uno de los espectáculos naturales más impresionantes del planeta que se pueden visitar hoy en día son las Cataratas Victoria, situadas en el río Zambezi y que separan las poblaciones de Victoria Falls (Zimbabwe) y Livingstone (Zambia). Accesibles también desde Kasane...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario