SUDÁFRICA: Kruger NP

africanlanders

febrero 16, 2022

El Kruger NP es uno de los parques más conocidos de África por tener una biodiversidad enorme y nosotros también lo destacaríamos por ser uno de los parques más accesibles y económicos del continente. ¡A la vez es inmenso! Mide 360 ​​km de largo y 65 km de ancho, haciendo que sea el mayor parque natural de Sudáfrica y uno de los más grandes del continente africano. Tiene una superficie de 19.485 kilómetros cuadrados y se encuentra situado al noreste del país, casi junto a la frontera con Mozambique y Zimbabue.

El parque se estableció por primera vez con el nombre de «Sabie Game Reserve» en 1898 por el presidente del Transvaal, Paul Kruger. Ubicada en la tercera parte sur del actual parque, la reserva se creó inicialmente para controlar la caza y proteger el número cada vez menor de animales del parque. Se fusionó con la reserva de caza de Shingwedzi y fue declarado el primer parque nacional de Sudáfrica en 1926. Finalmente fue rebautizado como Parque Nacional Kruger y se abrió oficialmente al turismo en 1927.

Conocido por ser uno de los parques naturales donde se pueden ver los Big 5 (el elefante, el león, el rinoceronte, el búfalo y el leopardo), podrás ver también antílopes, hipopótamos, ñus, facóqueros, hienas, impalas, guepardos, cebras, cocodrilos… ¡Un no parar de animales que hace que sea uno de los parques más impresionantes de África con una experiencia de safari impresionante!

El hecho de ser tan accesible y económico también hace que sea muy turístico. Es un parque con una buena red de carreteras con buen estado, donde puedes visitarlo con tu coche particular sin la necesidad de que sea 4×4, y con una buena opción de alojamiento para dormir. Todas estas facilidades hacen que haya sido el parque natural donde hemos encontrado más gente y más colas para ver animales. ¡Pero también uno de los lugares donde hemos visto más variedad y más experiencias salvajes!

¿Cómo llegar?

Al ser un parque muy grande, hay muchas maneras de llegar. La más común y que mucha gente hace, es llegar al aeropuerto de Johannesburgo y alquilar un coche. Desde allí, conduciendo unas 5-6 horas puedes llegar al parque para dormir y al día siguiente empezar una jornada llena de animales.

En avión se puede, además, llegar al Kruger Mpumalanga International (KMI) a una hora del sur del parque o alquilar una empresa de turismo local que te haga el trayecto desde Johannesburgo.

Para entrar en el Kruger NP encontrarás hasta nueve puertas de acceso. A continuación, las nombraremos todas y explicaremos la forma de llegar:

– Crocodile Bridge Gate: Esta es la puerta que se encuentra más cerca de Mozambique. Para llegar, tendrás que conducir por la N4 hasta Komatipoort y allí girar a la izquierda conduciendo durante 14 kilómetros hasta llegar al Crocodile Bridge Gate. En Komatipoort encontrarás gasolineras y supermercados para comprar todo lo que necesites antes de entrar en el Kruger NP, aunque piensa que dentro también encontrarás gasolineras y lugares donde comprar alimentos. Esta puerta se encuentra a unos 450 kilómetros de la ciudad de Johannesburgo (aproximadamente unas 5-6 horas de trayecto); y es la puerta ideal si vas a Lower Sabie, Skukuza o Crocodile Bridge.

– Malelane Gate: Esta puerta se encuentra también junto a la N4 entre Johannesburgo y Komatipoort. Está situada a unos 410 kilómetros de Johannesburgo, justo al lado de la población de Malelane ya pocos kilómetros de la ciudad de Nelspruit (también conocida como Mbombela). Es la mejor opción si vas a Malelane, Berg-en-Dal y Skukuza.

– Numbi Gate: Esta puerta está situada en el suroeste del Kruger NP, a unos 390 kilómetros de Johannesburgo. Se encuentra situada justo después de la población de Salubindza, donde podrás llegar después de coger la R40 justo antes de Nelspruit, y una vez pasado la población de White River, tomar la R538 hasta llegar allí. Esta puerta es ideal si duermes en Skukuza o Pretoriuskop.

– Phabeni Gate: Esta puerta, que se encuentra ubicada justo al lado del río Sabie, queda más al norte que la Numbi Gate. A 415 kilómetros de Johannesburgo, es ideal si quieres llegar a Skukuza por el oeste. La población más cercana es Hazyview, que se encuentra a 70 kilómetros de Nelspruit siguiendo la R40.

– Paul Kruger Gate: Esta puerta, que lleva el mismo nombre que el parque nacional, es la mejor opción si quieres llegar a Skukuza de forma directa y rápida. Ubicada también junto al río Sabie, la población más cercana es también Hazyview.

– Orpen Gate: Esta puerta es ideal si vienes o vas hacia Satara. Dispone de un camping junto a la puerta, y alrededor se pueden ver una familia de wild dogs que suele estar junto a la H7. La población más cercana es Klaserie, que se encuentra a 44 kilómetros de Orpen Gate siguiendo la R531. Klaserie está a 140 kilómetros de Nelspruit siguiendo la R40, y a unos 470 kilómetros de la ciudad de Johannesburgo. Si antes o después quieres hacer la ruta del Panorama (puedes leer nuestra experiencia aquí), ésta es sin duda tu puerta de acceso o salida.

– Phalaborwa Gate: Esta puerta está situada cerca de los campamentos de Letaba, Mopani y Olifants. Allí, la presencia de felinos no es tan numerosa, pero si tienes suerte, también podrás verlos. Para llegar, la población más cercana es Ba-Phalaborwa, a 2 kilómetros de la puerta. Para llegar a esta población, tienes dos opciones: la primera, conduciendo por toda la R40 que va de Nelspruit a Phalaborwa (pasando por el pueblo de Mica) durante 240 kilómetros; y la segunda, llegando desde Gravelot, una población que se encuentra a 60 kilómetros de la puerta. Para llegar a Gravelot, la mejor opción es tomar la N1 de Johannesburgo en Pietersburgo, y allí tomar la R71 durante 230 kilómetros hasta llegar a la puerta de acceso al Kruger NP.

– Punda Maria Gate: Esta puerta se encuentra en el norte del parque, y es la mejor opción si quieres acceder a los campamentos de Punda Maria y Shingwedzi. La población más cercana es Malamulele que se encuentra a 50 kilómetros de la puerta de acceso por la R81 y después la R524. De todas formas, la forma más directa de llegar es a través de Makhado (también conocido como Louis Trichardt), una ciudad que se encuentra en la N1 a 430 kilómetros de Johannesburgo. Desde allí, la Punda Maria Gate está a 145 kilómetros siguiendo la R524.

– Pafuri Gate: Ésta es la puerta que está más al norte del Kruger NP, justo al lado de la frontera con Zimbabue. Allí podrás ver bastantes animales, aunque los que más destacan son las aves. Por lo tanto, es una buena puerta de acceso para los amantes de la ornitología. También podrás encontrar algunos baobabs, que no son tan habituales en la parte sur del Kruger NP. La población más cercana a Pafuri Gate es Madimbo, ubicada a 82 kilómetros de la puerta siguiendo la R525. Desde Johannesburgo, la mejor manera de llegar es siguiendo la N1 hasta la población de Messina (Musina), que está a 520 kilómetros de la metrópolis. Desde allí, podrás tomar la R525 hasta llegar a la puerta de acceso más alejada del Kruger NP.

¿Cuál es la mejor época para ir al Kruger NP?

La mejor época del año para visitar el Kruger NP es durante la época seca que va desde mayo a septiembre. Es la mejor época porque la vegetación no es tan alta y se pueden ver más fácilmente animales bebiendo agua concentrados sobre todo en las bases de agua, en los ríos… Es la época más turística y donde encontrarás más gente recorriendo el parque.

En la época húmeda o de lluvias, que va de octubre a abril, el clima es húmedo y caluroso. Muchas veces llueve bastante y esto hace que las hierbas estén más altas y los animales se escondan. Durante noviembre y diciembre hay muchos animales que tienen a sus crías y es una buena época para ver pájaros migratorios.

Si quieres disfrutar del parque con no tanta masificación de gente, esta es una buena época en la que todo el parque es verde y la naturaleza está en su máximo esplendor.

¡Todo dependerá pues, de tus prioridades a la hora de elegir la época!

¿Qué llevar durante tu safari por el Kruger NP?

Hacer un safari no se realiza todos los días. Siempre cuando llega el momento de los preparativos para hacer el equipaje aparecen algunas dudas sobre qué llevar, si me llevo demasiada ropa o no… Aquí tenéis algunos consejos que siempre van bien a la hora de hacer la mochila o maleta cuando vamos de viaje, y especialmente cuando vamos a realizar un safari, que es una actividad muy específica:

– Lleva lo que es justo y necesario en la mochila. Tendemos a poner de todo dentro la maleta, aunque los “por si acaso” normalmente nos los podemos ahorrar. Debemos tener en cuenta que la mochila o la maleta que cogemos sea preferiblemente de tela/lona, ​​que no sea rígida, ya que en los safaris no se dispone de mucho espacio dentro del coche y se suele poner el equipaje arriba del vehículo para ganar espacio.

– Coge ropa muy diversa. En Sudáfrica las temperaturas cambian mucho durante el día. Suele hacer fresco por las mañanas y por la noche, mientras que al mediodía normalmente hace mucho y mucho calor. Un pantalón largo por la mañana/noche, junto con unas camisetas/camisas de manga larga te protegerán del frío, así como de los mosquitos. Es importante coger ropa ligera y cómoda, con la que te sientas a gusto y puedas realizar mucho tipo de movimientos. A su vez, ten en cuenta que los colores oscuros, como el azul marino, atraen a los insectos, sobre todo a la mosca tse-tsé que es activa durante el día. Es aconsejable llevar colores naturales como: el verde oscuro, caqui, marrón, beige…

– Muy recomendable llevar gafas de sol, sombrero o pañuelo por la cabeza, crema solar y protector de labios.

– Incluir un impermeable dentro de la mochila: muchas veces llueve de forma imprevista y de repente, así que tener un impermeable a mano puede ser útil para no acabar mojado como un pato. También va bien como protección del viento en las primeras horas de la mañana o de la tarde.

– Trae unos prismáticos buenos y/o una buena cámara de fotos. Te servirán para ver mucho mejor a los animales que encuentres, que a veces, no los encuentras junto a la carretera. Si te gusta la fotografía, ten en cuenta que es bueno tener un teleobjetivo de unos 300, con baterías extras de repuesto, un buen kit de limpieza del material porque hay mucho polvo, suficientes tarjetas de memoria y algunos filtros que protejan también los objetivos.

– Viaja con un buen seguro médico. Nosotros te recomendamos que contrates a Chapka Seguros, una empresa que ofrece packs a medida para tu viaje. Si clicas aquí, tendrás un 7% de descuento.

Permisos y precios

La entrada al Kruger NP para turistas internacionales es de 440R para adulto y 220R para niños.

Este precio incluye la entrada del vehículo, ya que este parque es uno de los más accesibles a realizar con tu propio coche (o coche de alquiler). Además, ten en cuenta que será necesario reservar tu estancia con antelación y que la entrada es por día que te alojes. Es decir, si pagas por una noche, podrás salir al día siguiente hasta la hora de cierre de las puertas del parque (siendo un total de dos días los que estarás dentro del parque).

Aparte de los permisos de entrada, en el Kruger NP podrás realizar otras muchas actividades como safaris a pie, safaris de mañana en coche de safari del parque, o también safaris de noche. Nosotros realizamos esta última actividad desde el Lower Sabie Camp y nos costó 287.85 Rands (unos 16 euros) por persona.

La mayoría de campamentos dispone de distintas facilidades como piscina, restaurante o tiendas, donde podrás comprar distintos recuerdos del Kruger NP, así como el mapa del parque (que es muy útil). Todos estos pagos los podrás realizar en tarjeta de crédito.

En Sudáfrica, existe la posibilidad de comprar la Wild Card. La Wild Card es una tarjeta que te permite visitar todos los parques de Sudáfrica sin tener que pagar la entrada por cada día que los visitas. Es una muy buena opción si visitas varios parques o te estás muchos días en el mismo parque. Dura un año, es decir desde el día de la compra hasta después de 365 días, y con ella podrás visitar los más de 80 parques del país, incluidos también algunos de Eswatini como puede ser el Hlane (si quieres conocer nuestra fantástica experiencia en el Hlane Royal NP, clica aquí).

Puedes comprar la Wild Card por internet aquí y recibirás un correo electrónico con un comprobante de la compra que podrás imprimir y enseñar en las puertas de entrada de los parques. A la vez, cuando reserves el alojamiento dentro del parque del Kruger, recuerda poner que tienes la Wild Card, y así no tener que pagar las tasas de conservación y sólo pagarás el alojamiento que reserves.

Los precios de la Wild Card dependen de si compras la tarjeta para una persona, para una pareja o por familia. A su vez, dependerá de cuántos parques quieres que te entren en tu tarjeta. Si consultas su web, podrás ver un listado de parques para cada opción y realizar los cálculos pertinentes. Nosotros, al viajar por toda Sudáfrica, compramos la opción ALL PARKS CLUSTER INTERNATIONAL por pareja, y nos costó 5.100R. Es mucho dinero de golpe, pero una vez empiezas a realizar cálculos de parques y la cantidad de días que estarás, normalmente sale muy a cuenta. Así que antes de empezar el viaje, te recomendamos que hagas un listado de todos los parques que visitarás, consultes los precios de las entradas y lo compares con la Wild Card, ¡de esta forma verás si sale realmente a cuenta o no para tu viaje!

Los horarios de apertura y cierre del parque dependen de la luz solar que haya. Puedes consultar los horarios según los meses en la siguiente imagen. Ten en cuenta que, si duermes dentro del parque, ¡podrás salir una hora antes de tu campamento para empezar la ruta!

¿Qué hacer en el Kruger NP? Los principales sitios a visitar. ¿Dónde están situados?

Como ya hemos dicho, el Kruger NP es un parque muy grande con una extensión de carreteras impresionante por recorrer. Dependerá de cuántos días quieras estar para planificar el recorrido, ver qué zonas puedes visitar y cuál será tu puerta de entrada y salida del parque.

A continuación, te dejamos un mapa de todo el parque nacional para que puedas ver su magnitud. La parte sur del parque que comprende el área de Crocodile Bridge, Lower Sabie, Skukuza y Satara es la parte más visitada y donde hay más animales. Nosotros te aconsejamos que si tienes pocos días te concentres en esta zona porque tendrás más posibilidades de ver a todos los animales que quieres ver. Si tienes tiempo, te aconsejamos que incluyas en la ruta la parte de Berg-en-dal menos turística y que a nosotros nos sorprendió por ser diferente y ver a bastantes animales. Puedes ver los recorridos que te aconsejamos según los días que dispongas en el apartado: «¿Cuántos días necesitas para hacer un safari en el Kruger NP?»

Aparte, una actividad que recomendamos que realices durante tu estancia en el Kruger NP es el safari de noche. Éste se organiza desde diferentes campamentos (debes reservar la actividad el mismo día que te registras y llegas en el campamento), y a unos precios más que aceptables. Normalmente, empiezan a las 20h de la tarde y terminan a las 22h, y vas con un coche o camión de safari (depende de las personas que sea) recorriendo los caminos alrededor del alojamiento para ver a los animales en acción. En las recepciones de cada alojamiento verás un cartel con los animales que han visto durante el último safari de noche, así puedes hacerte una idea de lo que puedes ver. Habitualmente, se ven leopardos, elefantes, leones y animales nocturnos como la civeta o la jineta; entre otros. Nosotros hicimos un safari nocturno desde Lower Sabie en el que no fuimos muy afortunados, pero pudimos ver elefantes, conejos, hienas y el Thick-talled Bushbaby.

A continuación, te explicamos cada campamento que nosotros estuvimos y en qué carreteras tuvimos más éxito para ver animales. Ten en cuenta que lo que escribimos no es la biblia, los animales corren por el parque libremente y dependerá de la época, el tiempo y sus necesidades que se encuentren en un sitio u otro.

– CROCODRILE BRIDGE CAMP: Este campamento situado al sur del parque, se encuentra justo al lado del río Crocodile. Esta zona es famosa por su gran concentración de animales, sobre todo por ver manadas de leones y rinocerontes. Justo al lado del campamento, hay una de las puertas de entrada del parque, perfecto si vienes de Eswatini como era nuestro caso.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H4-2- Carretera principal asfaltada que va hasta el Lower Sabie Camp. A pesar de estar asfaltada, se pueden ver muchos animales a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde: leones, cebras, impalas, ñus, facóqueros…

S28- Carretera sin asfaltar que va del Crocodrile al Lower Sabie, muy recomendable para ver Wild dogs, guepardos, rinocerontes, jirafas…

S25 +S108 + H5 – Recorrido por la izquierda, primero siguiendo el río Crocodile donde podrás ver hipopótamos, elefantes, jirafas… Y si tienes suerte algunos leopardos, guepardos o wild dogs.

– LOWER SABIE CAMP: Este campamento situado también al sur del parque, a pocos kilómetros del Crocodile Bridge Camp, se encuentra junto al río Sabie. Para nosotros, es uno de los lugares que más nos gustó y tuvimos más suerte de ver animales. Se encuentra en una zona de gran concentración de guepardos, leones, elefantes, leopardos, hipopótamos… ¡un paraíso!

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H10- Carretera principal asfaltada que va hasta el Satara Camp. Se pueden ver muchos leones, guepardos, leopardos, wild dogs… En el lado de río, podrás ver cocodrilos, hipopótamos, muchos pájaros, búfalos, elefantes… que van a beber agua.

S29- Carretera sin asfaltar que bordea por la derecha, recomendamos el Mlondozi loop. Se pueden ver a menudo felinos.

S128- carretera sin asfaltar donde habitualmente se pueden ver wild dogs, leones y guepardos.

H4-1 – carretera principal asfaltada que va hasta el Skukuza Camp. En esta carretera nosotros vimos leones y también se pueden ver muchos leopardos.

– SKUKUZA CAMP: El Skukuza Camp es el mayor campamento de todo el Kruger. Normalmente hay mucha gente y se alojan grupos organizados. Hay muchas opciones de alojamiento (cabañas, huts, camping…). Nosotros recomendamos recorrer la zona de su alrededor, pero no alojarse en ella.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H4-1 +S21+S22+S114+H1-1- Itinerario muy cerca del Skukuza Camp que recomiendan hacerlo a última hora de la tarde por la posibilidad de ver todo tipo de animales, entre ellos elefantes, leones, búfalos…

H1-2 – carretera principal asfaltada que va de Skukuza hacia Satara. Se pueden ver normalmente muchos animales, sobre todo felinos.

S83- es conocida como el Marula loop, y nosotros vimos muchas hienas comiéndose un pedazo de cebra.

– SATARA CAMP: El Satara Camp es el campamento por excelencia si quieres ver felinos. Nosotros tuvimos mucha suerte y vimos a muchos leones, guepardos, leopardos… Aparte, es fácil ver a otros animales porque hay menos concentración de vegetación.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H1-3- Carretera principal que va de Lower Sabie a Satara. Aquí fue donde vimos más leopardos de todo el parque.

S100 +S41 + H6 + H1-3- Esta vuelta es la que nos dio más sorpresas. Vimos manadas muy grandes de leones, vimos guepardos con crías, encontramos leones machos cruzando toda la carretera… ¡un festival de felinos! A su vez, encontrarás otros animales como impalas, cebras, elefantes, babuinos, etc…

S126 + S36 + H7- Ésta es otra de las rutas recomendadas para ver felinos. En la H7 aparte, hay mucha gente que ve a wild dogs.

S40 + S12- pequeño loop que puedes hacer una vez estás en la carretera principal H7. Nosotros vimos leones peleándose con monos encaramados en un árbol. En Girivana Dam, normalmente hay también muchos animales que van a beber agua, ¡nosotros encontramos un montón de jirafas!

H10 (asfaltada) desde Lower Sabie dirección a Satara, es una de las más productivas en cuanto a avistamientos de felinos.

– OLIFANTS CAMP: Como dice el nombre, es una de las zonas donde se pueden ver más elefantes. Se encuentra situado junto al río Olifants y es el campamento con las vistas más bonitas de todo el parque. Aunque no te puedas alojar, recomendamos que vayas a disfrutar de sus vistas desde el restaurante.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H1-4 – carretera principal asfaltada que va de Satara a Olifants y Letaba.

S92 +S89+ H1-4+S127+S39+ H1-5 + H8- Vuelta circular para ver mucha variedad de animales.

S44 + S93 – Dos carreteras de tierra con muy buenas vistas junto al río Olifants. Podrás ver a muchos elefantes y manadas de búfalos.

– LETABA CAMP: Este campamento situado junto al río Letaba, es un buen sitio para ver elefantes y una gran concentración de pájaros. Nosotros no tuvimos mucho éxito en este campamento y no vimos demasiados animales. Si tiene pocos días, recomendamos que te centres más en la zona sur del parque donde seguramente, podrás ver más animales.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

H1-5- Carretera principal asfaltada que enlaza con la H1-4 hasta Satara. Vimos muchas hienas temprano en la mañana.

S62- Carretera de tierra alrededor del río Letaba muy bonita. Vimos grandes cantidades de elefantes, jirafas, búfalos y varios antílopes. Había mucha gente que hacía observación de aves.

S46 – Carretera de tierra que nosotros no tuvimos mucha suerte, pero hubo gente que vio leopardos.

– BERG-EN-DAL CAMP: Este campamento fue la gran sorpresa del viaje. Situado más al suroeste de los trayectos típicos del circuito turístico de dentro del parque, el paisaje cambia y se hace más montañoso. A su alrededor, se pueden ver wild dogs, rinocerontes, leopardos, elefantes, búfalos… Aconsejamos que, si tienes tiempo, te alojes aquí y así puedes hacer tranquilamente esta zona.

Carreteras destacadas por la facilidad de ver animales:

S25- Carretera que va de Crocodile a Berg-en-Dal, famosa por ver leopardos.

S114 + S121 + S120 + S110- Recorrido circular alrededor del campamento Berg-en-dal. Recomendamos llegar hasta la balsa de agua de Matjulu donde vimos un enfrentamiento entre elefantes y búfalos.

¿Cuántos días necesitas para realizar un safari por el Kruger NP?

Creemos que al menos tienes que pasar 3 noches/4 días dentro del parque. Aunque para nosotros, lo ideal es que estuvieras unas 4 noches/5 días para hacerlo de forma más relajada.

Hay diferentes opciones de recorridos que podrías hacer, aquí te dejamos algunos que creemos que haríamos nosotros si volviéramos:

– OPCIÓN 1: CROCODRILE BRIDGE (1 noche) – LOWER SABIE (1 noche) – SKUKUZA (1 noche) = 3 noches. Esta opción podría hacerse también haciendo dos noches en Lower Sabie y sacando la de Skukuza. Entrada por la puerta de Crocodile Bridge y salida por la puerta de Paul Kruger.

– OPCIÓN 2: CROCODRILE BRIDGE (1 noche) – LOWER SABIE (2 noches) – SATARA (1 noche) = 4 noches. Entrada por la puerta de Crocodile Bridge y salida por la puerta de Orpen.

– OPCIÓN 3: BERG-EN-DAL (1 noche) – LOWER SABIE (2 noches) – SATARA (1 noche) = 4 noches. Esta opción es la que más nos gusta. Después de la primera noche en Berg-en-dal, se podría visitar durante el día la zona de Skukuza o la de Lower Sabie en función de si tu entrada ha sido la puerta de Crocodrile Bridge o Paul Kruger, e ir a dormir a la noche siguiente en el Lower Sabie Camp. La salida sería por la puerta Orpen.

Si dispusieras de una noche más y pudieras hacer 5 noches en el Kruger, recomendaríamos añadir una segunda noche a Satara. Y si te gustan mucho los pájaros, la zona de Letaba, es una buena zona para visitar.

¿Safari por libre u organizado por una agencia?

En este parque, lo tenemos completamente claro: es mucho mejor y más económico hacer el safari por el Kruger por libre. Es el mejor parque para hacerlo, puesto que las carreteras se encuentran en muy buen estado, todo está muy bien señalizado y no necesitas un 4×4 para hacerlo. Cualquier tipo de coche puede acceder, aunque, por ejemplo, las autocaravanas sólo pueden circular por las principales carreteras asfaltadas.

Hacer el self-drive te permite abaratar los costes, puesto que la entrada al parque es barata comparada con otros parques de África y puedes compartir los costes de la gasolina, del alquiler del vehículo, seguro… entre los componentes del grupo. Si sólo eres una persona viajando sola, ésta no es la mejor opción ya que te va a salir mucho más cara. Luego sí que te recomendaríamos que tomaras un tour organizado o bien, que fueras a un campamento y de allí pudieras reservar safaris con 4×4 guiados.

Consejos para hacer un self-drive por el Kruger NP

– Conduce siempre a 50 km/h por la carretera asfaltada, aunque sea una recta interminable. Encontramos a la policía que hacía controles de velocidad y ponía multas, ¡así que vigila!

– No vayas rápido. Si vas rápido, asustarás a los animales y muchas veces no los verás. Es mucho mejor ir lento y cubrir distancias cortas. ¡Verás más animales de esta forma!

– Vigila los horarios. ¡Planifica tu recorrido para estar dentro el campamento a la hora que cierran!

– Sigue el horario del sol. Ten en cuenta que en las horas que se ven más animales es en la salida y en la puesta del sol. ¡Levántate a primera hora, cuando abra la puerta de tu campamento porque el despertarte temprano te compensará!

– Mira los paneles informativos de los campamentos: en cada campamento, encontrarás unos paneles con el mapa del parque donde la gente con imanes marca los puntos donde ha visto animales durante el día por colores. Hay muchos animales que son territoriales y puede que los encuentres por la misma zona.

– Descarga la aplicación para el móvil: Latest Sightings. Es una aplicación en la que la gente sube los lugares donde ha visto animales y se pueden añadir fotografías. Puedes consultarla durante el día y ver si en esa zona donde estás tú, hay otra gente que ha visto animales. Ten en cuenta que hay algunos puntos del parque donde no hay cobertura.

– Habla con la gente que vas encontrando por el camino. Ésta es la forma que más nos gusta y que tiene más éxito normalmente. Nosotros gracias al aviso de algunos coches, ¡vimos grandes animales! Ahora, ten en cuenta que compartir es vivir, así que tú si has visto algo, ¡también está bien que lo compartas con otros!

– La gente llama a gente. Es decir, cuando veas que hay coches parados en algún punto, es que han visto algo. Ve hacia allí y pregunta qué han visto.

– Cómprate el libro “Map&Guide” del Kruger Park que venden a todas las tiendas del parque en diferentes idiomas. Te ayudará a preparar la ruta y situarte por toda la red de carreteras del parque. ¡Nosotros lo compramos y nos fue muy bien!

Normas de seguridad durante tu safari por el Kruger NP

Tanto si viajas con tu propio vehículo como con un tour organizado, aquí te detallamos algunas de las normas de seguridad más importantes que debes seguir para disfrutar plenamente de tu safari. Son cosas de sentido común pero que a veces nos olvidamos. Éstas son:

– No alimentes a los animales. En ningún caso, des de comer a los animales, aunque sean pájaros o monos. Alimentarlos puede causar que se adapten a una dieta inadecuada y que se acerquen más violentamente hacia los humanos. Ellos están en la sabana africana y tienen sus propios medios y recursos para alimentarse.

– No salgas del coche ni te asomes por la ventana. Piensa que estás en plena vida salvaje y que los animales pueden estar más cerca de lo que te parecen. Los coches de safari suelen tener techos elevados donde te puedes poner de pie y observar mejor a todos los animales, pero no se te ocurra salir del coche para hacer una mejor fotografía al león, por ejemplo. A veces también conducirás por caminos llenos de arbustos, así que evita tener accidentes innecesarios sacando tu brazo por la ventana. En los parques nacionales, hay ciertas zonas de picnic protegidas donde sí estará permitido poder bajar del vehículo e incluso ir al baño.

– No hagas muchos ruidos y estate quieto. Piensa que, si los animales oyen ruidos, muchas veces desaparecen. Ellos están en su hábitat y nosotros debemos respetarlos. No pongas música ni hagas gestos para que se muevan, ya que por tu culpa puedes hacer que otros no disfruten del safari. Aparte, cualquier ruido puede asustar al animal provocando que se intente defender y ponga en peligro tu integridad.

– Está prohibido hacer volar drones. Esta práctica se está poniendo muy de moda en los últimos años, pero en esta sabana africana está totalmente prohibido a menos que tengas un permiso especial como por ejemplo la grabación de documentales.

– Cuando te acerques a los animales, no bajes del todo las ventanas del coche por seguridad. Nunca sabes cómo podrá reaccionar ese animal, así que mejor asegúrate de que no podrá entrar por ningún sitio. No te confíes tampoco en las zonas de picnic porque, en ocasiones, aparecen monos que, aunque tengas la ventana abierta un dedo, te intentan entrar para conseguir la comida.

– Si conduces por ti mismo, no salgas en ningún momento del camino establecido. En la entrada del parque te darán indicaciones de las rutas a seguir y muchas de ellas están marcadas con carteles. No te desvíes de la carretera porque muchas veces los animales se encuentran descansando debajo de los arbustos o camuflados en medio de las hierbas.

– Respeta los límites de velocidad y conduce poco a poco. Estás dentro de un parque en el que habitan muchos animales salvajes. Ve despacio; de esta forma te será fácil localizar más animales y no asustarlos.

– Cumple escrupulosamente los horarios de tu entrada. Las entradas a los parques suelen tener una duración de 24 horas. En el caso del Kruger, la entrada finaliza la tarde del último día que no tienes alojamiento dentro del parque. No alargues tu estancia de forma ilegal porque puedes llevarte una multa considerable. Si llevas armas de fuego, debes declararlas antes de entrar en el parque.

¿Dónde dormir? Tipos de alojamiento del Kruger NP.

Cuando se va de safari en el Kruger hay muchos turistas que prefieren estar fuera del parque para tener algo más de confort y lujo. Hay muchos lodges alrededor del parque, cerca de las puertas de entrada con distintos tipos de alojamiento. Sin embargo, nosotros recomendamos que te alojes dentro del parque porque es mucho más cómodo y podrás salir una hora antes de la apertura de puertas del parque para ir a ver animales.

Hay 12 campamentos principales que tienen gasolinera y tienda, pero no todos ellos tienen restaurante. Si te alojas dentro de alguno de ellos debes tener en cuenta que como máximo a las 9h debes abandonar el alojamiento y que a partir de las 14h debes hacer el check-in.

Hay diferentes tipos de alojamiento dentro de los campamentos, entre los que destacamos:

– Campamento: Lugares para caravanas o tiendas. La mayoría tienen electricidad (excepto Balule y algunos en Punda Maria). Los lugares de la parte inferior de Sabie tienen límites designados y grifos de agua propios.

– Cabana: Habitaciones individuales con cocina comunitaria e instalaciones de ablución comunitarias.

– Safari Tent: Dormitorios de tienda de lona permanentes en plataformas permanentes. Algunas cuentan con cocina comunitaria e instalaciones de ablución comunitarias, mientras que otras están totalmente equipadas y tienen decoraciones más lujosas.

– Bungalow: Habitaciones individuales con baño. Algunas tienen cocinas comunitarias, mientras que otras cuentan con cocina americana propia con equipamiento básico de cocina. Algunos bungalows tienen vistas perimetrales del río, mientras que otros se han actualizado al estatus de lujo.

– Cottage: Habitaciones individuales con salón, baño y cocina.

– Family Cottage: Viviendas múltiples con sala de estar, baño y cocina.

Reserva tu alojamiento a través de internet antes de tu llegada en la página web de SANPARKS. Allí, en el apartado “Where to stay?” será necesario que compruebes la disponibilidad de los campamentos que quieres estar y qué opciones de alojamiento hay libres. Hazlo con antelación, sobre todo si vas a ir durante temporada de vacaciones, ya que las plazas de alojamiento se agotan rápidamente. 

Además, podrás utilizar la nueva página de reservas que han creado (puedes clicarla aquí) previamente registrándote con un usuario. Hay gente que utiliza también el teléfono +27 (0)12 428 9111/ reservations@sanparks.org para formalizar la reserva.

Nuestra experiencia

Ahora, te explicaremos nuestra experiencia en el Kruger NP. Queremos dejar claro antes de nada que cada visitante tiene su propia vivencia y que ésta nunca se puede repetir igual porque los animales campan libremente por todo el parque nacional. Por tanto, éste sólo es un resumen donde explicamos lo que nosotros vivimos en propia persona, pero sabiendo que cada uno lo vivirá a su manera y que quizás podrá ver más animales o menos. ¡Eso es la gracia del juego del safari! Sin embargo, ¡seguro que el Kruger NP no te defraudará!

Nuestro día a día dentro del parque era el siguiente: nos levantábamos pronto por la mañana (las puertas muchas veces las abren a las 5h) para hacer un safari durante 3-4 horas y observar a los animales que, como todavía no hace mucho calor, suelen estar más activos. Después volvíamos al alojamiento y avanzábamos hacia el siguiente punto por diferentes caminos que teníamos marcado en el mapa. A veces, comíamos en el siguiente alojamiento donde descansábamos, u otras, hacíamos un picnic por el camino. Después, a partir de las 15-16h de la tarde, realizábamos el safari de tarde donde también es una buena hora para observar animales en acción antes de que se apague el día. Una vez llegados al alojamiento, cenábamos y íbamos a dormir pronto para volver a repetir el mismo horario al día siguiente. Sin embargo, ¡el día no se volvía nada rutinario porque cada día tenías nuevos animales y nuevas sorpresas!

Nosotros estuvimos en el parque durante 4 noches con la familia de Laia en noviembre de 2021; y después durante 3 noches el mismo mes con dos amigos, Joan y Berta. Como viajábamos con Wild Card, nos valía mucho la pena estarnos bastantes días dentro del parque disfrutando de la fauna salvaje. A continuación, os contaremos los momentos más destacados de todos estos días en el Kruger NP, ilustrándolos con algunas de las fotografías que hicimos y describiendo la experiencia que vivimos. Piensa que allí ver cebras, impalas, facóqueros y antílopes es lo más habitual. Nosotros cada día vimos a cientos. Pero, en cambio, otros animales eran más complicados de encontrarlos… ¿Te animas a leer nuestra experiencia?

Una familia de 12 leonas con sus cachorros que salieron del lecho del río poco antes de que cerraran las puertas del parque

Estábamos con Joan y Berta durante nuestro safari de tarde recorriendo la S100, cerca del campo de Satara. No teníamos mucha suerte cuando, al cruzarnos con un coche, nos dijeron que en la S41 habían visto un león macho. Faltaban aproximadamente 90 minutos para que cerraran las puertas, pero condujimos rápidamente hasta llegar a la carretera de la S41. El león macho estaba en el tercer cruce de río, pero justo antes de llegar allí vimos otros dos coches parados al fondo.  ¿Qué ocurría? Juan de repente gritó: – ¡Una leona! Del lado del cauce de un río empezaban a salir leones con sus cachorros. Salieron una docena, y nos quedamos allí quietos mirando cómo se acercaban. Algunos cachorros jugaban entre ellos, otro intentaba subirse a un árbol, mientras que la leona más grande era la que iba por delante liderando el grupo. Caían las primeras gotas de agua y ya sólo faltaban 45 minutos para que las puertas del parque cerraran. Así que después de quedar bien plasmados y emocionados con la cantidad de leonas que tuvimos delante (el león macho que nos dijeron no lo vimos), volvimos rápidamente hacia el Satara Camp contemplando una fantástica puesta de sol. De todas formas, todavía nos quedaba otra sorpresa por vivir…

Dos leones machos y una leona pasando por nuestro lado justo en la puerta del Satara Camp

Ese día de las 12 leonas, cuando ya estábamos en la H1-4, a unos cientos de metros de la puerta de Satara Camp, encontramos una fila de coches. Nosotros pensábamos que estaban haciendo cola para entrar en el campamento ya que faltaban pocos minutos para que las puertas cerraran. Pero nuestra sorpresa fue cuando, de repente, vimos que justo en medio de la carretera y junto a los coches avanzaban en fila india una leona y dos leones que, con la cabeza alta y bien majestuosas, caminaban y se acercaban a donde estábamos nosotros. Pasaron literalmente a menos de un metro de la puerta, y justo detrás de nosotros giraron para adentrarse hacia la sabana africana. El inicio de aquella tarde no era muy prometedor porque no habíamos visto muchos animales, pero al final todo cambió y habíamos visto una familia de 12 leonas con sus crías, y unos leones muy cerca de nuestro coche. ¡Qué manera de terminar el día!

Tres leones machos estirados en medio de la carretera que iba de Berg-en-Dal a Skukuza

Aquel día, con Joan y Berta, nos habíamos levantado en Berg-en-Dal, uno de los alojamientos situados en el suroeste del parque. Después de hacer un safari durante las primeras horas de la mañana, un coche nos avisó de que a pocos kilómetros de donde estábamos nosotros, en un desvío de la H3, había visto dos leones machos. Fuimos allí, y empezamos a recorrer ese camino. Por la ruta, encontramos otro vehículo que también estaba buscando a los animales. Después de un buen rato, nos desdijimos y continuamos nuestra ruta por la H3 dirección a Skukuza cuando, de repente, un coche de safari que venía delante de nosotros nos hizo señales para que nos apresuramos para ver algo. ¿Qué sería? Al cabo de nada, en una subida, teníamos justo delante de nosotros un león macho bien estirado en medio de la H3. Al fondo, se veían otros dos que estaban en medio del camino. El coche que teníamos delante avanzó junto a los leones, y continuó la marcha; pero nosotros nos detuvimos para observar la mirada de aquellos felinos que teníamos cerca de nosotros. Parecen que no tengan que hacer nada, ¡pero son unas bestias! Al cabo de un rato, se levantaron, caminaron por medio de la carretera y se adentraron hacia dentro de la sabana africana. Realmente, ¡son los reyes de la Selva!

Dos guepardos sentados en el suelo justo en medio de un camino cerca de Lower Sabie

Era nuestro primer día en el Kruger NP, con la familia de Laia. Entramos por Crocodile Bridge, y durante nuestra ruta hasta Lower Sabie, ellos quedaron impresionados por ver sus primeras cebras, los primeros antílopes y los primeros elefantes. Después de comer, empezamos a realizar nuestro primer safari de tarde. Justo cuando empezamos a recorrer la S28, en el fondo de la carretera vimos dos siluetas estiradas en medio del camino. En un primer momento, parecían dos hienas, pero cuando nos acercamos pudimos ver perfectamente que eran dos guepardos que estaban descansando en medio de la carretera. No había ningún coche a nuestro alrededor, así que nos acercamos un poco más hasta que se levantaron y empezaron a caminar por la llanura junto a la carretera. Ver un guepardo de cerca ya es complicado, así que ¡imaginaros encontrarse dos guepardos justo delante de ti durante tu primer día de safari!

Un león y una leona que de vez en cuando se levantaban para intentar atrapar a unos babuinos que se refugiaban en un árbol

Era el último día en el Kruger NP con la familia de Laia. Después de cuatro intensos días en el Kruger NP, tocaba despedirnos para descubrir la ruta del Panorama. Antes, ya cuando subíamos la carretera H7 dirección a Orpen Gate, un coche con una pareja de jubilados sudafricanos nos dijeron que habían visto dos leones en la S40. Fuimos hacia allí. Nos habían dicho que a unos 6-8 kilómetros los encontraríamos, pero nosotros no los veíamos. Al rato, nos cruzamos con un coche de safari que nos confirmó que a pocos cientos de metros había una pareja de leones (macho y hembra) bajo un árbol. Llegamos allí, y nos colocamos detrás de una fila de 3 vehículos más. Allí, debajo del árbol vimos la cabeza del león macho y el cuerpo de la leona mientras oíamos gritos de babuinos que avisaban del peligro a sus compañeros. De repente, la leona se levantó rápidamente y fue corriendo hacia uno de esos babuinos que subió a lo alto del árbol. La leona se quedó un rato y volvió a descansar bajo la sombra del árbol donde estaba el león macho. Esta escena se repitió unas cuantas veces, con los babuinos en lo alto del árbol que no se atrevían a marcharse hasta que, finalmente, la leona y el león se levantaron rápidamente corriendo hacia una zona interior de la que estábamos. Los babuinos de arriba del árbol pudieron bajar del árbol, pero no sabemos si hubo alguna víctima colateral durante la persecución de la leona y el león…

Un grupo de jirafas que paseaban por delante de nuestro coche, donde algunas bebían agua y otras se quedaban quietas mirándonos en Giriviana Dam

Justo después de la escena de los leones con los babuinos, volvimos atrás para acceder a la H7 hasta Orpen Gate. Cogimos la S12 que pasa por lado de Giriviana Dam y allí nuestra sorpresa fue encontrarnos cara a cara con un gran grupo de jirafas que estaban a ambos lados del camino. Algunas bebían agua, otras comían, y otras nos miraban atentas. De vez en cuando, pasaban delante de nosotros caminando y se intercambiaban las posiciones. Realmente estos animales son los más elegantes de toda la sabana africana. Nos quedamos boquiabiertos observando durante aproximadamente 30 minutos cada uno de sus pasos, de su estilo y de su belleza. ¡Uno de los animales preferidos de Laia!

Una familia de hienas durante nuestro safari nocturno en Lower Sabie

En Zambia, en el South Luangwa NP, hicimos un safari nocturno que nos encantó: allí, aparte de ver animales nocturnos, pudimos ver cómo un leopardo se preparaba para cazar a un grupo de impalas. El Kruger NP es uno de los otros parques nacionales africanos donde puedes realizar un safari nocturno. Así que decidimos que Lower Sabie sería nuestro sitio, ya que es una zona con bastante presencia de animales… Con Joan y Berta, subimos a un camión de safari y conducimos por la H4-1 a la búsqueda de animales. Nosotros, como estábamos sentados detrás de todo, éramos los encargados de mover los focos arriba y abajo para ir enfocando a los animales que íbamos encontrando. Sinceramente, no encontramos leopardos o leones, pero sí vimos jinetas, elefantes y una familia de hienas que estaba junto a la carretera. Hacer un safari nocturno en el Kruger NP lo recomendamos porque no es una actividad muy cara y es otra forma diferente de ver el parque y la fauna salvaje.

Una hiena a primera hora de la mañana junto a la carretera de Letaba Camp que se acercó al maletero de nuestro coche e intentó subirse.

Era el último día en el Kruger NP con la familia de Laia. Con Sílvia, su hermana, nos levantamos temprano para ir a hacer nuestro último safari de mañana. Pasaban aproximadamente pocos minutos de las 5h de la mañana cuando salimos de Letaba por la H9. Al cabo de unos metros, justo al lado de la carretera vimos una hiena. La teníamos cerca. Nos detuvimos y después de poco rato, otra hiena salió de en medio de los arbustos y avanzó hacia detrás de nuestro maletero. De repente, oímos como un golpe y como si estuviera intentando subirse al coche… ¡Arrancamos rápido!  Luego intuimos que había pasado. La noche anterior, mientras preparábamos los bikinis, se nos cayó un poco de líquido del envase del jamón dulce en el chasis del coche. ¡Seguramente, la hiena lo habría olido y por eso quería comerse parte de nuestro coche!

Un gran grupo de búfalos que nos encontramos en medio del camino a la zona norte de Letaba

En Letaba no encontramos gran cantidad de felinos. Y, ¡mira que el terreno, cerca del río y con árboles, era ideal para leopardos! Estuvimos recorriendo la S62 dirección al mirador de Engelhard. Paramos en el mirador de Mantambeni donde vivimos agradables sorpresas, y al volver después del safari de tarde hacia nuestro alojamiento, en medio del camino que habíamos pasado quizás hacía 40 minutos encontramos una gran manada de búfalos. ¡Era la primera vez que con la familia de Laia los teníamos tan cerca! No querían apartarse del camino y había muchísimos. De hecho, dicen que estos animales son muy territoriales, así que avanzamos lentamente y finalmente pudimos proseguir la ruta hasta llegar a Letaba.

Un guepardo con dos crías que estaban jugando con la madre, alejadas de la carretera, cerca de Satara

La S100 de Satara era una de las carreteras más marcada de animales cuando llegamos el día anterior al alojamiento. Así pues, al día siguiente por la mañana decidimos hacer un safari pronto para realizar una ruta por allí. Avanzamos observando diferentes antílopes, cebras, elefantes y babuinos… pero no encontrábamos ninguno de los grandes felinos. Cuando ya volvíamos por la misma carretera hacia Satara a desayunar, encontramos un par de coches parados en medio del camino.  Miraban con los prismáticos hacia su izquierda. Cogimos los nuestros, y desde la distancia pudimos observar cómo una madre guepardo jugaba con sus dos crías. Estaban lejos para verlas a simple vista, ¡pero con los prismáticos se veían muy bien! Finalmente, el safari de mañana por la S100 había dado sus frutos.

Un rinoceronte que caminaba tranquilamente al otro lado del río donde nos encontrábamos nosotros

Con Joan y Berta, el día que vimos a los leones estirados en medio de la carretera de la H3, también vimos a uno de los otros animales más difíciles de ver en el Kruger. Justo al lado de la carretera y del río donde nos encontrábamos, encontramos un rinoceronte que caminaba tranquilamente. Nos extrañó ver que no tenía cuerno, pero enseguida lo entendimos: el cuerno de este animal es el tesoro más preciado por los cazadores furtivos. Si no tenía cuerno, los cazadores ya no tendrían tantos incentivos para atraparlos. Debido a la lacra de la caza furtiva que afecta a muchos parques nacionales, no encontrarás en ningún sitio la ubicación exacta de los rinocerontes para protegerlos de estos cazadores, y así poder mantener viva a esta especie que está en peligro de extinción.

Un leopardo tumbado justo bajo un árbol entre Crocodrile Bridge y Berg-en-Dal

Era el primer día en el Kruger NP con Joan y Berta. Después de levantarnos temprano y entrar por la Crocodile Bridge Gate, fuimos hasta Lower Sabie donde vimos a nuestros primeros animales. Como esa noche teníamos la reserva en Berg-en-Dal, avanzamos por la S25 dirección hacia allí. Después de unos kilómetros tranquilos, encontramos varios coches parados. Cuando los ves así, significa que cerca está ocurriendo algo. Reducimos la velocidad ya nuestra izquierda, justo debajo de un árbol había un leopardo sentado que miraba la situación. Nos quedamos un buen rato porque estos animales cuesta mucho verlos y, más, de tan cerca. Se asustan muy rápido de cualquier ruido, pero aquél parecía tranquilo. Se levantó unas cuantas veces, pero sólo daba vueltas a la sombra del árbol que tenía justo debajo. Los coches que venían de cara nos preguntaban qué veíamos, y cuando les decíamos con voz baja que había un leopardo, ¡hacían una cara de sorpresa que giraban el coche para encontrar una buena posición para verlo!

Dos leopardos copulando bajo un árbol, muy cerca de la carretera que iba de Skukuza a Satara

Habíamos salido de Lower Sabie dirección a Satara, pasando por Skukuza. Aquel día no teníamos mucha suerte, y aparte de los animales de siempre (jirafas, elefantes, cebras, antílopes…), no habíamos visto mucho. Habíamos recorrido la S83, y nos paramos a comer en el área de picnic de Tshokwane. Allí comimos y compramos algo de beber por la tarde. En la tienda, un hombre nos dijo que había visto tres leopardos junto a la carretera un poquito más arriba, en la H1-3. Subimos rápido al coche, y avanzamos hasta encontrar un par de coches parados. A nuestro lado, al otro lado del río, había dos leopardos que estaban sentados bajo un árbol. Estaban allí que parecía que descansaban, pero era extraño ver a dos adultos juntos… De repente, el leopardo macho se levantó y fue a dar vueltas ante el leopardo hembra hasta que la copuló por detrás. ¡Los coches que teníamos se habían marchado hacía unos minutos, así que se habían perdido aquella escena digna de ser retransmitida por el National Geographic! Más adelante, encontramos al otro leopardo que nos faltaba, que estaba descansando sobre el tronco de un árbol, quizá esperando que la escena romántica entre los otros dos terminara…

Un gran grupo de elefantes con crías que pasaron justo delante de nuestro coche cerca de Lower Sabie

Los elefantes son el animal preferido de Esteve. Son unos animales que tienes que ir con cuidado, porque son territoriales y si se enfadan te pueden destrozar el coche. De todas formas, su majestuosidad, su actitud dentro del grupo y su grandiosidad lo convierten en uno de los animales más fotografiados de cualquier safari. En el Kruger NP, vimos muchísimos… Con la familia de Laia, una vez pasaron justo delante de nosotros un grupo de elefantes con crías que nos dejaron con el corazón helado. Debíamos estar todos en silencio, con el motor apagado esperando que pasaran y que no se giraran. Sólo se dio la vuelta uno de los pequeños, que levantó las orejas hacia nosotros pero que afortunadamente, siguió avanzando hacia dónde estaba la madre. Ver elefantes es fantástico, ¡pero también te deja muchas veces sin palabras porque son unas bestias gigantes!

Un grupo de hienas que se peleaban entre ellas por un pedazo de carne de cebra cerca de Skukuza

Después de ver a los leones machos de la H3 en medio de la carretera, continuamos nuestra ruta dirección a Skukuza desviándonos por la S112. Por esa zona, encontramos un coche parado que miraba hacia un lado donde había agua. Nosotros, desde el lugar donde estábamos, no veíamos nada, pero al cabo de pocos segundos vimos cómo una hiena se asomaba. Luego, otra y, finalmente, vimos lo que estaba pasando. Había un trozo de carne de cebra y diferentes hienas que se peleaban por comer. Era increíble oír el ruido de su aullido. Berta, que las sabía imitar muy bien, hizo un momento el mismo aullido y éstas contestaron. Parecía que hablábamos con ellas. Una, finalmente, se acercó y pasó delante de nuestro coche, pero no nos hizo caso y continuó hacia el otro lado del camino… ¡Una experiencia sonora y visual fantástica!

Un rinoceronte caminando temprano por la mañana entre Lower Sabie y Crocodrile Bridge

Después de nuestra primera noche en Lower Sabie con la familia de Laia, fuimos con Sílvia a hacer un safari de mañana. Sabíamos que la carretera S28 y la H4-2 son buenas rutas para ver animales en acción de buena mañana, así que fuimos para ver qué encontrábamos. Bajando por la S28, Laia, que ya tenía la vista acostumbrada a safaris de otros parques nacionales durante nuestra ruta a África, vio junto a la carretera a un rinoceronte. Estábamos solos, observando cómo aquel animal comía… ¡Uno de los animales más difíciles de encontrar en el Kruger! Todos los coches se pararon, y pudieron observar también al animal que se camuflaba entre los distintos arbustos.

Un águila comiendo una mangosta (o algo parecido) en Berg-en-Dal

Habíamos llegado ya a Berg-en-Dal donde pasaríamos la noche con Joan y Berta, su primera noche en el Kruger NP. Esa zona es conocida por ser zona de rinocerontes y por tener un paisaje más montañoso que lo convierte en un lugar bastante curioso dentro del Kruger NP. Nosotros, aquella tarde, avanzamos hacia el norte del alojamiento, siguiendo la S110, cuando al cabo de aproximadamente un kilómetro, después de una subida, vimos un águila cómo estaba comiendo algún animal. Parecía ser una mangosta, y es que en el Kruger NP de águilas hay muchísimas y también deben alimentarse. Ver cómo la mangosta (o aquel animal que no identificábamos porque ya estaba bien troceado) entraba por dentro ese pico era increíble.

Un grupo de elefantes que echaba a toda una manada de búfalos en la balsa de agua de Matjulu

Justo después de ver el águila comiendo la mangosta, seguimos por la S110 hasta llegar a la balsa de agua de Matjulu. Allí había algunos coches que contemplaban cómo una gran manada de búfalos estaba descansando en ese prado donde había una balsa de agua. Algunos estaban refrescándose dentro, otros comían fuera, otros estaban estirados, y algunos caminaban hacia adentro la montaña. Al cabo de unos minutos, de repente, vimos como tres elefantes (que parecían una familia de una madre con dos crías) se acercaban corriendo hacia la balsa de agua echando a unos cuantos búfalos que huyeron de allí. Algunos se quedaron quietos desafiando a los elefantes, pero éstos consiguieron poder echar a la mayoría para tener espacio para beber agua. ¡Parece mentira cómo tres elefantes podían con toda esa manada de búfalos!

Nueve cocodrilos fuera del agua en el mirador de Mantambeni

Durante nuestro último safari de tarde con la familia de Laia decidimos recorrer parte de la S62, al norte de Letaba. Aquel terreno era ideal para poder ver leopardos, pero a pesar de acercarnos a todos los árboles que encontrábamos cerca del río, nosotros no vimos ninguno. Avanzamos hasta el mirador de Mantambeni, donde bajamos del vehículo y desde la estructura de madera pudimos observar distintos animales que había en el río: había unos hipopótamos jugando que se perseguían dentro del agua; otros que estaban inmóviles descansando; había también diferentes aves; y también vimos nueve cocodrilos juntos fuera del agua. ¡Sí, sí, lo han oído bien! ¡Nueve cocodrilos! Era impresionante poder observar esa fauna salvaje desde allí en el mirador. Justo cuando marchábamos, oímos un ruido justo debajo de las maderas donde también llegaba el agua. Escondido entre las hierbas, había un hipopótamo que estaba camuflado y que no lo habíamos visto… Parar en los miradores es una buena manera de ver a los animales desde otra perspectiva y también de estirar las piernas en un sitio seguro.

Dos águilas reales africanas en el Kruger NP

El Kruger NP también destaca por ser un parque nacional con una gran presencia de pájaros. Nosotros vimos a mucha gente local que visitaba el parque para poder ver diferentes especies de aves. De todas formas, nosotros no éramos unos grandes expertos de la ornitología. ¡Pero sí vimos muchos pájaros! Algunos revolcándose por el suelo; otros cazando; buitres; marabús; lechuzas e incluso, águilas reales. ¡Nosotros vimos muchísimas águilas, como por ejemplo estas dos reales africanas que estaban juntas descansando en un árbol!

Una presa sobre un árbol entre Lower Sabie y Satara

Era el segundo día en el Kruger NP con la familia de Laia. Aquella mañana, con Sílvia habíamos visto rinocerontes y leones; y el día anterior, por la tarde habíamos visto dos guepardos. Ahora, íbamos hacia el leopardo. Sílvia se había apostado que si lo encontrábamos nos daba su iPhone, así que nos pusimos en serio en busca de este animal que tan cuesta de ver porque se camufla muy bien. Fuimos de Lower Sabie hacia Satara pasando por la S29 y después cogiendo la S122. Allí, un coche nos dijo que en lo alto de un árbol había visto una presa de algún animal, seguramente un leopardo. Condujimos hasta allí, y vimos un coche de matrícula sudafricana donde una pareja de jubilados estaba comiendo esperando que el propietario de aquella presa se acercara para comérsela. Nosotros estuvimos un buen rato también. La presa, que parecía un antílope, estaba en lo alto de un árbol y era la caza de un leopardo que tenía la comida asegurada. El leopardo seguramente estaba descansando en una zona que no podíamos verle. A pesar de esperar durante más de 20 minutos si se acercaba el felino, no tuvimos suerte y proseguimos nuestra ruta. Finalmente, no conseguimos el móvil de Silvia pero estuvimos muy cerca, con esta presa de leopardo.

Dos hipopótamos jugando a perseguirse en la balsa de Nsemani

Justo cuando ya nos despedíamos del Kruger NP con Joan y Berta y después de nuestro safari de mañana por la zona de Satara, avanzamos por la H7 hasta llegar a la balsa de Nsemani. Allí, siempre hemos visto hipopótamos; pero esa vez había dos que estaban muy juguetones. No sabemos si estaban en celo y si era una pareja en época de reproducción, pero salían del agua corriendo con sus patas gordas y bajas, y volvían a entrar; daban una vuelta a los arbustos y volvían al agua; nadaban uno tras otro… Parecía como si el macho persiguiera la hembra. ¡Una escena muy cómica, pero a la vez muy salvaje antes de decir adiós al Kruger NP!

Dos jirafas haciéndose caricias en la S122

Después de ver que el leopardo no iba a buscar la presa que habíamos visto en la S122, seguimos la ruta. Pudimos ver diferentes animales como cebras, facóqueros, impalas, elefantes y jirafas. Estas últimas las vimos en una escena muy tierna. Dos jirafas que estaban más separadas del grupo jugaban a hacerse caricias con la lengua y la cabeza (no se peleaban porque no se echaban golpes de cuello como se hacen normalmente cuando se enfadan los machos). La jirafa macho rodeaba a la hembra y le iba haciendo caricias hasta que en un momento decidió montarla. Sin embargo, la jirafa hembra se marchó rápidamente y aquella escena de amor de caricias muy bonitas y tranquilas se acabó.

Categories: SUDÁFRICA
Etiquetes:
SUDÁFRICA: Tips para la conducción

SUDÁFRICA: Tips para la conducción

Aquí tienes algunos consejos que pueden ser útiles para viajar a Sudáfrica en coche: En Sudáfrica se conduce por la izquierda, como en Inglaterra. Al principio, te sientes extraño pensando que lo estás haciendo mal en todo momento, pero te habitúas fácilmente....

leer más
SUDÁFRICA: Curiosidades

SUDÁFRICA: Curiosidades

- ¿Sabías que Sudáfrica es el país con más lenguas oficiales del mundo? Debido a su diversidad de etnias y culturas, Sudáfrica también es conocida como la nación del arco iris. Tras la abolición de las políticas del apartheid, la nueva Constitución Sudafricana decidió...

leer más
SUDÁFRICA: Los pingüinos africanos

SUDÁFRICA: Los pingüinos africanos

Los pingüinos viven sobre todo en el hemisferio sur menos una especie, el pingüino de las Galápagos que vive más arriba del ecuador. Estos animales tan simpáticos que conocemos por las imágenes del National Geographic viviendo sobre el hielo de la Antártida, tienen...

leer más
SUDÁFRICA: Información práctica y sus imprescindibles

SUDÁFRICA: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Pretoria, Ciudad del Cabo y Bloemfontein Superficie: 1.219.090 km2 Habitantes: 58.775.000 habitantes (2019) Densidad población: 48,21 habitantes por km2.  Idiomas: Sudáfrica es uno de los países del mundo con más idiomas oficiales en su constitución....

leer más
SUDÁFRICA: Tankwa Karoo NP

SUDÁFRICA: Tankwa Karoo NP

Tankwa Karoo NP es un lugar en el que se para el tiempo. El silencio invade todo el paisaje y sólo el viento es capaz de romper ese momento donde se detiene el reloj y te encuentras tú, las montañas y el desierto. Este parque nacional alejado de las rutas habituales,...

leer más
SUDÁFRICA: La Ruta de los Vinos

SUDÁFRICA: La Ruta de los Vinos

La Ruta de los Vinos es una actividad muy interesante a realizar si te encuentras en la zona de Ciudad del Cabo. Con unos paisajes impresionantes, entre montañas, ríos y valles, encontramos una región donde el viñedo es el principal cultivo. Allí, es donde se produce...

leer más
SUDÁFRICA: El Cabo Buena Esperanza y sus alrededores

SUDÁFRICA: El Cabo Buena Esperanza y sus alrededores

Ciudad del Cabo es una ciudad multicultural, cosmopolita y con una gran diversidad de actividades que se pueden realizar visitando los diferentes puntos emblemáticos de la ciudad así como, desplazándote a pocos kilómetros de ella. Es una ciudad que pese a sus...

leer más
SUDÁFRICA: Ciudad del Cabo

SUDÁFRICA: Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo es una de las ciudades más bonitas del sur de África. Considerada la segunda ciudad más poblada del país después de Johannesburgo (si quieres leer nuestra experiencia allá, puedes clicar aquí); es la capital legislativa de Sudáfrica y donde se...

leer más
SUDÁFRICA: La Ruta del Jardín

SUDÁFRICA: La Ruta del Jardín

La Ruta del Jardín es una de las rutas más bonitas de todo el mundo. Transcurre junto a una de las costas más espectaculares del continente, la costa sudafricana, donde podrás disfrutar de bonitos y variados paisajes en los más de 700 kilómetros que forman esta ruta....

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario