SUDÁFRICA: Ruta del Panorama

africanlanders

marzo 6, 2022

La Ruta del Panorama es una ruta que transcurre por uno de los paisajes más espectaculares de Sudáfrica, en medio de cascadas, montañas, pueblos mineros, valles y largos cañones que te dejarán boquiabierto. Esta carretera de vistas impresionantes se encuentra en la provincia de Mpumalanga, a pocos kilómetros de los límites del Kruger NP. Graskop es el pueblo de referencia para visitar los diferentes puntos de interés de la Ruta del Panorama y un buen sitio como campo base para descubrir esta zona.

Paisaje de la Ruta del Panorama.

Una de las atracciones principales de esta ruta es el Blyde River Canyon, considerado el tercer cañón más largo del mundo. Siguiendo la Ruta del Panorama, encontrarás diferentes miradores desde donde podrás disfrutar de la belleza de este cañón y de las diferentes formas escarpadas que se originan en sus montañas. Algunas dan lugar a diferentes cataratas como las Lisbon Falls, donde si hace calor podrás disfrutar de un baño y de diferentes excursiones por la zona; o en algunas de las cuevas más antiguas del mundo, como las Sudwala caves.

Sudwala Caves.

En la Ruta del Panorama también encontramos una historia minera muy importante, ya que en algunas de las poblaciones de alrededor se hallaron algunas de las minas de oro más valiosas del siglo XIX. Hoy en día, en la Ruta del Panorama encontrarás recreaciones de poblados mineros que se han mantenido tal y como eran en su momento de máximo esplendor, como Pilgrim’s Rest.

La Ruta del Panorama es un lugar perfecto para aquellos que les guste la montaña, la naturaleza y las actividades al aire libre. Hay muchísimas actividades a realizar y es una buena parada para desconectar después o antes de entrar en el Kruger NP (si quieres saber nuestra experiencia en este parque nacional de Sudáfrica, puedes clicar aquí). Prepara bien tu itinerario, ten en cuenta que muchos de los puntos de interés cierran a las 17h y que sólo puedes pagar en efectivo, llena el depósito del coche de gasolina y disfruta de una de las carreteras más bonitas de Sudáfrica.

Lisbon Falls.

¿Cómo llegar?

La Ruta del Panorama transcurre por la R532. Es una carretera de unos 110 kilómetros que pasa por las dos principales poblaciones de la zona: Graskop y Sabie; y dónde encontrarás los principales puntos de interés de la zona.

Si vienes del norte o de las entradas de Orpen Gate o más arriba del Kruger NP, deberás conducir por la R36, pasar la población Thabalesoba donde comienza un puerto de montaña que, después, te llevará al cabo de 25 kilómetros al comienzo de la R532, es decir, la Ruta del Panorama. Muy cerca de allí encontrarás las Echo Caves.

Paisaje desde la carretera de la Ruta del Panorama.

Si vienes de Orpen Gate, tendrás que conducir hasta el cruce de la R40, y allí girar a la derecha y al cabo de 25 kilómetros por una carretera llena de naranjos donde la montaña te quedará a tu izquierda, te encontrarás la R527 que pasará a ser más adelante la R36. Si en el cruce de la R40, giras a la izquierda irás a parar a los pocos kilómetros a una población donde encontrarás gasolineras, supermercados y restaurantes para recargar el coche antes de conducir hacia la Ruta del Panorama.

Si vienes del sur (Nelspruit) o ​​de las puertas del sur del Kruger NP (Malalane Gate o Crocodile Bridge Gate), deberás conducir por la N4, hasta llegar a Nelspruit, donde tendrás que coger la R37 durante 50 kilómetros antes de tomar la R532 dirección a Sabie. Allí, ya estarás conduciendo por la Ruta del Panorama. Antes de tomar este desvío, podrás desviarte a 30 kilómetros de Nelspruit a la izquierda para llegar hasta las Sudwala Caves.

Vista panorámica de las montañas de la Ruta del Panorama.

Si vienes del oeste, es decir, de la zona de Johannesburgo, lo más indicado es conducir por la N4 hasta llegar al desvío de la R539 que se encuentra 25 kilómetros antes de llegar a Nelspruit (que también se conoce como Mbombela). Esta carretera es la que lleva a Sudwala Caves, y al cabo de 25 kilómetros más llegarás al cruce de la R37 donde tendrás que girar a la izquierda hasta llegar a la población de Sabie. Desde el aeropuerto de Johannesburgo hasta Sabie hay aproximadamente 350 kilómetros (unas 4 horas).

Piensa que en la Ruta del Panorama sólo encontrarás gasolineras en Sabie y Graskop, por tanto, téngalo en cuenta para no quedarte sin gasolina.

Ruta del Panorama, con Joan y Berta.

¿Cuál es la mejor época del año para visitar la Ruta del Panorama?

El mejor momento para visitar las diferentes atracciones turísticas de esta zona es en invierno, es decir, entre junio y septiembre. En esta época, el tiempo es más seco y caluroso, permitiendo que puedas disfrutar de las diferentes vistas panorámicas de la ruta, así como de los baños en las cataratas y las rutas a pie. Sin embargo, ésta también es la considerada temporada alta, por lo que es muy probable que encuentres a muchos turistas y gente local disfrutando de las vacaciones escolares.

Ruta del Panorama en noviembre.

Si viajas entre los meses de noviembre a marzo, encontrarás a muchos menos turistas pero el tiempo será más inestable, y hará más frío. Durante esta época del año que es considerada temporada baja, encontrarás muchos días en la zona de alrededor de Graskop una niebla espesa que hará que no puedas disfrutar de los miradores en su totalidad, y que tengas que ir con mucho cuidado cuando conduzcas por la carretera.

Nosotros hicimos la Ruta del Panorama dos veces durante el mes de noviembre del 2021. En la primera, tuvimos suerte y pudimos disfrutar de un clima soleado y caluroso para bañarnos en las Lisbon Falls o disfrutar de los miradores de The Three Rondavels. En la segunda, en cambio, nos acompañó un tiempo lluvioso y brumoso que hizo que no pudiéramos disfrutar de la belleza natural de la Ruta del Panorama.

Ruta del Panorama.

¿Qué hacer en la Ruta del Panorama?

– Visitar las Lisbon Falls y darte un baño al pie de las cascadas

Las Lisbon Falls es una de las actividades de la Ruta del Panorama que más nos gustó. Con una altura de 90 metros, este salto de agua es uno de los más espectaculares de toda la provincia de Mpumalanga.

Lisbon Falls desde arriba el mirador.

Se encuentran ubicadas a unos 5 minutos en coche al norte de Graskop, y el precio de su entrada es de 15 Rands por persona. Sólo aceptan pagos en efectivo. Allí, podrás ver las cascadas desde arriba un mirador, pero si te atreves podrás bajar caminando para observar el salto de agua desde diferentes perspectivas hasta que llegues a los pies de la cascada.

De camino al pie de las Lisbon Falls.

Nosotros fuimos caminando hasta abajo las Lisbon Falls, y al contemplar su majestuosidad y la piscina natural que se formaba, no lo pensamos y nos bañamos. El baño está permitido, así que si vas a Lisbon Falls tendrás la ocasión de bañarte bajo un salto de agua de 90 metros de altura y conectarte plenamente con la naturaleza.

Laia bañándose en las Lisbon Falls.

– Ver las características Three Rondavels y el mirador sobre el Blyde River Canyon

Si vienes del norte, ésta será la primera parada que harás durante la Ruta del Panorama. Situado a unos 60 kilómetros de Graskop, el precio de la entrada es de 35 Rands por persona (sólo pagos en efectivo) y desde allí podrás disfrutar de unas fantásticas vistas sobre el Blyde River Canyon y de tres formaciones que sobresalen como el Three Rondavels.

The Three Rondavels.

Estas tres montañitas son como sombreros que se erigen a unos 1.400 metros de altitud. Desde este mirador, sin embargo, también podrás ver otros picos, así como también la boca del cañón que desemboca en el Blyderivierspoortdam. Antiguamente, esta área pertenecía a la tribu BaPedi, un grupo indígena que utilizaban estas montañas escarpadas para vigilar a su enemigo (principalmente, las tribus suazis) y para buscar temperaturas más frías cuando hacía calor en el valle.

Mirador del Blyde River Canyon.

Uno de los mejores momentos para ir es durante las últimas horas de sol por la tarde, donde la luz sobre el cañón y las vistas del mirador se vuelve de un color más anaranjado ideal para tomar unas fantásticas fotografías. Ten en cuenta que la puerta de acceso al recinto la cierran a las 17h. Nosotros llegamos a las 16.50h y una vez dentro, estuvimos hasta las 18h-18.30h aproximadamente.

The Three Rondavels con la familia.

– Visitar las cuevas de Sudwala, considerada una de las más antiguas del mundo

Las cuevas Sudwala son conocidas por sus estromatolitos. Los estromatolitos son fósiles de las primeras plantas productoras de oxígeno de la tierra. Por tanto, estos estromatolitos fosilizados son la evidencia más vieja de vida en la Tierra y crecieron en el área de Lowveld hace 2.5 billones de años, cuando toda esta zona estaba cubierta de agua. Por eso, son consideradas las cuevas más viejas del mundo.

Sudwala Caves.

La entrada a las cuevas es de 100 Rands por persona, con un guía que hace la visita muy amena. Estas cuevas se encuentran situadas junto a la R539, a unos 50 kilómetros al sur de Sabie, y muy cerca de la N4 que va de Nelspruit (Mbombela) a Johannesburgo.

Estas cuevas fueron refugio por el rey Somcuba, rey suazi del siglo XIX que se negaba a dejar el trono a su hermano pequeño Mswati. Huyó y se escondió en estas cuevas con sus seguidores. El guardián del rey Somcuba se llamaba Sudwala y de ahí el origen del nombre de las cuevas. Una vez que los encontraron, incendiaron la entrada de la cueva para matarlos, pero el rey Somcuba y sus seguidores sobrevivieron gracias a la corriente de aire natural que pasaba por la cueva y que hacía echar el humo. Actualmente, todavía se pueden ver restos del incendio en las cuevas de Sudwala.

Formaciones al interior de las Sudwala Caves.

Las cuevas tienen 6 kilómetros de pasajes interiores, donde podrás ver diferentes formaciones como Samson’s Pillar, la formación más vieja de la cueva con más de 180 millones de años y que se encuentra a 60 metros por debajo de la superficie terrestre. Aparte, existen otros conjuntos de rocas (Three Pray Nuns, Lowveld Rocket…) con estalagmitas y estalactitas que crecen 2.5 centímetros cada 100 años. Finalmente, dentro de las cuevas también encontrarás el anfiteatro, el más grande que se encuentra en el interior de una cueva del hemisferio sur (37 metros de altura y 70 metros de diámetro), y en la que hay una acústica muy buena con una capacidad de 350 personas. Es una visita muy recomendable para descubrir uno de los tesoros escondidos de la Ruta del Panorama.

Anfiteatro de las Sudwala Caves.

– Ir a ver el antiguo pueblo minero de The Pilgrim’s Rest

Pilgrim’s Rest representa el nacimiento de la industria minera del oro en Sudáfrica. Fue en 1873 cuando descubrieron oro en la zona de Mac. Muchos exploradores se acercaron a esa área, pero fue un minero conocido como Alex Patterson el primero que descubrió oro fluvial en el valle de Pilgrim’s Creek. A pesar de que no dijo nada y lo mantuvo en secreto, William Trafford, que era otro buscador de oro, registró su licencia en el «lugar donde los peregrinos pueden encontrar un sitio para descansar» y logró empezar con explotación de minas de oro en Pilgrim’s Rest. Con la gran cantidad de oro que había, se empezó a desarrollar un pueblo, ya finales de 1873, pocos meses después del descubrimiento, había 1.500 excavadores buscando oro.

Pilgrim’s Rest.

En 1881, David Benjamin, un financiero londinense, obtuvo todos los derechos para extraer oro de las minas de Pilgrim’s Rest y formó la Transvaal Gold Exploration Company, una de las empresas más importantes de minas de oro del mundo.

Durante un centenar de años, este pueblo se convirtió en el gran pueblo minero de oro de Sudáfrica, hasta que alrededor de la década de los 70 Transvaal decidió cerrar todas las operaciones de estas minas de oro después de haber logrado más de 5 millones de onzas de oro. Cada vez, la producción era menor y era más complicado conseguir oro puro del mineral, ya que la parte más profunda de éste se volvía más sulfídico. De todas formas, la Transvaal todavía mantiene operativas diferentes minas de oro del país siendo una de las empresas mineras más antiguas de toda Sudáfrica.

El hecho de que Pilgrim’s Rest se convirtiera en un pueblo donde se encontraba mucho oro, también le convirtió en un destino muy goloso para los atracadores. Pilgrim’s Rest parecía un pueblo de cowboys del oeste americano, y allí pasaron distintas historias como la de 1897, donde dos bandoleros atacaron todo un cargamento de oro que tenía un valor de 12.000 pounds. No los encontraron más. Sólo vieron que un minero llamado Strauss desapareció después del robo, y se fue a la costa este americana donde se convirtió en un hombre de negocios creando una cadena hotelera. ¿Sería él el ladrón?

Otro de los atracos más famosos de Pilgrim’s Rest es el del barbero local Tommy Dennilson, que pasaba por ciertas dificultades económicas y carecía de dinero para pagar sus deudas. Tras saber que habría un transporte de 3.000 pounds de monedas de oro por parte del banco de Pilgrim’s Rest, decidió ir con su caballo y atracar el cargamento. Por último, no había monedas de oro pero sí 129 pounds de monedas de plata. Cogió el dinero y fue al Royal Hotel a pagar su deuda con monedas de plata. Rápidamente, la policía le descubrió y estuvo encarcelado durante 5 años. Cuando salió de la cárcel, regresó a Pilgrim’s Rest donde abrió el Highwayman’s Garage que todavía puede verse en la actualidad.

Pilgrim’s Rest.

Para llegar hasta Pilgrim’s Rest, deberás salir de Graskop dirección a Sabie por la R532 y conducir durante 5 kilómetros donde tendrás que desviarte hacia la R533, donde después de 11 kilómetros y pasar un puerto de montaña, llegarás al pueblo minero.

Hoy en día, si visitas Pilgrim’s Rest podrás ver cómo era aquel pueblo que a principios del siglo XX era uno de los más importantes para todos aquellos que se dedicaban a la búsqueda del oro. Se han mantenido buena parte de las construcciones, así que podrás andar por la calle principal pasando por la antigua oficina de correos, el Royal Hotel o la destilería; entre otros, y transportarte cien años atrás cuando este pueblo vivía el esplendor de las minas de oro.

Museo y punto de información turística de Pilgrim’s Rest.

– Pasear por la ciudad de Graskop y aventurarse en una de las diferentes actividades que organizan en el Graskop Gorge Lift

Graskop es un pueblo tranquilo situado en lo alto de la montaña. Allí, podrás caminar por las calles de las diferentes casas de segunda residencia de la población e ir a probar uno de los famosos panqueques del Harrie’s Pancakes, un local abierto en 1986.

Además, en las afueras del pueblo y justo antes del Panorama View Chalet encontramos el Graskop Gorge Lift, que consiste en un ascensor que baja unos 51 metros por una garganta hasta llegar a un bosque donde podrás hacer una excursión por sus puentes, plataformas y miradores. Los precios de entrada y de las diferentes actividades los puedes encontrar aquí. Abren de 08.30 a 17h de la tarde y allí también podrás disfrutar de su restaurante, su tienda de souvenirs, o divertirte descendiendo con tirolina.

Panorama Chalets.

– Visitar el God’s Window y disfrutar de las fantásticas vistas de la región

A unos 10 minutos de Graskop, encontramos una de las principales atracciones de la Ruta Panorama, seguramente el sitio donde la gente se toma más fotografías. El God’s Window es un mirador situado a 1.700 metros de altura desde donde podrás observar toda la región de Mpumalanga y, en un día despejado, llegar a ver la ciudad de Maputo en Mozambique.

God’s Window.

Allí, podrás realizar una caminata por un bosque autóctono y disfrutar de los diferentes miradores hacia la región. Se conoce como la ventana de Dios porque dicen que quedas en lo alto de las nubes. En el aparcamiento, también encontrarás diferentes puestos de artesanía y souvenirs.

Bosque autóctono para llegar a God’s Window.

La entrada vale 25 rands por persona y te sirve para todo el día. Sólo puedes pagar en efectivo. Si quieres, puedes ir por la mañana y volver por la tarde para ver la puesta de sol desde el mirador (ten en cuenta que cierran a las 5 de la tarde). Desde allí, las puestas deben ser impresionantes, aunque cualquier momento del día es hermoso para ver las distintas vistas sobre la región.

Vistas y salto desde el God’s Window.

– Visitar el Pinnacle Rock, una formación misteriosa que sobresale del resto del paisaje

Muy cerca del God’s Window, encontramos el Pinnacle Rock que consiste en una roca de cuarcita de unos 30 metros de altura que sobresale de un bosque denso de árboles.

Pinnacle Rock.

La entrada vale 20 Rands por persona y sólo puedes pagar en efectivo. Allí hay dos plataformas para observar cómo sobresale esta roca, aunque también podrás andar por un camino que va más allá del baño y que te lleva hasta la parte trasera de unas cascadas.

Cascadas al lado de Pinnacle Rock.

El mejor momento para visitar Pinnacle Rock es o temprano por la mañana, o sino ya por la tarde, porque durante el día el sol brilla justo detrás del Pinnacle Rock, haciendo que no sea ideal para tomar buenas fotografías.

Esteve y el Pinnacle Rock.

– Visitar las Mac Pools con sus pequeñas cascadas

Estas cascadas que no visitamos se encuentran ubicadas entre las poblaciones de Sabie y Graskop. Allí, descubrieron los primeros minerales de oro y, por este motivo, hicieron explotar con dinamita la roca para ver si salía más oro. Por este motivo, hoy son unas pequeñas formaciones de agua que crean pequeñas piscinas naturales ideales para desconectar durante un día de calor.

La entrada es de 30 rands por persona y allí podrás encontrar diferentes espacios de picnic así como recorridos para realizar junto al río que te llevarán a diferentes piscinas naturales para refrescarte y un lugar ideal para hacer una barbacoa o disfrutar de tu almuerzo.

– Visitar el Bourke’s Luck Potholes

Esta atracción, ubicada a pocos kilómetros del Three Rondavels, nosotros no la incorporamos a nuestro itinerario porque consideramos que el precio era excesivo. Es una de las actividades más caras (unos 55 Rands por persona) desde donde podrás ver una buena panorámica del Blyde River Canyon. De todas formas, pensamos que desde el Three Rondavels ya obtienes esta panorámica del cañón y que puedes aprovechar para ver otros puntos como las Lisbon Falls o el God’s Window, por ejemplo.

Blyde River Canyon y The Three Rondavels.

¿Dónde dormir en la Ruta del Panorama?

Graskop y Sabie son las dos principales poblaciones que encontrarás en tu camino por la Ruta Panorama. Allí, encontrarás servicios esenciales como gasolineras, restaurantes, supermercados y alojamientos. Entre ellos, nosotros destacamos:

– Panorama Chalets & Rest Camp: Este es uno de los alojamientos más bonitos de Graskop. Se encuentra en las afueras del pueblo, justo después del Graskop Gorge Lift. Dispone de chalés, habitaciones y zona de acampada con una piscina de ensueño que queda enclavada justo sobre una roca donde puedes observar todo el valle delante de ti. Además, tiene uno de los mejores restaurantes del pueblo, The Divine, donde podrás probar excelentes curries a unos precios más que aceptables. Si quieres reservar en el restaurante, puedes contactar con su propietaria (Terri) directamente al +27711855266 (no hace falta que te alojes allí para ir al The Divine). Y, si quieres dormir en el Panorama Chalets, aquí te dejamos su página web.

Piscina del Panorama Chalet.

– Le Soleil: Este alojamiento (que lo puedes encontrar por Airbnb) es una buena opción si viajas más de dos personas a la Ruta del Panorama. Está situado en la parte residencial de Graskop, y se trata de una casa entera con jardín, cocina, comedor, aparcamiento, terraza, dos aseos y dos habitaciones para un máximo de 5 personas. Nosotros estuvimos con la familia y nos sentimos como en casa. Puedes contactar directamente con su propietaria (Marihette) al +27723074885.

Le Soleil.

– The Sabie Town House Guest Lodge: Este alojamiento se encuentra en la población de Sabie. Dispone de piscina al aire libre, aparcamiento privado, bungalow y habitaciones privadas con desayuno incluido. Muy bien valorado por sus clientes, si deseas contactar con ellos puedes clicar aquí, en su página web.

Nuestra ruta

Nosotros visitamos la Ruta del Panorama dos veces durante el noviembre del 2021.En la primera, con la familia de Laia, nos quedamos dos noches donde pudimos disfrutar de buen tiempo y visitamos los diferentes puntos de interés de la zona. En la segunda, con dos amigos (Joan y Berta), nos encontramos con un día lluvioso y brumoso y sólo nos quedamos una noche. Por tanto, a continuación sólo explicaremos la ruta de 3 días que hicimos con la familia de Laia:

DIA 1: Aquel día nos llegamos al camping de Letaba. Todavía estábamos disfrutando del Kruger NP, recorriendo sus distintos caminos y observando los distintos animales. Alrededor de Satara, cuando ya conducíamos dirección a la puerta de salida de Orpen, tuvimos la suerte de ver a un león y una leona que estaban bajo la sombra de un árbol mientras un grupo de babuinos estaban subidos a un árbol. De vez en cuando, los leones se levantaban y corrían hacia los simios que subían de nuevo. Hasta que al cabo de unos minutos, los leones volvieron a levantarse y se fueron corriendo hacia el interior… No sabíamos qué pasaba allí, pero al menos los babuinos pudieron bajar tranquilamente del árbol y seguir con su vida rutinaria.

También, antes de despedirnos del Kruger NP, tuvimos la suerte de disfrutar de una pasarela de moda con siete jirafas que caminaban a nuestro lado, atravesaban el camino, bebían agua del Giriviana Dam y se paraban en posición para tomar una gran fotografía. Después de esta hermosa escena de uno de los animales más elegantes de la sabana africana, tocaba decir adiós al Kruger NP.

Las últimas jirafas del Kruger NP.

Salimos por Orpen Gate y llegamos hasta la población de Acornhoek, donde fuimos a comprar al supermercado, cargar el coche de gasolina y comimos. Ahora sí que tocaba hacer los primeros kilómetros en dirección a Graskop. Antes, pero pasamos por un paisaje lleno de naranjos y un puerto de montaña. La carretera ya subía hasta que llegamos al cartel: ¡aquí empezaba la Ruta del Panorama!

Hacía un día muy bonito, y la conducción era preciosa pasando entre diferentes colinas, aldeas rurales y un paisaje verde mientras íbamos subiendo de altitud. La primera parada fue en el Three Rondavels. Tuvimos suerte que llegamos allí 10 minutos antes de que cerraran las puertas de acceso, así que pudimos gozar de la inmensidad del Blyde River Canyon y de la belleza del paisaje durante toda la tarde, con sólo la compañía de una pareja más. Allí pudimos tomar algunas fotografías y ver uno de los cañones más imponentes y grandes del mundo. ¡Si aquello era espectacular, el cañón del Colorado debe ser increíble!

Mirador del The Three Rondavels con la familia.

Nos marchamos de allí alrededor de las 18,30h de la tarde. Nos habíamos entretenido leyendo la historia del lugar, tomando fotografías y descansando en un paisaje muy bonito. Ahora tocaba conducir en torno a una hora más hasta llegar a la población de Graskop, donde teníamos el alojamiento. Ya oscurecía el día, y con él llegaban las nieblas que caracterizan a esta región. Llegamos ya de noche a Le Soleil, nuestro alojamiento para las dos noches siguientes, donde pudimos hacer una buena cena y descansar después de un día muy intenso.

Blyde River Canyon.

DIA 2: Hoy por la mañana tocaba visitar los puntos de interés que se encontraban cerca de Graskop. Empezamos conduciendo hasta el God’s Window, un mirador que se encuentra a unos 1.700 metros de altitud y desde donde un día claro puedes llegar a ver Mozambique. Aquel día era soleado, pero con alguna presencia de neblina que dificultaba ver más allá del horizonte. De todas formas, pudimos disfrutar de las vistas y del paseo por el bosque autóctono que hay entre los diferentes miradores del God’s Window.

God’s Window.

Después, fuimos hasta el The Pinnacle Rock, donde una vez pagamos la entrada en efectivo (piensa que no aceptan tarjeta en ninguno de los lugares de interés de la Ruta del Panorama), pudimos contemplar esta formación que sobresalía del conjunto forestal. Realmente, era algo extraño y curioso. Más al lado, había una cascada que caía por uno de los distintos escarpes de las montañas de la zona de Graskop.

Pinnacle Rock con la familia.

La mañana ya iba avanzando, y con él el calor. Así que fuimos hasta las Lisbon Falls, una de las cataratas más imponentes de toda la provincia de Mpumalanga. Desde allí, hay un mirador en el que puedes ver la cascada desde arriba. De todas formas, también hay un camino de aproximadamente 20 minutos que te llevará hasta los pies de las cascadas. El camino es muy bonito, ya que vas viendo todo el valle y las montañas frente a ti. Una vez al lado del río, vas oyendo cada vez más fuerte el ruido del salto de agua.

De camino al pie de las Lisbon Falls.

En las Lisbon Falls, la gente se puede bañar. Y si no se pudiera, seguro que muchos igualmente lo harían porque cuando llegas allí, te sientes inmensamente pequeño bajo la cascada más alta de la región. Nosotros no lo pensamos ni dos segundos. Estábamos allí solos, así que nos desnudamos y nos fuimos a bañar a las frías aguas de las cascadas. Podías llegar debajo del salto de agua, así que la sensación de libertad y de estar dentro de la propia naturaleza era increíble.

¡A los pies de la Lisbon Falls!

Pensábamos que estábamos solos, pero al fin llegó un grupo de chicas francesas y unos turistas de Holanda que también iban a hacer lo mismo: bañarse en aquellas frías aguas de Lisbon Falls. ¡Suerte que hacía calor y, por tanto, te podías refrescar bien tranquilamente!

Lisbon Falls desde arriba.

Después de tomar varias fotografías del lugar y contemplar la grandeza del salto de agua, subimos hasta llegar de nuevo al aparcamiento del coche. Era ya hora del almuerzo, así que volvimos a nuestro apartamento para cocinar y descansar. Por la tarde, todavía teníamos más puntos por recorrer.

Aquella tarde, fuimos dirección al Pilgrim’s Rest. Ver un antiguo pueblo minero en Suráfrica, que es uno de los países con más presencias de minas del mundo, era una actividad que nos llamaba la atención. Así que cuando llegamos ahí, fuimos al punto de información. Desgraciadamente, a las 17h de la tarde cerraban muchos de los espacios, así que sólo pudimos caminar por la calle principal del poblado y observar los diferentes lugares que todavía se mantenían intactos desde la fiebre de oro del siglo XIX que convirtieron a Pilgrim’s Rest en uno de los pueblos más prósperos de toda Sudáfrica.

The Pilgrim’s Rest.

Por la noche, antes de la puesta de sol, regresamos a Graskop para ir a ver una de las piscinas más impresionantes de la Ruta del Panorama. Ésta se encuentra dentro del Panorama Chalets, y es una piscina donde tienes unas vistas fantásticas de todo el valle. Al lado, estaba el restaurante The Divine, donde pudimos disfrutar de una buena cata de cervezas artesanas (con nombres de animales como The Impala o The Kudu) y una buena cena de curris cocinada por Terrie, una mujer entrañable que lleva ese local.

¡El mejor curry de la Ruta del Panorama!

Después de ese día tan bonito en medio de parajes de naturaleza, miradores de película, pueblos con historia y comidas buenísimas, tocaba ir a descansar a nuestro apartamento. ¡Habíamos podido disfrutar de buena parte de la Ruta del Panorama, un lugar donde nos hubiéramos quedado muchos días más!

Ruta del Panorama.

DIA 3: Hoy tocaba ya despedirnos de la tranquila población de Graskop y avanzar en dirección a Johannesburgo. Antes, sin embargo, nos pararíamos a ver las cuevas Sudwala que se encontraban justo después de Sabie.

Las cuevas Sudwala están en un sitio de alta montaña, escondidas. Por eso, ¡es normal que fuera un buen refugio para el rey suazi Somcuba! Pagamos la entrada y esperamos a que llegara nuestra guía, una chica que contaba de una forma muy amena toda la historia y las formas de las cuevas. Piensa que Sudwala es considerada una de las cuevas más viejas de la historia de la Tierra.

Sudwala Caves, considerada las cuevas más antiguas del mundo.

Allí, te adentrarás en la tierra y caminarás por largos pasajes donde podrás ver el anfiteatro, diferentes figuras de estalactitas y estalagmitas que se van moviendo a medida que avanzan los años, diferentes formas geométricas, y si quieres podrás avanzar por un camino bajo y estrecho hasta llegar al punto más lejano de las cuevas (si quieres, puedes ir más allá pero debes hacerlo con una excursión organizada y guía).

Es increíble ver cómo hace tantos millones de años estas cuevas ya existían e iban cogiendo forma. Además, estas están muy bien conservadas, haciendo que su visita se convierta en muy interesante si tienes tiempo y estás por la zona.

Ahora sí, dejábamos atrás la Ruta del Panorama después de dos días contemplando sus paisajes y su naturaleza. Ahora tocaba conducir dirección a Johannesburgo, donde el panorama allí sería totalmente distinto: una ciudad que es considerada una de las grandes metrópolis del planeta (si quieres saber sobre nuestra experiencia en esta ciudad, puedes clicar aquí).

Ruta del Panorama.

Categories: SUDÁFRICA
Etiquetes:
SUDÁFRICA: Tips para la conducción

SUDÁFRICA: Tips para la conducción

Aquí tienes algunos consejos que pueden ser útiles para viajar a Sudáfrica en coche: En Sudáfrica se conduce por la izquierda, como en Inglaterra. Al principio, te sientes extraño pensando que lo estás haciendo mal en todo momento, pero te habitúas fácilmente....

leer más
SUDÁFRICA: Curiosidades

SUDÁFRICA: Curiosidades

- ¿Sabías que Sudáfrica es el país con más lenguas oficiales del mundo? Debido a su diversidad de etnias y culturas, Sudáfrica también es conocida como la nación del arco iris. Tras la abolición de las políticas del apartheid, la nueva Constitución Sudafricana decidió...

leer más
SUDÁFRICA: Los pingüinos africanos

SUDÁFRICA: Los pingüinos africanos

Los pingüinos viven sobre todo en el hemisferio sur menos una especie, el pingüino de las Galápagos que vive más arriba del ecuador. Estos animales tan simpáticos que conocemos por las imágenes del National Geographic viviendo sobre el hielo de la Antártida, tienen...

leer más
SUDÁFRICA: Información práctica y sus imprescindibles

SUDÁFRICA: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Pretoria, Ciudad del Cabo y Bloemfontein Superficie: 1.219.090 km2 Habitantes: 58.775.000 habitantes (2019) Densidad población: 48,21 habitantes por km2.  Idiomas: Sudáfrica es uno de los países del mundo con más idiomas oficiales en su constitución....

leer más
SUDÁFRICA: Tankwa Karoo NP

SUDÁFRICA: Tankwa Karoo NP

Tankwa Karoo NP es un lugar en el que se para el tiempo. El silencio invade todo el paisaje y sólo el viento es capaz de romper ese momento donde se detiene el reloj y te encuentras tú, las montañas y el desierto. Este parque nacional alejado de las rutas habituales,...

leer más
SUDÁFRICA: La Ruta de los Vinos

SUDÁFRICA: La Ruta de los Vinos

La Ruta de los Vinos es una actividad muy interesante a realizar si te encuentras en la zona de Ciudad del Cabo. Con unos paisajes impresionantes, entre montañas, ríos y valles, encontramos una región donde el viñedo es el principal cultivo. Allí, es donde se produce...

leer más
SUDÁFRICA: El Cabo Buena Esperanza y sus alrededores

SUDÁFRICA: El Cabo Buena Esperanza y sus alrededores

Ciudad del Cabo es una ciudad multicultural, cosmopolita y con una gran diversidad de actividades que se pueden realizar visitando los diferentes puntos emblemáticos de la ciudad así como, desplazándote a pocos kilómetros de ella. Es una ciudad que pese a sus...

leer más
SUDÁFRICA: Ciudad del Cabo

SUDÁFRICA: Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo es una de las ciudades más bonitas del sur de África. Considerada la segunda ciudad más poblada del país después de Johannesburgo (si quieres leer nuestra experiencia allá, puedes clicar aquí); es la capital legislativa de Sudáfrica y donde se...

leer más
SUDÁFRICA: La Ruta del Jardín

SUDÁFRICA: La Ruta del Jardín

La Ruta del Jardín es una de las rutas más bonitas de todo el mundo. Transcurre junto a una de las costas más espectaculares del continente, la costa sudafricana, donde podrás disfrutar de bonitos y variados paisajes en los más de 700 kilómetros que forman esta ruta....

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario