KENYA: La reserva del Masai Mara

africanlanders

octubre 27, 2021

El Masai Mara es uno de los safaris más impresionantes que puedes realizar en África. Hace frontera con el Serengeti de Tanzania (si quieres leer nuestra experiencia en este parque de Tanzania puedes clicar aquí), dando lugar a uno de los espectáculos más bonitos de la naturaleza como es la gran migración de ñus y cebras que cruzan durante una época del año la frontera y el río Mara en busca de mejores pastos.

Puesta de sol en el Masai Mara.

Cubre una amplia extensión de sabana africana donde habitan familias de leones y leonas, guepardos, leopardos, manadas de elefantes, búfalos, jirafas, hipopótamos, cocodrilos y grandes grupos de herbívoros, entre otros, que viven en libertad a lado y lado del río Mara. Allí, podrás verlos en acción durante su día a día, alimentándose, jugando, peleándose, descansando y caminando por los diferentes espacios del Masai Mara.

Necesitarás más de un día si quieres visitar las diferentes zonas del Masai Mara ya que, como el Serengeti, su extensión es inmensa. Es uno de los lugares imprescindibles para visitar si vas a Kenia donde serán muchos los momentos que te quedarás impresionado de la vida salvaje y la fauna que encontrarás.

Leones comiendo carne fresca en el Masai Mara.

¿Cómo llegar?

Con coche: El coche es el transporte más fácil para llegar a la Reserva del Masai Mara. Desde Nairobi, tardará unas 5/6 horas, son unos 270km. Debes tomar la carretera A104 hasta Limuru Town, y luego girar hacia la carretera B3 hasta Mai Mahiu. Una vez en Mai Mahiu, hay que tomar el desvío a la izquierda en Narok y finalmente llegaréis en el Masai Mara.

Desde el lago Nakuru, tardarás unas 6/7h, unos 280 km. Habrá que tomar la carretera A104 hasta Naivasha y desviarse a la C88 hasta Mai Mahiu. Después girar hacia Narok por la B3 hasta el Masai Mara.

Nosotros lo hicimos desde Kericho. En este caso, tardarás alrededor de 4 horas si vas directamente a la Oloololo Gate. Deberás tomar la carretera B1 para salir de la ciudad, y seguir por la carretera C23 hasta llegar a la población de Kaplong. Allí tendrás que tomar la carretera B3 dirección Narok, y girar a la población de Chebole dirección Chebunyo, donde cogerás un último desvío por la Chebaraa Road donde al cabo de 24 kilómetros ya tomarás una carretera sin asfaltar donde te encontrarás ya animales como cebras y impales. Esta carretera lleva directamente hacia la Oloolo Gate y en la zona de los alojamientos que se encuentran fuera del parque. Al cabo de 17 kilómetros, tendrás que fijarte con el mapa porque tendrás que girar pasando por un camino poco transitado en el que necesitarás 4×4. Te recomendamos que ponga el Maps.me para poder llegar bien a destino.

Si ya has contratado a una agencia para hacer el safari en la reserva, deberás comentar con ellos cuál es el punto de recogida. Normalmente es la capital, Nairobi o el punto que tú decidas por tu ruta que vaya bien por ambas partes.

Oloolo Gate.

Con transporte público: Nosotros no utilizamos el transporte público, pero Joan de Against the Compass lo utilizó para llegar hasta la puerta de Sekenani, en la parte este de la reserva, y así hacer el safari y dormir en el Camping Mara Explorers. Puedes seguir su fantástica explicación de cómo hacerlo en este artículo suyo.

Con avión: Es la opción más cara y de lujo. Hay vuelos que conectan la capital, Nairobi con el aeropuerto de dentro de la reserva, el Mara Serena. No bajan de los 200/300$ por persona.

Grupo de elands en el Masai Mara.

¿Cómo está dividido el Masai Mara?

Territorio de la tribu masái, el Masai Mara es una Reserva Nacional. Ésta está dividida en 2 partes que son independientes una de la otra:

  • Mara Triangle: está administrado desde el condado de Transmara y lo gestiona el Mara Conservancy. Es el único lugar donde podrás dormir en el parque. La entrada principal para acceder a esta parte es Oloololo Gate. En la entrada podrás pagar la entrada correspondiente a esta parte de la Reserva con tarjeta o Mpesa. Recuerda que tiene una duración de 24h.

Paisaje del Mara Triangle.

  • El área este del río Mara: está administrada por el condado de Narok. Es la mayor parte de toda la reserva. Sus entradas principales en esta parte de la reserva son la Talek Gate y la Sekenani Gate. En la entrada podrás pagar la entrada correspondiente a esta parte de la Reserva con tarjeta o Mpesa. Recuerda que tiene una duración de 24h.

Área este del río Mara, donde existe una mayor concentración de animales.

  • El área de conservación del Masai Mara: rodea las dos partes de la reserva. Forma parte del ecosistema de la Reserva y ayuda a su conservación. Hay muchos alojamientos en esta parte. Vive la comunidad masái.

Cada condado recibe el pago correspondiente de las entradas de forma independiente, por lo que si quieres acceder a la otra parte de la reserva tendrás que pagar una nueva entrada. Hay un puente el New Mara Bridge o también conocido como Purungat Bridge, que une el Mara Triangle (oeste) con la parte este de la reserva, que es la parte más grande. Si quieres acceder a la otra parte, basta con ir al puente y pagar la entrada a la puerta que encontrarás allí.

Nosotros primero visitamos el Mara Triangle una tarde y la mañana siguiente. Nos quedaban unas 3h para vencer las 24h de la entrada. Queríamos ir a la parte este, en el alojamiento que teníamos cerca de Talek Gate, pero hacer uso de la entrada al día siguiente (y así descansar una tarde). Pedimos si era posible entrar en la parte este haciendo uso de estas 3h que nos sobraban de la otra parte y comprar la entrada al día siguiente. Nos dejaron pasar, registrándonos y dejando hacer uso de estas horas que nos sobraban de camino a Talek Gate.

El río Mara.

Los animales no se encuentran encerrados en ninguna valla, se pueden mover libremente por todas las partes de la Reserva y el área de conservación. Por tanto, siempre puedes tener la oportunidad de verlos. Es importante tener en cuenta la época de visita y las migraciones para saber dónde habrá más. Pregunta a los rangers de las puertas de entrada a la reserva, ellos te informarán de cuáles son los puntos más fáciles para ver los animales.

Jirafas peleándose en el Masai Mara.

¿Cuál es la mejor época para ir en el Masai Mara?

Cuando preguntas a la gente local, dicen que Masai Mara siempre se puede visitar y que siempre es un buen momento para hacerlo. Para nosotros sería importante evitar las épocas de lluvias que van de marzo a junio y también de finales de octubre a diciembre. Por tanto, quedarían como mejores opciones los meses de enero-febrero y también de junio a octubre.

También hay que tener en cuenta que el Masai Mara junto con Serengeti, forman parte de un ecosistema común con migraciones internas entre los dos parques y también en las diferentes zonas de cada uno de ellos. Así que si quieres ver depende de qué animales es importante tener en cuenta a qué época vas y dónde se encuentran en ese momento.

Leona en el Masai Mara.

Si quieres ver la gran migración de animales en busca de nuevos pastos (contada más abajo en el apartado de: ¿Qué hacer en el Masai Mara?), normalmente tiene lugar en julio-agosto. Sin embargo, por experiencia, te explicamos el porqué no está asegurada. Sin embargo, ir al Masai Mara en cualquiera de las épocas propuestas será una gran experiencia y seguro que verás a muchos y muchos animales.

Ñus en el Masai Mara.

¿Qué hay que llevar?

Hacer un safari no se realiza todos los días. Siempre cuando llega el momento de los preparativos para realizar el equipaje aparecen algunas dudas sobre qué llevar, si me dejo algo… Aquí tenéis algunos consejos que siempre van bien a la hora de hacer la mochila o maleta cuando vamos de viaje, y especialmente cuando vamos a realizar un safari, que es una actividad muy específica:

  • Llevar lo que es justo y necesario en la mochila: Tendemos a poner de todo dentro de la maleta, aunque los «por si acaso» normalmente nos los podemos ahorrar. Debemos tener en cuenta que la mochila o la maleta que cogemos sea preferiblemente de tela/lona, ​​que no sea rígida, ya que en los safaris no se dispone de mucho espacio dentro del coche y se suele poner el equipaje arriba del vehículo para ganar espacio.

  • Llevar ropa muy diversa: En Kenya las temperaturas cambian mucho durante el día. Suele hacer fresca por las mañanas y por la noche, mientras que al mediodía normalmente hace mucha calor. Unos pantalones largos por la mañana/noche, junto con unas camisetas/camisas de manga larga os protegerán del frío como también de los mosquitos. Es importante coger ropa ligera y cómoda, con la que te sientas a gusto y puedas hacer mucho tipo de movimientos. A la vez, ten en cuenta que los colores oscuros, como el azul marino, atraen a los insectos, sobre todo a la mosca tse-tsé que es activa durante el día. Es aconsejable llevar colores naturales como: el verde oscuro, caqui, marrón, beige…

  • Muy recomendable llevar gafas de sol, sombrero o un pañuelo para la cabeza, crema solar y crema protectora para los labios.

  • Incluir un impermeable dentro de la mochila: muchas veces llueve de forma imprevista y de golpe, así que tener un impermeable a mano puede ser útil para no terminar mojado como un pato. También va bien como protección del viento en las primeras horas de la mañana o de la tarde.

  • Lleva unos prismáticos buenos y/o una buena cámara de fotos. Te servirán para ver mucho mejor los animales que encuentres, ya que a veces no los ves al lado de la carretera. Si te gusta la fotografía, ten en cuenta que es bueno tener un teleobjetivo de unos 300, con baterías extras de repuesto, un buen kit de limpieza del material porque hay mucho polvo, suficientes tarjetas de memoria y algunos filtros que protejan también los objetivos.

  • Viaja con un buen seguro médico. Nosotros te recomendamos que contrates a Chapka Seguros, una empresa que ofrece packs a medida para tu viaje. Si haces clic aquí, tendrás un 7% de descuento.

Permisos y entradas

Visitar el Masai Mara no es barato. Por lo general, hacer un safari en Kenia es bastante caro ya que el precio de las entradas es bastante elevado. El precio de la entrada al Masai Mara es de 80$ por persona y día. Hay que tener en cuenta que la entrada dura 24h así que si entras a las 15h del mediodía, puedes entrar al día siguiente en el parque hasta la misma hora.

Una forma de economizar tu estancia es calcular cuántas entradas de 24h necesitarás y elegir muy bien tu alojamiento (si está dentro del parque, tendrás que pagar entrada a todas horas incluso si te tomas una tarde de descanso. Además, los alojamientos son más caros). Para dormir en el parque tienes un descuento de 10$ al precio de la entrada, por tanto te costará 70$.

Si vas con tu vehículo, aparte, tendrás que añadir el precio de entrada del coche, que son unos 400 KSH (unos 4€).

Salida del sol en el Masai Mara

¿Safari por libre u organizado por una agencia?

El Masai Mara es una de las reservas más impresionantes de África. Si quieres hacer un safari por libre, puedes hacerlo. No hay ninguna obligación de entrar con guía y puedes intentar descubrir por ti mismo dónde están los animales. Además, en Kenia (a diferencia de Tanzania y Uganda) la entrada por vehículo de matrícula local o extranjera es muy barata, facilitando así que puedas acceder al parque por libre con tu propio vehículo.

De todas formas, el Masai Mara es una reserva gigante. Si viajas por libre, quizás te perderás alguna de las partes más importantes donde habitan los animales, y te perderás por los diferentes caminos de la reserva.

Vista del Masai Mara desde el Mara Triangle.

En el Mara Triangle, nosotros entramos por libre y sin guía con nuestro propio coche. Es relativamente fácil conducir por este pedazo de la reserva (no hace falta 4×4), los caminos están bien marcados y nosotros encontramos hienas, grandes manadas de elefantes, búfalos, hipopótamos, cocodrilos, jirafas y leonas con facilidad por nosotros mismos. Por tanto, en esta parte pensamos que no hace falta ir con guía.

Caminos del Mara Triangle.

En cambio, en la parte este de la Reserva hay muchos más caminos que no están muy marcados y el 4×4 es obligatorio por los cruces de algún río y caminos. Nosotros recorrimos unas horas sin guía esta parte y nos costó encontrar algunos de los animales top. En cambio, al día siguiente fuimos con un guía en nuestro coche que se conocía la zona y hicimos un recorrido muy completo dentro de la Reserva donde vimos guepardos, leones, leopardos y una gran cantidad de animales en vida salvaje. Además, el guía nos iba indicando los caminos a seguir despreocupándonos así de ir mirando el mapa y pudiendo disfrutar aún mejor de la Reserva del Masai Mara.

En la carretera, ¡tendrás que ir despacio para no atropellar a los animales!

¿Qué hacer en el Masai Mara?

– Disfrutar de la natura haciendo un safari por el parque

El Masai Mara destaca por su diversidad natural que podemos encontrar, sobre todo por su fauna. Podemos encontrar a los grandes Big Five: el elefante, el búfalo, el leopardo, el león y el rinoceronte. También se pueden ver grandes manadas de cebras, ñus y gacelas, jirafas, hipopótamos, cocodrilos, impalas, 400 tipos de aves diferentes… en un paisaje de sabana africana con llanuras de extensión inmensa e interminable.

Leones jugando en el Masai Mara.

Los más difíciles de ver son el leopardo y el rinoceronte. Nosotros este último, el rinoceronte, no tuvimos la suerte de verlo en el Masai Mara, pero sí en el lago Nakuru o en la Reserva Natural de Ol Pejeta.

Lo cierto es que es impresionante la gran cantidad de animales que vimos. Te aseguramos que verás a muchos animales, sobre todo en los momentos de la salida y la puesta de sol. Da igual si vas solo sin un tour organizado, muévete por la reserva sin miedo, utilizando el Maps.me y siguiendo los consejos que te hemos dado en el apartado: ¿safari por libre u organizado por una agencia?

Búfalos en el Masai Mara.

– Ver la gran migración

La gran migración es uno de los fenómenos naturales más impresionantes que ocurre en el Masai Mara y en la reserva vecina de Tanzania, el Serengeti. Ambas reservas, junto al cráter del Ngorongoro, forman parte del mismo ecosistema dividido sólo por las fronteras políticas que han puesto los humanos. Los animales no entienden fronteras.

Cada mes de julio, o en ocasiones, de agosto, los ñus y las cebras atraviesan el río Mara después de haber recorrido más de 1.000 km desde el Serengeti en busca de nuevos y frescos pastos. Estos animales se alimentarán allí hasta que en octubre, principios de noviembre, regresarán de donde han venido: en el Serengeti de Tanzania. Si en esta época estás cerca del río Mara, pues, podrás ver cómo estos animales cruzan el río luchando por su supervivencia mientras grandes cocodrilos esperan impacientes su almuerzo.

Ñus en el Masai Mara a la espera de la Gran Migración.

Nosotros visitamos el Masai Mara a finales de agosto y no vimos el cruce del río. Lo intentamos los dos días que estuvimos allí y no fue posible. Preguntamos a todo el mundo y nos dijeron que este año iba tarde. Lo sorprendente e imprevisible de la naturaleza es eso, que nunca sabes cuándo ocurrirá o si realmente este año tendrá lugar. Pero lo triste y pesimista es que es por culpa de la huella humana y del cambio climático. La subida de temperaturas y el cambio en las estaciones de lluvias está cambiando el comportamiento de los animales en África. Si queréis saber más sobre este triste tema podéis consultar esta noticia del País de José Naranjo y Carla Fibla.

Cocodrilos en el río Mara. Nosotros no vimos el paso de la Gran Migración.

¿Dónde dormir?

El Masai Mara dispone de una amplia oferta de alojamiento pero no todas las opciones son aceptables para todos los bolsillos. Existen diferentes tipos de alojamiento: lodges, tented camps y campings. Un aspecto a tener en cuenta es que normalmente los alojamientos de fuera de la reserva, serán más baratos que los de la misma categoría de dentro.

Es muy importante antes de elegir un alojamiento hacer una pequeña planificación de cuál queréis que sea vuestra ruta de safari por el Masai Mara. Esta ruta condicionará los alojamientos que elegiréis y qué desplazamientos tendréis que hacer para empezar el safari o volver después de hacerlo a vuestro alojamiento.

Pensad que deberéis orientar vuestra selección alrededor de las puertas de acceso y de qué parte del parque queréis visitar: la parte este (con las puertas de Talek y Sekenani) o la parte oeste, el Mara Triangle (con la puerta de Oloololo).

Alojamientos cerca de Oloololo Gate o de dentro del Mara Triangle

– Enchipai lodge: Se encuentra situado a 20 minutos en coche de la puerta de Oloololo Gate, sobre una montaña donde vive la comunidad Masái y encarado al Masai Mara. Como os podéis imaginar tiene unas grandes vistas a la reserva, ¡es espectacular! Cuando nos alojamos allí estaba todavía bajo construcción, y pudimos acampar en su terreno. El Lodge lo prometen terminar este octubre. Dispondrá de unas 5 tiendas con grandes vistas a la llanura de la sabana del Masai Mara, piscina, restaurante, gimnasio… Todas las facilidades que el turista pueda necesitar. ¡Un lugar de ensueño! Puedes contactar con Mike en el teléfono: +254 711 222524 o bien, visitando su web aquí.

Hoguera con los trabajadores de Enchipai Lodge.

– Eluai Camp: Es un campamento que se encuentra dentro del Mara Triangle. Dispone de una zona de acampada donde no hay facilidad: no hay duchas ni aseos. Es necesario llevar la propia comida y para hacer fuego por la noche. Tiene la gran ventaja que se encuentra dentro de la reserva y tiene unas buenas vistas, por tanto podrás alargar más tu estancia dentro y no tener que calcular cuánto tiempo tardas hasta la puerta de salida antes del cierre. El precio es de 30$ por persona/noche. Es necesario pagar el alojamiento en la entrada del parque y comprobar que haya plazas libres.

Alojamientos cerca de Talek Gate

– Cocodrile Camp: Situado justo en la salida de Talek Gate, es el campamento mejor puntuado de la zona por su proximidad a la reserva, las vistas al río Talek y sus instalaciones. Dispone de tiendas amuebladas con vistas al río pero también se puede acampar en una zona llena de árboles y sombra. La zona de acampada dispone de un recinto donde poder cocinar y aseos y duchas. Muy buena relación calidad-precio, 800 KSH por persona y noche. El restaurante tiene una zona exterior donde encender fuego y ver la reserva desde allí. El personal es muy amable y con ganas de que te sientas como en casa. Puedes contactar con ellos a través de su web aquí, o bien con Brian al +254 713 538027.

Uno de los alojamientos del Cocodrile Camp.

Nosotros decidimos acampar en este camping dos noches para visitar la parte este de la reserva. Si vas con tu vehículo y quieres un guía que pueda ir orientándote en los puntos donde se encuentran los animales puedes contactar con Patrick, un joven Masái muy agradable nacido en el pueblo de Talek que se conoce muy bien toda la zona y caminos. Su teléfono es: 0700443260. Hay que decir que gracias a él pudimos ver escenas de vida salvaje espectaculares y conseguimos ver al leopardo.

Con Patrick en el Masai Mara.

– Aruba Mara Camp: Se encuentra a 50m de la puerta de Talek. Dispone de tiendas amuebladas en las que pasar la noche (25-115€) y también de zona de acampada. Los precios de acampada son 9€ por persona. Duchas de agua caliente y recinto para cocinar. La zona de acampada no tiene mucha sombra. Puedes contactar con ellos en su web o al teléfono:  +254 723 997 524.

Alojamientos cerca de Sekenani Gate

– Mara Explorers Camp: Está situado a 3km de la puerta de Sekenani. Es una buena opción si has decidido hacer una ruta mochilera por Kenia y no dispones de vehículo propio. Puedes llegar en transporte público. Ofrecen que se pueda realizar un safari con ellos. Puedes llevar tu tienda de campaña o bien, pagar por dormir en una de allí. Puedes contactar con ellos aquí o llamando al teléfono: 0706 856216.

Nuestra ruta


DIA 1: Nuestra ruta por la reserva del Masai Mara empezó desde la puerta de Oloololo, para visitar el Mara Triangle. Compramos las entradas de 24h y el permiso de entrada por el coche con los Rangers de la puerta y nos dispusimos a entrar. Estábamos nerviosos, ¡por fin entraríamos en una de las reservas más conocidas y con más animales de África!

Los primeros elefantes del Masai Mara.

Ya sólo empezar el trayecto con el coche, en una pista de tierra muy bien cuidada, empezamos a ver animales por todas partes, gacelas Thompson, ñus y una gran manada de elefantes. Quizás había más de 40 elefantes juntos que se disponían a cruzar la carretera delante de nosotros. Paramos el coche y el motor y disfrutamos del espectáculo: madres con crías con enormes colmillos, iban en busca de hierba fresca. Después de que la reserva nos recibiera con este regalo, continuamos el viaje, encontrando unas jirafas que comían hojas de una acacia justo al lado del camino. Alargaban su cuello para llegar a las hojas más tiernas, con nosotros justo al lado, que casi podíamos tocarlas. También pudimos disfrutar de manadas de cebras y gacelas en capazos, hipopótamos y cocodrilos en el río tomando el sol esperando que algún ñu despistado cruzara por allí para el almuerzo, facóqueros mordisqueando raíces, etc…

Jirafas al lado del camino.

Finalmente, con la puesta de sol entre las montañas, salimos de la reserva y nos dirigimos a Enchipai lodge donde nos recibieron con una gran hoguera y compartimos historias masái y catalanas con la luz de la luna en el cielo.

Hoguera en el Enchipai Lodge.

DIA 2: Nos levantamos pronto para estar a las 6.30 delante de la puerta de Oloololo de nuevo. Es sabido que por la mañana, cuando sale el sol, es cuando los animales están más activos. Así que justo al entrar, la salida de sol con unas acacias y unos elefantes nos dijeron el buen día. A continuación decidimos pasar por caminos que no habíamos pasado el día anterior. Una de las primeras sorpresas fue un grupo de hienas. La mayor estaba situada en medio de la carretera, descansando seguramente de una noche intensa y las otras al lado, tumbadas durmiendo. Una curiosa hiena, de las más pequeñas se acercó justo hasta nuestro lado. Tenía esa sonrisa sospechosa que les ha hecho coger la «mala fama» pero sabemos que son mucho más que eso: sociales y estrategas, con un papel muy importante en la cadena alimentaria.

Hiena en el Masai Mara.

A continuación, y sin estar demasiado recuperados de lo visto, vimos sobre una roca un león que se levantaba sobre la sabana. Vimos un coche que iba hacia allí y nosotros lo seguimos. El león se marchó muy rápidamente pero encontramos dos leonas que comían su desayuno del día. ¡Lo habíamos conseguido, habíamos visto a las primeras leonas comiendo del viaje! (Lo que no sabíamos es que al día siguiente nos sorprendería aún más).

Dos leonas en el Masai Mara.

Después de esas dos escenas impactantes, intentamos tener suerte para ver el cruce del río pero nos encontramos sólo con los cocodrilos y los hipopótamos del pasado día. Nos quedamos un buen rato. Los hipopótamos tienen un «no sé qué» que hipnotiza mirarles. A continuación vimos unos buitres acabándose de comer una presa de algún depredador que ya había quedado harto. Se peleaban entre ellos a ver quién conseguía un mejor bocado.

Hipopótamos en el río Mara.

Atravesando la sabana, entre manadas de cebras, impalas y gacelas llegamos hasta el New Mara Bridge. Allí nos dieron el visto bueno para utilizar las horas que nos quedaban del Mara Triangle por la parte este del parque. La parte este del parque no nos recibió con el mismo esplendor. Teníamos la adrenalina subida de la mañana y esperábamos ver a muchos animales. Queríamos acción y encontramos paz. La sabana africana nos recibía llena de campos de herbívoros en busca de los mejores pastos. Después de esa mañana larga y a punto de terminarse las primeras 24h de la primera entrada, decidimos salir por la Talek Gate y descansar por la tarde en el Cocodrile Camp. Una cervecita fría al anochecer, sirvió para concluir la jornada.

Impalas en el Masai Mara.

DIA 3: El día siguiente empezó temprano también, teníamos la intención de pasar un día completo en la reserva. Nos acompañaba un joven masái llamado Patrick que nos haría de guía durante todo el día. Esperábamos que con la ayuda de un guía, el día fuese mejor que las primeras horas en la parte este del parque que habíamos hecho el día anterior. No sabíamos lo que nos esperaba ese día ni el conjunto de emociones que viviríamos, pero todo empezó a los 10 minutos de entrar. Una manada de leonas con sus cachorros estaban comiéndose un ñu recién cazado. La escena era espectacular, los ruidos, cómo iban devorando al animal y estirando la piel para acceder a la carne, cómo se iban intercambiando las posiciones para que los cachorros pudieran comer… Nos hubiéramos quedado todo el rato allí.

Leones desayunando en primer plano.

Decidimos al cabo de un buen rato de seguir camino. Nos adentramos por caminos llenos de manadas de búfalos marcando terreno y mirándonos con esa cara de pocos amigos hasta que vimos una muchedumbre de coches en el fondo. ¿Qué ocurría? ¡Algo muy importante! Un grupo de cuatro guepardos hermanos atravesaban la sabana. Llegamos justo al momento en que subían los cuatro en una rama para ver mejor el horizonte. ¡Nunca habíamos visto 4 guepardos juntos! El guepardo es un animal solitario que sólo se agrupa si está con sus hermanos. ¡Y el Masai Mara no paraba de obsequiarnos con más escenas como aquella!

4 de los 5 hermanos guepardos del Masai Mara.

Todavía eufóricos por el momento, vimos cerca a dos leones machos. Uno estaba comiendo y el otro, más grande, observaba a su alrededor. Éste último era joven e imponente. Mientras estábamos observándolos, cruzó una manada de elefantes justo a su lado.

El león macho en el Masai Mara.

El día fue pasando con escenas increíbles de manadas de herbívoros, grupos de hipopótamos, un leopardo muy escondido dentro de un arbusto que costaba ver… Hasta que ya casi al final del día, Patrick nos dijo que habían visto una gacela muerta sobre un árbol, señal de que un leopardo, lo iría a buscar o estaría cerca. Teníamos ganas de ver a un leopardo con claridad, así que sí, nos arriesgamos y fuimos a una punta lejana del parque. Allí vimos a todos los otros coches de safari esperando junto al árbol y nosotros al otro lado del río, mirando si venía por el otro lado. ¿Y sabéis quién tuvo la suerte de verlo primero y disfrutarlo??? ¡Pues sí, nosotros! ¡Y esta vez muy cerca y visto con claridad!

Leopardo en el Masai Mara.

El Masai Mara se despedía con una gran imagen mientras volvíamos al campamento con una sonrisa de oreja a oreja, ¡no nos cansábamos de repetirnos qué suerte habíamos tenido!

¡Adiós Masai Mara!

Categories: KENYA
Etiquetes:
KENYA: El swahili, su historia y algunas palabras básicas

KENYA: El swahili, su historia y algunas palabras básicas

El Swahili (también conocido como kiswahili) es un idioma africano que hoy en día hablan entre 50 y 100 millones de personas; convirtiéndose así en el segundo idioma más extenso del continente después del árabe. Actualmente, este idioma se habla mayoritariamente en...

leer más
KENYA: El lago Victoria

KENYA: El lago Victoria

El lago Victoria es el lago interior más grande de África y el lago tropical más grande del mundo. Con una superficie de 68.800 kilómetros cuadrados, este gran lago africano se encuentra en África Central y se encuentra en una antigua cuenca en las fronteras de tres...

leer más
KENYA: La reserva de Samburu

KENYA: La reserva de Samburu

Situado en el norte de Kenia, entre Isiolo y Archer's Post, encontramos una de las reservas más bonitas de Kenia en cuanto a paisaje. Dividida en 3 partes diferentes separadas por un río, el Ewaso Ng'iro, proporciona una línea de vida a los animales y personas de la...

leer más
KENYA: La isla de Lamu

KENYA: La isla de Lamu

Lamu es un archipiélago situado en la costa norte de Kenia, justo en el límite con la frontera con Somalia. Está formado por 6 islas: Manda, Pate, Lamu, Kiwayu, Kiunga y Lama. Las dos ciudades más grandes, Lamu y Shela, se encuentran en la isla de Lamu. La isla Manda...

leer más
KENYA: Información práctica y sus imprescindibles

KENYA: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Nairobi Superficie: 580.367 km2 Habitantes: 47.600.000 habitantes (2019) Densidad población: 82,02 habitantes por km2.  Idiomas: Los idiomas oficiales de Kenia son el swahili y el inglés. En la escuela, aprenden estos dos idiomas mientras que el idioma...

leer más
KENYA: Mombasa y la costa de Kenia

KENYA: Mombasa y la costa de Kenia

La costa de Kenia es una de las zonas más espectaculares del país. Ha sido uno de los puntos más estratégicos de la historia de África Oriental. Desde allí, salían muchas caravanas de exploradores para adentrarse en África interior. Son muchas las potencias que se han...

leer más
KENYA: El bosque de Kakamega

KENYA: El bosque de Kakamega

El bosque de Kakamega es la única zona que se conserva en Kenia del anillo de bosque tropical que cruza toda África, desde Guinea hasta el océano Índico pasando por Congo. Situado al oeste del país, es una opción bastante desconocida en cuanto al turismo, pero muy...

leer más
KENYA: El lago Nakuru

KENYA: El lago Nakuru

El lago Nakuru es un parque nacional que destaca por la presencia de flamencos, pelícanos y aves. También puedes encontrar hipopótamos y manadas de búfalos que se acercan al agua para refrescarse. Además, es de los pocos lugares de Kenia donde todavía se pueden ver...

leer más
KENYA: El proceso del té, desde el árbol a la taza

KENYA: El proceso del té, desde el árbol a la taza

Kenia es el tercer productor mundial de té, superado por China y la India; pero, en cambio, es el país que exporta más de todo el mundo. Principalmente, exporta a la mayoría de países árabes y en algunos países europeos como Inglaterra. Por lo tanto, visitar las...

leer más
KENYA: Kericho y las plantaciones de té

KENYA: Kericho y las plantaciones de té

Kenia es el tercer productor mundial de té, superado por China y la India; pero, en cambio, es el país que exporta más de todo el mundo. Principalmente, exporta a la mayoría de países arábes y en algunos países europeos como Inglaterra. La región principal donde...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario