KENYA: Mombasa y la costa de Kenia

africanlanders

septiembre 28, 2021

La costa de Kenia es una de las zonas más espectaculares del país. Ha sido uno de los puntos más estratégicos de la historia de África Oriental. Desde allí, salían muchas caravanas de exploradores para adentrarse en África interior. Son muchas las potencias que se han peleado por esta zona: primero, con el descubrimiento de los portugueses en el siglo XVI; posteriormente, con la influencia de los sultanes omaníes; y luego bajo colonización inglesa con la llegada de población india y, más al norte, con la colonización italiana de Somalia. Tener el control de la costa significaba tener poder para controlar todo el tráfico de mercancías y el acceso a uno de los lugares más vírgenes de ese momento, como era el interior del continente.

Por ello, en la costa encontramos diferentes signos de la historia pasada de esta colonización. Por ejemplo, algunos fuertes como el fuerte Jesús de Mombasa o el fuerte de Lamu (aquí podrás leer sobre la interesante historia de una de las islas más estratégicas del océano Índico); alguna mezquita en primera línea de mar como el Kongo Mosque; algunas ruinas de poblados swahilis como Gede; y alguna línea de transporte como el Lunatic Express que salía de Mombasa dirección a la actual Uganda y que servía para el transporte de mercancías del interior del continente en el mar, para luego ser exportado a las principales potencias mundiales.

Ruinas de Gede

En la costa también se puede disfrutar de muchos parques marinos con barreras de coral, como Watamu o al Kisite NP. Aparte, encontramos playas kilométricas de arena blanca, bahías como el Mida Creek que se encuentran dentro de la península formando un paisaje de manglares y aves muy bonitos, e islas como Wasini y Lamu que aún mantienen la hospitalidad y el carácter swahili de sus antepasados.

Kisite NP.

Por todo ello, recorrer la costa de Kenia es una de las actividades que no te puedes perder si viajas allí. Es un paisaje y una cultura diferente a los animales o los poblados que encuentres en el interior del país; con muchas actividades que hacer.

Nosotros recorrimos sin ningún tipo de problema toda esta parte con transporte público, mientras esperábamos nuestro coche que llegaba en el puerto de Mombasa. Si quieres saber más sobre los medios de transporte público que tomamos, puedes clicar aquí.

Interior de un matatu dirección a Mombasa.

A continuación, os detallaremos los principales destinos que visitamos; teniendo en cuenta que la experiencia de los 5 días que estuvimos en la isla de Lamu la puedes leer en este otro artículo.

Playa de Tiwi.

MOMBASA

Mombasa es la segunda ciudad más importante de Kenia. Con una población de alrededor de 1.200.000 habitantes, había sido la antigua capital del país pero al año 1963, el año de la independencia del país, fue delegada por Nairobi. Está situada frente al océano Índico, siendo su puerto uno de los más importantes y con más tráfico de África Oriental.

Vista del Fuerte Jesús desde la riba de Mombasa.

En realidad, Mombasa es una isla que está conectada a la península por medio de diferentes puentes y también por un ferry donde cruzan diariamente miles de personas que van a trabajar en la ciudad. En cuanto a la seguridad, en ningún momento nosotros nos sentimos inseguros pero sí que tienes que tomar ciertas medidas como no caminar durante la noche por las calles interiores del casco antiguo o guardar bien tus pertenencias.

Mombasa es una ciudad frenética que ha sido refugio de muchas culturas (portugueses, árabes, indios y swahilis). Esta mezcla ha dado mucha vida a la ciudad, con sus tuk-tuk y una decadencia encantadora de una de las ciudades históricas más importantes de la costa oriental de África que te recomendamos que no dejes de visitar.

Mombasa, también conocida como la ciudad azul y blanca.

¿Cómo llegar?

Mombasa es una gran ciudad que dispone de aeropuerto internacional: el Moi International Airport. Está situado en las afueras de la ciudad, en un trayecto alrededor de 40 minutos en Uber desde el centro la ciudad, que nos costó 600 KSH. Desde allí, salen diariamente vuelos nacionales hacia Nairobi, Kisumu (Lago Victoria) o Lamu entre otros; aparte de algún vuelo internacional con Ethiopian Airlines o desde Frankfurt (Alemania).

También puedes llegar en autobús desde Nairobi o desde Dar Es Salaam (Tanzania). Nosotros llegamos con Tahmed Express desde Tanga (Tanzania) cruzando la frontera por Lunga Lunga. Otras compañías que realizan trayectos de larga distancia son Modern o Coast Bus.

Llegada a Kenia con Tahmed Express Bus.

Otra forma de llegar es con matatus, uno de los transportes más habituales en Kenia (si quieres saber más sobre los medios de transporte que cogimos el país, clica aquí). En este caso, hay varias estaciones repartidas por toda la ciudad. Si vienes de la zona norte (Malindi, Watamu o Kilifi), el matatu te dejará en la estación de Buxton situada justo después del puente de Nyali (y desde donde también podrás coger los matatus que viajan hacia el norte de la costa ). Si vienes de la zona sur (Diani Beach, Shimoni, Lunga Lunga), el matatu te dejará en la estación de Likoni, desde donde deberás coger el ferry (que es gratuito y que dura 5 minutos) para llegar a la gran ciudad de Mombasa.

Ferry de Likoni.

De todos modos, antes la manera más romántica de llegar a Mombasa era con el Lunatic Express, una línea de tren que construyeron los británicos en el siglo XIX para unir la capital de Mombasa con su protectorado de Uganda. Por ello, enviaron muchos trabajadores indios de la colonia que ya estaban acostumbrados al trabajo forzado para la construcción de esta línea ferroviaria. De ahí llegaron una gran cantidad de indios, algunos de los cuales se establecieron en la ciudad. Esta línea de tren cruzaba alguna de las zonas con más presencia de fauna salvaje como el Tsavo. En muchos escritos, se indica como muchos trabajadores eran comidos por los animales, y como muchos tenían miedo de trabajar allí por el temor de los animales salvajes. La solución fue matar a los diferentes animales que se encontraban en la zona que actualmente conocemos con Tsavo y que es el parque nacional más grande de Kenia. Con el Lunatic Express podías cruzar lentamente el parque y observar diferente fauna salvaje desde las ventanas de tu asiento.

El antiguo Lunatic Express.

Ahora, con la ayuda del gobierno chino, se ha modernizado el transporte ferroviario, se han adquirido nuevos trenes y se han construido diferentes estaciones, entre las que se encuentra la estación central de Mombasa situada en Miritini, a unos 40 minutos a las afueras de la ciudad. Por lo tanto, si viajas a Nairobi en tren, por ejemplo, tendrás que ir a esta nueva estación y coger los nuevos trenes que son más modernos.

Actual estación de tren de Miritini, a las afueras de Mombasa.

¿Qué hacer en Mombasa?

Mombasa, al ser la principal ciudad marítima de Kenia y la segunda ciudad del país, tiene una historia muy interesante detrás. Ahora, la ciudad guarda ciertos aires de decadencia con el pasado que la hacen muy especial. Las principales actividades que recomendamos son:

Uhuru Gardens y la avenida de marfil

Estos jardines se encuentran situados en la Moi Avenue, a unos 10 minutos andando del casco antiguo de la ciudad. Son unos jardines ideales para descansar en una sombra durante las calurosas horas de sol del mediodía, mientras observas una gran cantidad de murciélagos que vuelan durante día y noche por encima de los árboles del parque.

Además, aquí podrás hacer una de las fotos más icónicas de la ciudad de Mombasa: fotografiar los dos marfiles que están situados a ambos lados de la avenida y que dan entrada a la antigua ciudad de Mombasa. Éstos se construyeron en 1956 para conmemorar la visita de la princesa Margarita cuando Kenia todavía estaba debajo del protectorado británico.

Los marfiles de la Moi Avenue y los Uhuru Gardens a su izquierda.

– Recorrer las calles del Casco Antiguo

Mombasa es una mezcla muy interesante de cultura india, árabe y swahili. Recorriendo el casco antiguo de la ciudad podrás ver hombres que toman el té en la calle mientras charlan tranquilamente; establecimientos de kebabs y shawarma al aire libre; mezquitas y templos de diferentes religiones; edificios coloniales como el White House; alguno de los primeros hoteles que tuvo Kenia como el Africa Hotel; la antigua plaza de las aduanas que era uno de los puntos más importantes comercialmente de la antigua Mombasa; y pasear por muchos callejones mientras observas las diferentes fachadas de los edificios y las grandes puertas y sientes el claxon y el ruido del gran número de tuks-tuks que pasan por la isla de Mombasa.

Mombasa.

Si quieres, puedes hacer el recorrido en solitario (nosotros seguimos los puntos de interés de la aplicación Maps.me) o contratar un guía por un precio alrededor de 1.000 KSH. Éstos los encontrarás alrededor del Fuerte Jesús.

Recorriendo el Casco Antiguo de Mombasa.

Visitar el mercado de las especies

En el mercado de Mackinnon, situado justo en la frontera entre el casco antiguo y la principal avenida que cruza de norte a sur la ciudad (la Mombasa Road), encontrarás diferentes stands y puestos de frutas, verduras y especies. En otro pabellón, podrás ver el mercado de la carne y también, a su alrededor, visitar cientos de puestos con ropa y diferentes artículos del hogar. Es un buen punto de partida para empezar a recorrer el casco antiguo de la ciudad. De todos modos, no esperes un gran mercado como los de la medina de Fez (Marruecos) o el de Addis Abeba (Etiopía). Piensa que si quieres tomar fotografías, antes deberás pedir permiso.

Mercado de Mackinnon.

– Visitar el Fuerte Jesús

El Fuerte Jesús es una fortaleza que se encuentra frente al mar que fue construida por los portugueses a finales del siglo XVI. Sirvió para proteger los portugueses de los diferentes ataques que recibían desde el mar y la ruta comercial que iba de Mombasa a la India. Más tarde, cuando éstos fueron expulsados ​​por los árabes y al cabo de unos siglos pasó bajo dominio del protectorado británico, se convirtió en una prisión.

A día de hoy, es un museo donde puedes informarte sobre la historia de Mombasa y ver diferentes elementos de guerra utilizados durante los siglos anteriores. Esta fortaleza, declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO, es una de las fortificaciones militares mejor conservadas del siglo XVI. El coste de la entrada es de 1.200 KSH.

Fuerte Jesús.

Ver la puesta de sol desde algunos de los miradores marítimos del casco antiguo

Entre el fuerte Jesús y la plaza de aduanas, encontrarás diferentes miradores donde la gente local se junta para charlar, para darse un baño en las movidas aguas del canal de Mombasa o para disfrutar de las vistas hacia la península de la zona de Nyali. Nosotros os recomendamos que descanséis en el mirador que se encuentra junto al Mombasa Club, un recinto privado donde durante el protectorado británico era alojamiento de la clase rica colonizadora y ahora se ha convertido en un espacio donde podrás nadar en su piscina y tomar alguna cosa.

Desde este mirador del lado del Club (no hace falta acceder a dentro), podrás ver el Fuerte Jesús y adolescentes bañándose en la orilla. Un buen lugar para despedirse del casco antiguo de una de las ciudades más históricas de África Oriental.

Mirador en el paseo marítimo del casco antiguo de Mombasa.

¿Dónde dormir?

Coast Safari Hotel: Situado a pocos minutos andando del casco antiguo y detrás de un centro comercial situado a pocos metros de donde te dejan las principales líneas de autobuses como Tahmed Express, ésta fue nuestra opción de alojamiento mientras estábamos en Mombasa. Dispone de habitaciones con mosquiteras y baño privado; y de un restaurante donde podrás hacer alguna comida y disfrutar de tu desayuno. Te recomendamos que cojas alguna habitación de los pisos superiores para alejarte del ruido de la calle aunque, al no tener ascensor, te tocará subir escaleras. Tiene seguridad, wifi y una muy buena localización. El precio de la habitación es de 1.400 KSH por noche y habitación. Si quieres reservar puedes llamar al 00254717357458; aunque nosotros fuimos sin reserva y siempre suelen tener habitaciones disponibles.

Fachada exterior de nuestro alojamiento en Mombasa.

Regency Park Hotel: Situado entre las principales avenidas de Moi Avenue y Haile Selassie Road, este hotel ofrece restaurante y habitaciones a un precio bastante económico. Se encuentra ubicado a pocos minutos del casco antiguo y dispone de wifi. Para más información, puedes llamar al +254 729 555 587.

Tulia House Backpackers: Situado en la zona de Nyali, ya fuera de la isla de Mombasa, ésta es una buena opción por si quieres estar más tranquilo del bullicio de la ciudad y cerca de alguna de las playas para bañarte. Dispone de lugares de acampada, dormitorios y habitaciones privadas, aparte de wifi, zonas comunes y piscina. Los precios oscilan alrededor de 24 euros la habitación doble privada. Para más información, clica aquí.

¿Dónde comer?

En la ciudad de Mombasa encontrarás muchísimas opciones para comer. Desde empresas de fast food, comida callejera, restaurantes indios, comida swahili y lugares árabes. Nosotros te recomendamos:

Tarboush Restaurant: Restaurante situado en el casco antiguo de la ciudad y donde podrás disfrutar de buenos shawarma. Local que se llena fácilmente de gente y que tiene una terraza en la calle. Nosotros comimos por 3.50€ cada uno (Shawarma y patatas masái).

Camel Inn Restaurant: Situado justo al lado del Fuerte Jesús y del Mombasa Club, tiene una tranquila terraza donde puedes tomar un zumo o un smoothie o comer alguno de sus platos. Se puede pagar con tarjeta de crédito, y es un buen lugar para relajarte después de caminar por el casco antiguo o desconectar en alguno de los miradores de la ciudad.

Restaurant Baraka: Restaurante de comida local situado también en el barrio antiguo, dirección al Fuerte Jesús. Dispone de buffet donde podrás escoger diferentes platos, desde arroces, carnes o pescado. Nosotros hicimos un arroz con pollo por 5 euros. Se puede pagar también con tarjeta de crédito.

La Tusker es una de las cervezas más famosas de Kenia.

WATAMU

En el norte de la costa de Kenia encontramos la ciudad de Malindi, una ciudad de colonia europea y donde la visita al mercado del casco antiguo es muy interesante. De influencia italiana, allí era el punto donde en principio se había de establecer la frontera entre Kenia y Somalia. Los ingleses y los italianos acordaron que establecerían la frontera en el lugar donde había un pilar, que supuestamente era el que construyó siglos antes Vasco de Gama en Malindi, pero los ingleses se apresuraron a construir un pilar más al norte y allí es donde finalmente se marcó la frontera entre los dos países.

Justo a 10 minutos al sur de Malindi encontramos la población de Watamu, una población turística con gran presencia de italianos que destaca por tener uno de los mejores parques marinos de la costa de Kenia y una de las playas más bonitas.

Playa de Watamu.

En esta zona, sin embargo, no todo se limita al mar. Podrás también hacer diferentes recorridos históricos y ver otros paisajes diferentes que se encuentran situados en la parte norte de la costa de Kenia.

Ruinas de Gede.

¿Cómo llegar?

Para llegar a Watamu, la mejor opción es tomar un matatu de la Buxton Station de Mombasa (situado junto al puente de Nyali) y viajar en un trayecto entre 2-4 horas hacia el norte, dependiendo del tipo de transporte que cojas. Si quieres ir rápido, puedes coger el matatu express que va hasta Malindi, y bajar en el desvío que va hacia Watamu (y que se encuentra a unos 5 kilómetros del centro de la población). En este caso, el coste será de 550 KSH por persona más 50 KSH que te costará un piki-piki o un tuk-tuk que te lleve hasta el centro de la población. Si no, también tienes la opción de coger un matatu que te llevará al centro de Watamu por 400 KSH pero con un trayecto más largo porque hará más paradas.

Entrada de Watamu.

Si viajas en avión, la mejor opción es aterrizar en el aeropuerto de Malindi. Diferentes compañías locales como Safari Link o Skyward Express vuelan desde Mombasa o Lamu hasta Malindi en un trayecto de alrededor de 30 minutos. Desde allí, podrás coger un tuk-tuk, un matatu o un piki-piki que te llevará hasta Watamu.

¿Qué hacer en Watamu?

– Hacer un recorrido en canoa por el Mida Creek para observar los manglares y las diferentes especies de aves.

Entre Watamu y Kilifi, encontramos el Mida Creek, un lugar de parada obligatoria donde te puedes quedar a dormir en algunos de los alojamientos de la comunidad local. Aquí habita el pueblo giriama, una comunidad tranquila y alegre que intenta preservar este lugar idílico.

Mida Creek en canoa y con un poco de viento.

El Mida Creek es como una bahía donde el agua de mar entra en la tierra formando una cala de 32 kilómetros cuadrados con islas, humedales llenos de diferentes especies de manglares y diferentes especies de peces, cangrejos y aves.

Manglares del Mida Creek.

Es un lugar de paz, donde podrás caminar sobre puentes colgantes mientras observas diferentes especies de aves o podrás hacer una excursión en canoa por las aguas del Mida Creek y pararte a hacer un baño en alguna de las pequeñas islas, como la isla de Sudi o la Green Island. Nosotros hicimos esta excursión y nos encantó. Nos costó 1.000 KSH por persona, pero vale mucho la pena ya que disfrutas de la belleza y la tranquilidad de este lugar tan especial como es el Mida Creek.

Baño en Green Island.

– Ver la puesta de sol desde el restaurante Crab Shack

Este restaurante local que se encuentra entre Watamu y Mida Creek ofrece una de las mejores puestas de sol que puedes ver en Watamu. Desde la mesa de la cabaña del restaurante, tendrás unas vistas maravillosas al Mida Creek y podrás observar como el sol se esconde detrás del horizonte mientras alguna canoa de pescadores pasa por delante. Un lugar muy tranquilo y relajante ideal para ver la puesta de sol. El transporte del pueblo de Watamu hasta el restaurante nos costó 50 KSH por persona y trayecto con boda-boda.

Puesta de sol con vistas al Mida Creek.

– Visitar las ruinas de Gede

Las ruinas de Gede son el principal yacimiento arquitectónico de la costa de Kenia. Situado en el bosque Arabuko-Sokoke y cerca del cruce de Watamu de la carretera principal, es uno de los lugares mejor conservados de la cultura swahili. Parece ser que este asentamiento se creó alrededor del siglo XI debido al incremento y la presencia del comercio. Durante su máximo estado de esplendor, habitaban alrededor de 2.500 personas.

Ruinas de Gede.

La antigua ciudad de Gede estaba dividida en dos partes: la parte interna donde vivía la nobleza y clase acomodada; y la parte externa, donde vivía la clase baja. De la primera parte, se conservan diferentes edificios donde las paredes eran hechas de coral y una estructura de calles muy bien organizada. Entre éstas, destacan las diferentes mezquitas, el gran palacio que data del siglo XV y en donde se cree que vivieron tres generaciones de sultanes omaníes, los baños públicos y las diferentes cámaras de las esposas de los sultanes. De la segunda parte, no tenemos muchas muestras porque las casas supuestamente eran de barro y paja y han ido desapareciendo.

En el antiguo palacio de Gede.

También podrás visitar el museo donde guardan alguna de las piezas que han ido encontrando durante las excavaciones, como cerámica de porcelana china, cerámica árabe y cerámica local que demuestran que Gede fue un punto importante en las relaciones comerciales.

La desaparición del pueblo de Gede, hoy en día, todavía es un misterio. No se han encontrado rastros de batallas ni guerras que muestren una fuga por este motivo. Así, pues, las principales hipótesis para esta extraña desaparición son algunas enfermedades como la peste; la falta de agua; o el miedo a ser atacados por los árabes y la tribu Galla de Somalia durante la desaparición de los portugueses ya que al ser un punto comercial, pensaban que los vincularían con ellos.

Ruinas de Gede.

Actualmente, en la zona de Gede habita la comunidad Giriama, la misma que habita en el Mida Creek. Esta comunidad considera las ruinas un lugar sagrado y creen que están protegidas por espíritus que maldicen a cualquiera que quiera dañar este lugar histórico de la costa de Kenia.

La entrada al recinto y al museo cuesta 500 KSH por persona más 500 KSH por los dos que van destinados a la comunidad. Un guía te acompañará durante el recorrido, donde también podrás observar diferentes monos. Este guía habitualmente esperará también una propina en la visita de aproximadamente dos horas que hará durante todo el recinto.

Ruinas de Gede.

– Hacer snorkel en el parque marino de Watamu

Watamu destaca por tener uno de los parques marinos más bonitos y con más cantidad de especies de la costa de Kenia. Mejor que el de su parque vecino de Malindi, son muchas las agencias que organizan una excursión de medio día para hacer snorkel allí. Puedes pagar la entrada a la oficina que tienen entre la playa de Watamu y la Turtle Bay y viajar con una barca que tiene el suelo de cristal para observar la fauna acuática. Nosotros viajamos allí en julio y enganchamos unos días de mucho viento y, por ello, descartamos realizar esta actividad. Se recomienda hacer snorkel de octubre a marzo donde tienes muchos puntos para disfrutar de la vida submarina de Watamu y disfrutar incluso de las tortugas marinas.

– Caminar por las playas de Watamu y bañarse

Watamu dispone de playas de color turquesa y arena blanca. Entre las principales y que podrás acceder andando desde el pueblo, destacamos la Turtle Bay, la playa de Garoda o la Watamu Bay desde donde verás las Lovers Islands, dos rocas que emergen del agua.

Watamu Bay.

Relajarte, desconectar y caminar por las playas de Watamu es una actividad imprescindible para disfrutar de tu estancia en esta población. Además, si quieres te puedes hacer un baño pero ten en cuenta el horario de las mareas. Y si eres amante de las fotografías, aprovecha los bancos de arena y los colores del agua durante la marea baja.

Playas de Watamu.

Hacer una excursión a la depresión de Marafa y visitar el Hells Kitchen

A unos 30 kilómetros al noreste de Malindi, encontramos la población de Marafa. Desde allí podrás hacer una excursión a un paisaje totalmente diferente: una depresión donde la piedra roja se alza creando diferentes precipicios que parece que estés en el planeta Marte. Dentro de la depresión, verás rocas de diferentes tonalidades de rojo y blanco provocadas por la erosión de la lluvia y el viento conocida como la Hells Kitchen.

Dice la leyenda que en la depresión habitaba una familia muy rica que se bañaba en la leche de sus vacas. Dios, al ver los excesos de esta familia que aprovechaba la leche para bañarse, los castigó hundiendo su casa bajo tierra. Las paredes blancas y rojas representan la leche y la sangre de esta familia.

El precio de la entrada es de 600 KSH por persona y si quieres bajar a la depresión debes contratar un guía que costará alrededor de 1.000 KSH. En Marafa hay algún restaurante y opciones de camping y alojamiento muy básicas. Nosotros no la visitamos, pero nos queda pendiente para la siguiente vez.

Foto extraída de Tripadvisor de Marafa.

¿Dónde dormir?

Watamu es una población turística donde encontramos mucha presencia de italianos e italianas. Como hemos visto, puedes hacer diferentes actividades a su alrededor y, por eso, para dormir nosotros destacamos:

Seawhispers Inn: Situado junto a la playa de Watamu, es un lugar fantástico y con muy buena ubicación para disfrutar de las playas. Tienen habitaciones dobles con baño y ducha, y dispone de wifi y un buen restaurante donde puedes hacer las comidas. El personal es muy amable. Gran relación calidad-precio y gran opción de alojamiento si quieres disfrutar de las playas y el parque marino de Watamu.

Habitación del Seawhispers Inn.

Para más informacón, clicad aquí.

Comedor del Seawhispers Inn.

Nature Camp Mida Creek: Éste es el mejor alojamiento que puedes estar si quieres disfrutar del Mida Creek y de la comunidad Giriama. Harrison y su familia han ido construyendo diferentes tipos de alojamiento y cuidan muy especialmente este sitio. Ofrecen clases de cocina, te preparan comidas locales y puedes dormir en cabañas en los árboles con ducha y aseo para un precio muy económico. Además, hay opción de acampar si vas con tu tienda.

Nuestra cabaña en el Nature Camp de Mida Creek.

Harrison y sus compañeros como Shizo te llevarán a conocer la comunidad, a tomar bebida local en el bar y te organizarán diferentes excursiones como ir en canoa por Mida Creek o ver los pájaros desde los puentes colgantes. Un gran lugar donde desconectarás (no hay wifi), te relajarás y disfrutarás de una comunidad y de un entorno fabuloso. Puedes ver más información en la cuenta de Instagram en @naturecamp_midacreek o llamar o enviar WhatsApp a Harrison directamente al +254 718 297 050.

¡Nature Camp Mida Creek, gente espectacular!

¿Dónde comer?

Crab Shack Restaurant: Este sitio es un lugar espectacular por las vistas que tienes sobre el Mida Creek, sobre todo durante la puesta de sol. Allí podrás comer (con unos precios más caros) diferentes variedades de platos. Nosotros hicimos 2 zumos, 1 espaguetis a la marinera, samosas de cangrejo y 1 cerveza por un precio total de 14 euros. La comida y el servicio es bueno, pero evidentemente este restaurante es especial por las vistas que tiene.

Spaghettis a la marinera en el Crab Shack.

Amico Mio: Este restaurante situado en la población de Watamu está situado a pie de carretera donde tienen una barbacoa que te pueden cocinar diferentes tipos de carne a un precio muy económico. Nosotros hicimos un pollo con patatas fritas por 2 euros cada uno. El propietario es muy amable y también organiza excursiones al parque marino de Watamu.

Amici Miei: Este restaurante italiano se encuentra situado en la carretera principal y dispone de una terraza con bonitas mesas para relajarte. Ofrecen una amplia carta de platos con precios de nivel europeo, pero de muy buena calidad. Una buena opción con mucha presencia de turistas.

Caminando por el Mida Creek en marea baja.

ISLA DE WASINI

La isla de Wasini, considerada como «la hermana pequeña de Lamu» es conocida por su proximidad al Kisite NP, un parque marino con barreras de coral y donde podrás ver delfines en libertad. Con una superficie de 7 kilómetros de largo y 3 kilómetro de ancho, no encontrarás ningún vehículo motorizado dentro de la isla, pudiendo pasear así entre árboles de baobabs, observar sus manglares y visitar los 3 pueblos que forman la isla: Wasini, Mkwiro y un pueblo de pescadores que se ha formado recientemente en el sur de la isla. Refugio de la tribu Vumba, es un lugar imprescindible a visitar durante tu estancia en Kenia.

Llegada a la isla de Wasini.

Su nombre proviene de «Cha-sini», es decir, la isla donde habitaban los chinos. Era una isla de intercambio comercial entre árabes y chinos. De todos modos, su prosperidad se detuvo de golpe cuando, durante la segunda guerra mundial, los alemanes bombardearon esta pequeña isla. Los árabes se fueron y la tribu Vumba se estableció en la vecina isla de Gazi. Así, Wasini se convirtió en una isla olvidada donde sólo la visitaban pescadores y pequeños agricultores.

Con una población de 2.000 habitantes, es un oasis de paz y tranquilidad, con una comunidad muy hospitalaria (nos invitaron a una boda local entre una chica de la isla y un chico de Arusha), unos paisajes muy bonitos y un lugar a donde quedarse. Como dicen algunos, un paraíso en la Tierra.

Isla de Wasini.

¿Cómo llegar?

Para llegar a la isla de Wasini, la única opción es en barca desde el puerto de Shimoni. El trayecto dura alrededor de 15 minutos y cuesta 100 KSH por persona (antes de subir, pero, cierra el precio con el conductor de la barca). Piensa que una vez llegues a Wasini deberás descalzarte si hay marea baja para llegar dentro de la isla.

Shimoni es una población que se encuentra situada al sur de la costa. Para llegar, la mejor opción es coger alguno de los matatus que salen de la estación de Likoni (justo después del ferry de la isla de Mombasa) dirección a Shimoni en un trayecto que dura alrededor de unas 2-3 horas por un precio de 350 KSH por persona y trayecto. Sobre todo, coge el matatu que va hasta Shimoni, y no el que va hasta la frontera de Lunga-lunga porque te dejará en el cruce y luego deberás coger un boda-boda que te lleve hasta Shimoni.

Trayecto con barca de Shimoni a Wasini.

¿Qué hacer en la isla de Wasini?

– Hacer snorkel en el Kisite NP

El Kisite Mpunguti NP es el Masai Mara en versión marina. Tiene una superficie de 39 km² y la forman 4 islas rodeadas por su barrera de coral. Se pueden ver delfines, tortugas marinas, aves acuáticas, miles de peces de coral… Si tienes suerte, de julio a octubre, se pueden ver también ballenas. Hacer snorkel en este paraíso es una de las mejores experiencias que harás en el país si te gusta al mar. Nosotros disfrutamos muchísimo y vimos muchos animales marinos.

Fondo marino del Kisite NP.

Además, en la isla de Mpunguti es uno de los lugares donde todavía se puede encontrar el cangrejo de coco, una especie en peligro de extinción y que es el cangrejo de tierra más grande del mundo. Es una especie de cangrejo nocturna que suele comer otros cangrejos, restos de comida y también coco. Este animal, en el mundo, sólo se puede ver aquí, en Madagascar y en la isla de Chumbe en Tanzania.

Isla de Mpunguti.

La excursión al Kisite NP se empieza desde la oficina de Kenia Wildlife Service (KWS) de Shimoni que se encuentra cerca del muelle. Allí tendrás que pagar la entrada al parque marino que vale 15$ por persona. Aparte, hay que añadir el coste de la barca que te llevará. Nosotros conseguimos ir con la gente de Wasini coral Adventure que se encuentran en la isla de Wasini por muy buen precio. Se organizan excursiones desde diferentes puntos de la costa, como Diani Beach o Mombasa, donde normalmente la mañana se visita el parque marino y luego se come en uno de los restaurantes de la isla de Wasini.

Kisite NP.

– Ver la puesta de sol desde la punta de la isla

Desde el pueblo de Wasini, pasado la escuela, puedes ir andando hasta la punta de la isla donde encontrarás manglares y una vista impresionante con Tanzania en el horizonte. El camino es de fácil acceso en medio de baobabs y de gente local saludando efusivamente. Desde la punta, se puede ver una buena puesta de sol y hacer buenas fotografías.

Puesta de sol en la isla de Wasini.

Cruzar toda la isla andando desde Wasini hasta Mkwiro

Otra de las excursiones que puedes hacer en la isla es ir caminando por un camino interior que te conducirá a unos manglares muy bonitos en la parte sur de la isla (con una zona llena de plásticos que desgraciadamente llegan desde el mar).

Camino a Mkwiro.

Desde allí, podrás dirigirte hasta Mkwiro. Mkwiro es una población pescadora mucho menos desarrollada turísticamente que Wasini. Esto hace que cuando la gente te ve, la gente te saluda y los niños te siguen con curiosidad. Nosotros aprovechamos para comer en Mkwiro en una casa local y volver con la marea baja por la costa hacia Wasini. Esta actividad la puedes hacer tranquilamente tu solo sin guía.

Playa de Mkwiro.

Caminar por la playa en marea baja para ver los baobabs encaramados sobre los acantilados

La isla de Wasini está hecha de coral. Este hecho hace que quede elevada cuando la marea baja. Es en este momento que se puede aprovechar para visitar desde abajo, los baobabs que crecen entre las piedras de coral de la isla. Estos baobabs vierten en los acantilados y forman un bonito paisaje.

Baobabs sobre los acantilados.

Después de comprobar los tiempos de la marea, puedes ir caminando por la costa hasta la punta norte de la isla (junto Mkwiro) donde verás estos baobabs. Con la barca, también verás otros baobabs en la parte este de la isla que en este caso son inaccesibles.

Caminando por la costa durante la marea baja.

Caminar por el pueblo de Wasini

Wasini es un pueblo muy hospitalario, donde la gente te recibirá con los brazos abiertos. Puedes pasear a través de sus callejuelas e ir a la plaza del pueblo donde está el local social y un espacio para ver películas y fútbol. Encontrarás niños en todas las esquinas que te saludarán. En la playa principal del pueblo, podrás ver cómo llegan los pescadores y como la gente hace vida alrededor del mar.

Niños jugando en el pueblo de Wasini.

Nosotros tuvimos la suerte de coincidir que hacían una boda en el pueblo donde todo el mundo estaba invitado. ¡Fue una experiencia inolvidable!

Boda en el pueblo de Wasini.

¿Dónde dormir?

La isla de Wasini no dispone de muchas opciones de alojamientos. Es una isla pequeña y poco desarrollada turísticamente hablando. Por ello, los sitios que recomendamos son:

Sunrise Cottages: Situado a pocos metros de la costa, este sitio ofrece habitaciones con baño y ducha en el interior. Gestionado por la familia de Rashid, es una elección ideal como punto de partida para visitar la isla. Ofrece también opción de comidas con previo encargo. Buena relación calidad-precio. Nosotros dormimos aquí y estuvimos muy bien. Para más información, puedes contactar con él a través del WhatsApp al teléfono +254 728 888 633.

Entrada de Sunrise Cottages.

Blue Monkey Beach Cottages: Este sitio está gestionado por un chico local casado con una chica de Alemania que ha viajado y ha vivido por muchos países. Ofrecen alojamiento con bandas justo al lado del mar y está un poco más alejado del pueblo de Wasini.

Wasini Mpunguti Lodge: Este lodge está situado justo frente a la costa del pueblo de Wasini donde podrás disfrutar de una fantástica vista del mar desde la terraza de la habitación. Gestionado por Kassim, deberás negociar antes el precio con él teniendo en cuenta si te incluye las comidas o no. Un buen lugar también para estar en Wasini.

¿Dónde comer?

Los principales restaurantes de la isla de Wasini están enfocados de cara al mar y reciben diariamente muchos comensales que van a comer después de visitar el Kisite NP, justo antes de volver a Shimoni, Mombasa o Diani Beach. En este caso, los precios suelen ser muy elevados. Si vas a Mkwiro, allí deberás preguntar a la gente para saber donde podrás comer. A Wasini, nosotros destacamos:

– Island Cafe: Un restaurante con comida local gestionado por Musa y su familia. Está situado junto a la plaza del pueblo de Wasini, y es un lugar donde acuden los habitantes del pueblo a escuchar la radio mientras toman un té. Puedes desayunar allí, y también almorzar o cenar pero antes mejor ve a preguntar que tienen ya que no hay mucha variedad. Nosotros un día para cenar comimos unas judías muy buenas por 0,40€. Un lugar muy auténtico donde te sumergirás en la vida local.

Desayuno en el Island Cafe.

– Wasini Coral Adventure: Este es uno de los restaurantes que está situado de cara al mar y que a la hora de comer reciben todos los turistas que han ido al Kisite NP. Hacen un menú muy completo con pescado fresco, arroz, sopas y mariscos. El precio es de 1.000 KSH por persona.

Plaza del pueblo de Wasini.

DIANI BEACH

Diani Beach es uno de los lugares por excelencia de Kenia. Con más de 20 kilómetros de playa de arena blanca, caminar relajadamente por allí es uno de los pequeños placeres que no te puedes perder si viajas a Kenia.

Diani Beach.

Allí, podrás disfrutar de multitudes de opciones de alojamientos y restauración. Es uno de los lugares más preparados para el turismo. Pero, es normal, con estas playas tan espectaculares cualquiera quiere ir.

Como lugar turístico, también debes tener en cuenta que hay bastantes vendedores ambulantes que te querrán vender una excursión al Kisite NP, una vuelta en barco o vender cocos y telas africanas. A nosotros, sin embargo, en ningún momento se nos hicieron pesados. Los recibíamos con una sonrisa y después de hablar un poquito de swahili nos dejaban tranquilos.

Diani Beach.

¿Cómo llegar?

Para llegar a Diani desde Mombasa o desde el sur, deberás coger un matatu que te deje en la intersección de Ukunda. Ukunda es el pueblo interior que se encuentra a unos 5 kilómetros de la playa de Diani.

Para conectar con los más de 20 kilómetros de playa de Diani, encontramos una carretera de costa que va recorriendo todos los lodges, restaurantes y las diferentes entradas de cada playa.

En Diani, hay muchos de tuk-tuk y boda-boda que serán tu taxi habitual para moverte por los diferentes puntos de Diani Beach. Aprovéchalos para desplazarte y poder caminar por la playa para disfrutar de la belleza de uno de los rincones más conocidos de Kenia.

Tuk-tuks en la intersección del Carrefour con la carretera de la costa.

¿Qué hacer en Diani Beach?

Hacer un recorrido en canoa por el río Mwachema

El río Mwachema es un río que desemboca en el océano Índico, cerca del Kongo Mosque. Su desembocadura forma un pequeño delta fluvial que se mezcla con las mareas del mar, formando un paisaje pintoresco y una muy buena zona de baño.

Desembocadura del río Mwachema.

Si quieres, puedes adentrarte en el río con una canoa durante la puesta de sol y disfrutar de diferentes manglares y especies de aves. Nosotros hicimos un recorrido de unas dos horas en canoa por un precio de 700 KSH por persona.

Con canoa por el río Mwachema.

Visitar la Kongo Mosque:

Junto a la desembocadura del río Mwachema (también conocido como río Kongo) se encuentra la Kongo Mosque, una de las mezquitas más antiguas de África Oriental. Situada a pie de playa, se dice que se construyó hacia el siglo XIV por los primeros comerciantes persas que querían tener un lugar de oración mientras comercializaban en la costa este de Kenia. Es una mezquita sencilla, sin minarete, hecha de coral que se dice que estuvo enterrada bajo tierra mucho tiempo hasta que la volvieron a descubrir hace unos 300 años.

Kongo Mosque, a primera línea de mar.

Hassin, su imán, te mostrará muy amablemente los diferentes rincones de la mezquita a cambio de un precio voluntario. Alrededor, encontrarás grandes baobabs que crean un entorno y un paisaje muy bonito con la playa, el mar, la mezquita y los árboles.

Esta mezquita actualmente continúa en activo por los creyentes musulmanes, así que ten en cuenta que estás entrando en un lugar sagrado. No vayas con bañador ni bikini y respeta el entorno.

Interior de la Kongo Mosque.

– Bañarse en el African Pool y andar por la playa de Tiwi

Al norte de Diani Beach, cruzando la desembocadura del río Mwachema encontraremos otra población que se llama Tiwi. Ésta tiene una playa virgen, con palmeras a su alrededor, también muy bonita. Allí encontrarás pescadores anclando sus barcas, mujeres buscando algas y conchas y un ambiente menos turístico que Diani Beach.

Playa de Tiwi.

Pasado esta playa de Tiwi andando, llegarás a unas rocas donde, durante la marea baja, se forma de manera natural una piscina. Esta piscina se caracteriza por tener la forma de África e incluso una pequeña isla que representa Madagascar.

African Pool. ¿En qué país está Esteve?

La visita es gratuita y puedes ir sin guía siguiendo la costa, pero si te bañas vigila tus pertenencias. Nos dijeron que a veces había habido robos en la zona. Nosotros, en ningún momento, nos sentimos inseguros.

En el African Pool podrás bañarte mientras vas cruzando las fronteras imaginarias de los países del continente, y disfrutar de un entorno muy bonito con vistas al mar. Sobre todo, revisa antes el estado de las mareas porque sólo es accesible y visible con marea baja.

African Pool.

– Caminar por las kilométricas playas de Diani Beach

Diani Beach es una playa que hace más de 20 kilómetros. De arena blanca y rodeada de palmeras, puedes caminar los días que quieras que nunca te cansarás.

Diani Beach.

Mira las mareas para caminar durante la marea baja y disfrutar de la salida o puesta del sol. Alguna de las playas más conocidas son la Kongo River, Tradewinds, The Maji, Bidi Badu o Swahili Beach. Todas estas tienen un acceso público desde la carretera de la costa.

La Laia en Diani Beach.

Aparte, sin embargo, también hay diferentes playas situadas frente a varios lodges que dan a primera línea de mar y que sólo podrás acceder si pasas por la playa. Algunas de estas son la Nomads Beach, Safari Beach, Diani Blue, Leopard Beach, Diani Reef o Bahari Dhow Beach.

Diani Beach.

– Desconectar, relajarte y bañarte en Diani Beach

Si visitas esta parte de Kenia, seguramente estarás en medio de tus vacaciones de trabajo. Por lo tanto, la mejor actividad que puedes hacer es desconectar y descansar.

Diani Beach.

Estírate a una de las playas, toma el sol, haz un baño y vuélvete a estirar un rato. Estás de vacaciones y en Diani Beach tienes muchos rincones para desconectar.

Diani Beach.

Durante las vacaciones, a veces no es necesario cada día hacer cosas. Descansar en una playa de arena blanca fabulosa rodeada de palmeras también es una muy buena opción para disfrutar de tus vacaciones.

Laia mirando hacia el horizonte…

¿Dónde dormir?

En Diani encontrarás muchísimas opciones de alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Hay lodges ubicados en primera línea con acceso directo a la playa, apartamentos con cocina situados cerca de la costa, hostels y albergues para presupuestos más ajustados y, también, opciones de acampada. Nosotros hemos querido destacar uno de cada tipo según los gustos de cada uno:

– Diani Wonder Apartment: Aquí es donde estuvimos nosotros dos semanas. Es un apartamento que se encuentra situado a 10 minutos de la playa andando, y que tiene cerca el supermercado Carrefour. El apartamento está muy bien: dispone de wifi, nevera, cocina, una sala de estar, habitación, balcón privado, lavabo y ducha. Además, dispone de espacio para dejar tu vehículo y es un lugar muy seguro con guardia por la noche. En el piso superior tiene un restaurante donde con reserva previa puedes disfrutar de desayunos, comidas y cenas. Ronny lo gestiona muy bien y tiene una muy buena relación calidad-precio y una localización excelente para disfrutar de las playas de Diani Beach. Puedes contactar directamente con Ronny al +254 721 286 979.

Fachada principal de Diani Wonder Apartments.

Habitación del apartamento de Diani Wonder Apartments.

– Tiwi Lodge: Si estás haciendo un viaje overlander o viajas con tienda de campaña, éste es tu lugar. Situado a primera línea de mar de la playa de Tiwi, al norte de Diani, el entorno es espectacular y los precios muy económicos que giran alrededor de 500KSH por persona. Un muy buen lugar para relajarte, estar cerca de la African Pool y disfrutar de las playas de esta parte de Kenia.

Camping a primera línea de mar en Tiwi Lodge.

Kusini Beach Cottages: Este lodge gestionado por un catalán que ha trabajado muchos años en el mundo del turismo en África es uno de los lugares más espectaculares para estar si lo que buscas es comodidad, estar en primera línea de mar, disfrutar de la piscina con vistas a la costa y desconectar. Una opción ideal con muchos detalles que seguro que harán de tu estancia en Diani Beach una estancia especial. Puedes consultar su web aquí.

– Stilts Backpackers: También conocido como Stilts Tree Houses, es un hostel económico que ofrece tiendas, cabañas y también habitaciones a un precio económico. Situado cerca del restaurante Ali Barbour Cueva, dispone de wifi y bar. Un buen lugar para estar si tu presupuesto es medio-bajo.

¿Dónde comer?

En Diani encontramos una oferta gastronómica muy amplia. Allí encontrarás diferentes supermercados como el Carrefour o el Naivas de Ukunda donde podrás comprar comida preparada, pero también restaurantes locales e internacionales que preparan una comida excelente. Algunos de estos son:

Leonardo’s Restaurant: Uno de los mejores lugares para ir a comer en Diani Beach. Situado junto al Leopard Beach Resort, en la carretera que pasa por la costa de Diani, encontramos este lugar que tiene una muy buena decoración y un muy buen servicio. Gestionado por un italiano, ofrece unas pizzas de excelente calidad a parte de otros platos de carta. Pagamos de media unos 12 euros por persona por dos pizzas, dos cervezas y un tiramisú.

Interior de Leonardo’s Restaurant.

Stuary Restaurant: Este restaurante se encuentra justo al lado de la Kongo Mosque, a primera línea de playa. Tiene una terraza a la sombra muy relajante y ofrece también alquiler de equipo para hacer surf. Disponen de diferentes ofertas diarias (los viernes, comprando una pizza te regalan otra), y diferentes platos como hamburguesas o pescado fresco del día. Nos costó 13 euros por persona por un pez, dos zumos, dos bebidas y una hamburguesa con patatas muy buena. Gran relación calidad-precio por el espacio donde está situado y por el ambiente que se respira.

Terraza del Stuary Restaurant.

– Arniello’s Restaurant: Este restaurante, gestionado por un italiano, se encuentra situado en la carretera que recorre la costa de Diani, muy cerca del supermercado Carrefour. Hacen muy buenas pizzas con unos precios europeos. Nosotros pagamos 11 euros por persona para una pizza, un helado y una birra cada uno.

Una de las pizzas de Arniello’s Restaurant.

– Ali barbour’s cave restaurant: Este restaurante es uno de los más famosos de Diani Beach. Nosotros no fuimos, pero se trata de una cueva donde podrás comer mientras observas las estrellas. Sólo hacen cenas y se encuentra localizado cerca del Desert Rose Cottage, en la zona sur de Diani Beach. Para más información de precios, puedes clicar aquí.

Nuestra ruta

DIA 1: Después de haber llegado el día anterior de Tanga (Tanzania) habiendo cruzado la frontera de Lunga-lunga, aprovechamos la mañana para hacer diferentes gestiones como comprar una tarjeta SIM o cambiar dinero para tener nuestros primeros chelines kenianos entre manos.

Después nos adentramos en el casco antiguo de la ciudad lleno de gente, donde entramos en el mercado y pasamos junto a diferentes mezquitas y templos. En la antigua plaza de las aduanas, unos niños juegan al fútbol entre las paredes de lo que fue uno de los puntos más importantes de la ruta comercial de África con Arabia.

Antigua plaza de las aduanas en Mombasa.

Comemos en el centro y después de descansar durante las horas de más calor, volvemos al casco antiguo para relajarnos en alguno de los miradores marítimos de la ciudad, ver el Fuerte Jesús desde fuera y vivir la decadencia bonita del centro de una de las ciudades más importantes de África Oriental.

Mirador desde el casco antiguo de Mombasa.

DIA 2-3-4-5: Estada en Lamu. Si quieres saber más, clica aquí.

DIA 6: Llegamos por la mañana en el aeropuerto de Mombasa desde Lamu, y después volvemos a la ciudad para coger un matatu dirección hacia el norte, en la población de Watamu. Llegamos allí a primera hora de la tarde, y aún tenemos tiempo de disfrutar de un paseo a las hermosas playas de Watamu.

Se acerca la marea alta, así que volvemos al alojamiento después de un día largo de trayecto entre aviones, matatus y tuk-tuks.

Andando por las playas de Watamu.

DIA 7: Por la mañana, aprovechamos para volver a caminar por la playa de Watamu. ¡Qué viento que hace! Aunque nos han hablado muy bien, descartamos hacer la excursión en el parque marino de Watamu por las condiciones meteorológicas adversas. Así, pues, aprovechamos para coger un boda-boda e ir hasta las ruinas de Gede, un yacimiento arqueológico muy bien conservado y muy bien explicado por Harry, nuestro guía.

Ruinas de Gede.

Después de comer, descansamos un rato y volvemos coger un boda-boda que nos llevará hasta el Crab Shack, un restaurante con vistas al Mida Creek. Es la primera vez que lo vemos, así que estamos toda la noche allí disfrutando de la puesta de sol y de una buena cena.

Puesta de sol desde el Crab Shack.

DIA 8: Por la mañana, nos quedamos en el alojamiento a descansar y preparar el equipaje para movernos al Natur Camp de Mida Creek, con la familia de Harrison. Tomamos un tuk-tuk desde el pueblo para llegar allí. El Nature Camp es un espacio muy bonito con cabañas en los árboles y un entorno muy natural.

Relajándonos en el Nature Camp Mida Creek.

Vamos con algunos niños de la comunidad Giriama que habitan allí a comprar en la tienda del pueblo algunas aguas y preparamos diferentes juegos para pasárnoslo bien con los más pequeños. Mañana la mayoría se van a otro pueblo en la escuela, así que después de terminar exhaustos, nos quedamos hablando con Shizo sobre su comunidad y sobre Kenia. Una muy buena sobremesa durante nuestra primera noche en Nature Camp.

Con algunos niños de la comunidad Giriama.

DIA 9: Hoy tomamos la canoa y vamos de excursión por las aguas del Mida Creek. Shizo será el capitán de nuestra canoa. Vamos caminando hasta el punto de salida donde observamos alguno de los puentes colgantes desde donde se pueden observar diferentes aves, y empezamos nuestra ruta en canoa pasando por diferentes variedades de manglares.

Paramos en la Green Island mientras observamos un pescador que intenta cazar cangrejos, y nos damos un baño. Después de una mañana en las aguas del Mida Creek volvemos hacia tierra firme. Al ser marea baja, dejamos la canoa más lejos y caminamos por un paisaje muy bonito que parece lunar. Comemos en el Nature Camp y por la tarde nos relajamos allí. Después vamos a beber vino de coco en el bar de la comunidad, y cenamos unas patatas muy buenas que hacen en una tienda local. Un día 100% local hoy.

Paseando por la comunidad Giriama en un día donde hemos visitado el Mida Creek.

DIA 10: Hoy volveremos de nuevo en la ciudad de Mombasa. Aprovecharemos para volver a dormir a nuestro alojamiento de allí, el Coast Safari Hotel, y por la tarde volvemos a dar una vuelta por las calles y las fachadas decadentes del casco antiguo de la ciudad. Nos paramos en un mirador donde observamos algún grupo de niños bañándose en el mar, un par de jubilados extranjeros que intentan cruzar a nado el canal y unos jóvenes bailando. El día se va apagando mientras sentimos las bocinas de los tuk-tuks y las voces de los matatus. Hoy nosotros no subiremos a ninguna parte. Nos quedamos a dormir en Mombasa.

Mombasa y su bonita decadencia.

DIA 11: Nos levantamos temprano y después de desayunar cogemos un tuk-tuk hasta Likoni Ferry, donde allí entre miles de personas que van y vienen cruzaremos uno de los canales del mar hasta dejar atrás la isla de Mombasa. Desde la estación de matatus de Likoni, cogemos uno que va hacia Shimoni donde llegaremos al cabo de dos horas y media. Allí, cruzaremos en barca hasta llegar a la isla de Wasini y reencontrarnos con Laura, una amiga de La Garriga que hicimos en Lamu.

Después de unos días, nos reencontramos con Laura en Wasini.

Aprovechamos para instalarnos en nuestro alojamiento y caminar por el pueblo de Wasini mientras todos nos dan la bienvenida. De repente, oímos música y cuando nos acercamos hacia donde salen las melodías del altavoz, encontramos muchas mujeres que están preparando mucha comida. De dentro sale una mujer que resulta ser la tía de la novia y nos cuenta que mañana llega el novio desde Arusha (Tanzania).

Hoy la boda ya ha comenzado y todas las mujeres del pueblo se juntan para preparar el banquete del día siguiente. Pelan cebollas, cortan patatas y ríen mientras suena la música y algunas bailan en medio de un escenario improvisado. Mañana por la tarde nos esperan con nuestras mejores galas para poder ver la boda de la hija de Wasini con el tanzano de Arusha. Aprovechamos para ver la puesta de sol desde la costa del pueblo e intentamos dormir mientras la música continúa hasta altas horas de la madrugada.

Primera puesta de sol desde Wasini.

DIA 12: Hoy a las 8h ya estamos embarcados en una barca con Bilal como capitán. Vamos hasta Shimoni que es donde están las oficinas del Kisite NP, y después de pagar la entrada y esperar a que la lluvia matinal pare, vamos dirección a Kisite. Hoy hace un poco de viento, pero no es tan exagerado como el día de Watamu, así que esperamos tener suerte y disfrutar del fondo marino de Kisite.

Oficinas de Kisite NP en Shimoni.

Pasamos por el lado de la isla de Wasini, desde donde observamos una gran cantidad de baobabs engarzados sobre los diferentes acantilados de la isla, y seguimos navegando dirección Tanzania a la espera de poder ver algunos de los grupos de delfines en libertad que habitan en esta área. Bilal nos señala la pequeña isla de Kisite, que nosotros no vemos hasta que nos acercamos.

En la pequeña isla de Kisite.

De repente, nos indica que nos pongamos nuestras máscaras de buceo y que saltamos y vayamos nadando hasta unos cientos de metros más allá. Saltamos y cuando hundimos la cabeza bajo el agua, quedamos maravillados de la belleza del fondo marino de Kisite NP. ¡Uno de los mejores lugares donde hemos hecho snorkel! Barreras de coral de diferentes colores, diferentes especies de peces, peces irisados, peces camuflados y un paisaje espectacular. Vamos nadando tranquilamente… quizás ya llevamos una o dos horas bajo el agua pero nosotros ni nos enteramos.

Fondo marino del Kisite NP.

Bilal nos viene a buscar y nos lleva, aprovechando que hay marea baja, hasta la isla de Kisite, una roca rodeada de una arena blanca y con agua de color turquesa muy bonita. Volvemos hacia Wasini a comer, y de golpe entre las olas nos aparece una tortuga. ¡Realmente, Kisite NP es una visita obligada! Por la tarde nos preparamos para ver la boda.

Allí, conocemos la familia del novio y observamos a la pareja en el centro mientras diferentes amigos les llevan regalos, el fotógrafo no para de tirar fotos, los músicos animan a la gente y algunos niños bailan avergonzados desde una esquina. ¡Los novios ya están casados ​​y ahora ya empieza la fiesta! La música cada vez es más animada y el grupo de músicos comienza a bailar y a mover el esqueleto. ¡Nosotros, como no, también lo hacemos! Nos vamos a dormir cansados ​​después de un día de muchas emociones, mientras la fiesta al otro lado del pueblo aún continúa.

Boda en la isla de Wasini.

DIA 13: Por la mañana, el pueblo está con silencio tras la resaca de la boda del día anterior. Nosotros aprovechamos para cruzar toda la isla caminando e ir hasta Mkwiro, un pueblo que queda situado totalmente opuesto a Wasini.

Pasamos por diferente baobabs y manglares y por alguna zona con bastante de plástico procedente del mar, hasta que llegamos a Mkwiro, un pueblo local y sin ninguna infraestructura turística (sólo un centro de buceo abandonado). Al ser marea baja, decidimos caminar por la costa justo bajo los acantilados donde el día anterior habíamos visto los baobabs.

Baobabs en marea baja.

Diferentes tipos de cangrejo de varios tamaños se apartan mientras vamos avanzando con un grupo de niños que nos acompaña. Volvemos a la playa, y allí mientras otro niño afeita la cabeza de un adulto (seguramente su padre), preguntamos si hay algún lugar para comer. Resulta que hemos preguntado a la persona indicada: ¡el alcalde de la población!

Nos hace acompañar por diferentes lugares pero ya es demasiado tarde, así que nos dan un plato de maíz y judías en una casa del pueblo mientras empieza a caer un aguacero en la isla. Nos refugiamos dentro, y cuando termina la lluvia, el alcalde nos avisa que tenemos que ir tirando hacia Wasini pronto. La marea está subiendo y si no nos damos prisa, tendremos que volver por donde hemos venido.

Llegamos justos a Wasini, donde vemos como despiden los novios que marchan en barca y los músicos. Ahora, la música suena a través de los niños que cantan y pican botellas de plástico como si fueran tambores. Aprovechamos las últimas horas de sol, para caminar hasta la punta de la isla pasado el pueblo Wasini donde disfrutamos de una espectacular puesta de sol para despedirnos de Wasini, un paraíso y tesoro escondido de la costa de Kenia.

Última puesta de sol de Wasini.

DIA 14: Nos levantamos a la isla de Wasini y volvemos a Shimoni para coger un matatu hasta Ukunda, desde donde sale el desvío hacia Diani Beach. Llegamos a lo que será nuestro alojamiento durante dos semanas mientras esperamos que llegue nuestro coche en Mombasa.

Por la tarde tomamos un boda-boda que nos llevará unos kilómetros más allá para volver a casa caminando por la playa espectacular, larguísima y de arena blanca de Diani Beach contemplando como se apaga el día a una de las playas más bonitas de Kenia.

Primer paseo en Diani Beach.

DIA 15: Hoy nos levantamos temprano y aprovechando que hasta las 11h tenemos marea baja vamos a visitar y a bañarnos al African Pool que se encuentra situada justo después de la playa de Tiwi.

African Pool.

Antes, sin embargo, paramos un momento a la Kongo Mosque con Hasim, el imán de la mezquita, que muy amablemente nos enseña el interior de una de las mezquitas más antiguas de Kenia y que se encuentra justo delante del mar.

Hablando con Hassim, el imán de la Kongo Mosque.

Comemos al lado de la Kongo Mosque en un restaurante con un ambiente muy tranquilo y relajado, y aprovechamos las últimas horas del día para hacer un recorrido en canoa por el río Mwachema, un río que desemboca en el mar y que separa Tiwi de Diani.

Con canoa por el río Mwachema.

DESPUÉS: Nosotros nos quedamos unos 10 días más en Diani esperando la llegada de nuestro contenedor en Mombasa (si quieres conocer más sobre el proceso de enviar un contenedor, puedes clicar aquí). Así que aprovechamos para descansar, relajarnos y caminar por las diferentes áreas de Diani Beach. De este modo, nos despedíamos de la costa de Kenia donde hemos vivido muchas vivencias diferentes que nos han encantado.

¡Diani Beach durante muchos días más!

Categories: KENYA
Etiquetes:
KENYA: El swahili, su historia y algunas palabras básicas

KENYA: El swahili, su historia y algunas palabras básicas

El Swahili (también conocido como kiswahili) es un idioma africano que hoy en día hablan entre 50 y 100 millones de personas; convirtiéndose así en el segundo idioma más extenso del continente después del árabe. Actualmente, este idioma se habla mayoritariamente en...

leer más
KENYA: El lago Victoria

KENYA: El lago Victoria

El lago Victoria es el lago interior más grande de África y el lago tropical más grande del mundo. Con una superficie de 68.800 kilómetros cuadrados, este gran lago africano se encuentra en África Central y se encuentra en una antigua cuenca en las fronteras de tres...

leer más
KENYA: La reserva de Samburu

KENYA: La reserva de Samburu

Situado en el norte de Kenia, entre Isiolo y Archer's Post, encontramos una de las reservas más bonitas de Kenia en cuanto a paisaje. Dividida en 3 partes diferentes separadas por un río, el Ewaso Ng'iro, proporciona una línea de vida a los animales y personas de la...

leer más

KENYA: La reserva del Masai Mara

El Masai Mara es uno de los safaris más impresionantes que puedes realizar en África. Hace frontera con el Serengeti de Tanzania (si quieres leer nuestra experiencia en este parque de Tanzania puedes clicar aquí), dando lugar a uno de los espectáculos más bonitos de...

leer más
KENYA: La isla de Lamu

KENYA: La isla de Lamu

Lamu es un archipiélago situado en la costa norte de Kenia, justo en el límite con la frontera con Somalia. Está formado por 6 islas: Manda, Pate, Lamu, Kiwayu, Kiunga y Lama. Las dos ciudades más grandes, Lamu y Shela, se encuentran en la isla de Lamu. La isla Manda...

leer más
KENYA: Información práctica y sus imprescindibles

KENYA: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Nairobi Superficie: 580.367 km2 Habitantes: 47.600.000 habitantes (2019) Densidad población: 82,02 habitantes por km2.  Idiomas: Los idiomas oficiales de Kenia son el swahili y el inglés. En la escuela, aprenden estos dos idiomas mientras que el idioma...

leer más
KENYA: El bosque de Kakamega

KENYA: El bosque de Kakamega

El bosque de Kakamega es la única zona que se conserva en Kenia del anillo de bosque tropical que cruza toda África, desde Guinea hasta el océano Índico pasando por Congo. Situado al oeste del país, es una opción bastante desconocida en cuanto al turismo, pero muy...

leer más
KENYA: El lago Nakuru

KENYA: El lago Nakuru

El lago Nakuru es un parque nacional que destaca por la presencia de flamencos, pelícanos y aves. También puedes encontrar hipopótamos y manadas de búfalos que se acercan al agua para refrescarse. Además, es de los pocos lugares de Kenia donde todavía se pueden ver...

leer más
KENYA: El proceso del té, desde el árbol a la taza

KENYA: El proceso del té, desde el árbol a la taza

Kenia es el tercer productor mundial de té, superado por China y la India; pero, en cambio, es el país que exporta más de todo el mundo. Principalmente, exporta a la mayoría de países árabes y en algunos países europeos como Inglaterra. Por lo tanto, visitar las...

leer más
KENYA: Kericho y las plantaciones de té

KENYA: Kericho y las plantaciones de té

Kenia es el tercer productor mundial de té, superado por China y la India; pero, en cambio, es el país que exporta más de todo el mundo. Principalmente, exporta a la mayoría de países arábes y en algunos países europeos como Inglaterra. La región principal donde...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario