ESWATINI: Hlane Royal National Park

africanlanders

diciembre 29, 2021

El Hlane Royal National Park es el parque por excelencia de Eswatini. Es el mayor parque de todo el país con unas 30.000 hectáreas.  Antiguamente el parque había servido como área privada de caza del rey hasta que el rey Mswati III lo protegió. Actualmente el parque lo gestiona el Big Game Parks y es uno de los más turísticos del país.

Se pueden ver 4 de los Big Five: los rinocerontes, los leones, los elefantes y los leopardos.  Pero también podrás ver hipopótamos, jirafas, cebras, kudus, facoqueros, impales, ñus, cocodrilos… Destaca también la gran variedad de pájaros que podrás ver entre ellos, una gran población de marabus que se instalan en  un bosque de árboles muertos característico del parque.

Leones en el Hlane Royal NP.

El parque se divide en tres zonas distintas separadas entre ellas por vallas metálicas.  Cada parte es independiente de la otra. En la primera zona, se encuentran los leones junto con los elefantes y algunos antílopes. Esta zona sólo podrás acceder con un safari organizado por el mismo parque y que debes reservar antes. En la segunda zona encontrarás jirafas, antílopes, ñus,…  animales herbívoros. Y finalmente en la última zona podrás encontrar rinocerontes blancos y otros herbívoros. Es en esta última donde si reservas el Rhino Game Drive, podrás hacer un safari y bajar un rato a pie para ir en busca de los famosos rinocerontes.

Una de las vallas con la que está dividido el parque nacional.

Una de las cosas que destacaríamos de este parque, es la gran facilidad que tuvimos de ver rinocerontes por nosotros mismos con nuestro coche.  Este animal en peligro de extinción y difícil de ver en los safaris, es uno de los reclamos de este parque y realmente es cierto que puedes ver muchos.  ¡Nosotros vimos tantos y de tan cerca!

Rinocerontes en el Hlane NP.

¿Cómo llegar?

Hlane Royal National Park es un parque nacional que se encuentra en el noreste del país.  Está un tanto apartado de todas las demás atracciones turísticas pero vale mucho la pena visitarlo. Eswatini es un país pequeño, y por tanto, las distancias son relativamente cortas.  Nosotros tardamos unas 2-3 horas en ir del valle de Ezulwini a Hlane Royal NP.

Tortuga en el Hlane Royal NP. Aunque vayas a paso de tortuga, llegar al parque es relativamente fácil.

Si vienes de Manzini o Mbabane, deberás seguir la MR3 hasta después de 30 kilómetros de Manzini donde, justo antes del aeropuerto, deberás desviarte dirección Siteki- Lomashasha. Esta carretera te lleva dirección a Simunye. Vigila de no seguir el cartel que pone Hlane Royal residence, porque no te llevará a la entrada del parque.  Después, tendrás que seguir por esta nueva carretera durante unos 35 kilómetros hasta que encuentres el desvío de Hlane Royal NP a tu izquierda. Conduce despacio porque en esta carretera pueden cruzar distintos animales salvajes.

Si vienes de la frontera con Mozambique o del norte, tendrás que pasar la población de Simunye. Si vienes de Mananga (frontera con Sudáfrica), tendrás que tomar la carretera MR24 que se encuentra a unos 5 kilómetros de la frontera;  y conducir unos 32 kilómetros entre distintas plantaciones de cañas de azúcar.  Llegarás, entonces, al desvío de la MR3 que va a Mozambique.  Allí, tendrás que girar a la derecha, pasar la población de Simunye, y después girar a la derecha para llegar a la puerta de acceso del Hlane Royal National Park.

Puerta de entrada del Hlane Royal NP.

Permisos y precios

El Hlane Royal National Park es una reserva que puede visitarse durante el día (entrar y salir);  o si se quiere, también existe la opción de quedarse a dormir dentro del propio parque, en el Ndlovu Camp.  La puerta de entrada principal se encuentra a escasos metros del campo, y desde donde se encuentra también el restaurante y de donde salen todas las actividades organizadas.  Este parque abre y cierra siguiendo el ciclo solar, es decir, a la salida y puesta de sol.

Para entrar en el Hlane Royal National Park se debe pagar una entrada de 70 rands por persona y día. Esta entrada la podrás pagar en la recepción de entrada en efectivo o en tarjeta de crédito. Piensa, sin embargo, que si tienes la Wild Card de Sudáfrica, el precio de este parque está incluido y, por tanto, será gratuito. Para entrar en tu coche, no piden ningún pago. Una vez allí, puedes realizar diferentes actividades que debes reservar con antelación a reservations@biggameparks.org El precio de estas durante el año 2021 era:

Precios de las actividades del Hlane Royal National Park (año 2021).

El precio de los diferentes tipos de alojamiento se indica en el apartado: “¿Dónde dormir en el Hlane Royal National Park?”. Big Game Parks es la organización que gestiona la reserva. Éstos son los mismos que gestionan el Mlilwane Wildlife Sanctuary (si quieres saber nuestra experiencia allí, puedes ver el siguiente artículo).

Hlane Royal National Park con toda la familia.

¿Qué hacer en el Hlane Royal NP?

En el Hlane Royal NP puedes realizar muchas actividades diferentes y muy atractivas. Todas ellas tendrás que reservarlas con antelación desde el Ndlovu Camp, ya que todos los coches de safari salen de allí. Las actividades las podrás pagar con tarjeta, no es necesario que sea en efectivo.

– Hacer un safari con tu coche o lo que se conoce como Self Drive

Esta es una de las actividades que más nos gusta de todos los parques, y en éste, también se puede hacer y la recomendamos mucho. Conducir libremente, ir descubriendo caminos y ver qué animales vas encontrando es una de las cosas que más nos gusta, ya que destinas el tiempo que quieres a cada animal y si hace falta, repites de zona a ver si todavía están más tarde o ha cambiado la situación. Piensa que necesitarás un 4×4 para poder hacerlo.

Antílopes en el Hlane Royal NP.

Pide antes pero, el estado de las carreteras ya que si ha llovido los días antes te puedes quedar atascado. Nosotros sólo pudimos movernos por una zona porque había partes de la carretera dónde la tierra estaba muy blanda de la lluvia de la noche anterior y hacía posible un atasco total del coche.

Jirafas en medio del camino en el Hlane Royal NP.

Además, en algunos lugares podrás bajarte del coche y visitar algunos de los miradores de las balsas de agua donde verás cocodrilos y también muchas aves acuáticas. Es un buen momento para sentarse, descansar y contemplar las hermosas vistas del Hlane Royal NP.

Mirador en una de las balsas de agua del Hlane Royal NP.

– Hacer un safari para ver leones: el Sunrise o Sunset Game Drive

En el Hlane se pueden hacer safaris en la salida del sol, al mediodía y también en la puesta de sol. Nosotros recomendamos los de la salida y la puesta de sol cuando los animales son más activos. Estos safaris tienen una duración de 2 horas y media.

León macho en el Hlane Royal NP.

La zona para ver a los leones es una zona que sólo se puede acceder a través de un Game Drive contratado del parque. Irás con un coche de safari abierto, junto con otras personas que habéis coincidido para hacer la misma actividad ese día. Estos safaris incluyen pues la zona esta de los leones y posteriormente las demás.

Coche de safari para ir a ver a los leones.

– Hacer un safari a pie para ver a los rinocerontes de cerca: el Rhino Drive

Los demás safaris no incluyen la posibilidad de bajar del coche y andar con un ranger para acercarse más a los rinocerontes. En cambio con Rhino Drive, te especializarás completamente con estos animales que sólo están en una zona, y una vez tu guía los localice, podrás bajarte del coche y seguirlos un rato a pie.Tiene una duración de 1 hora y 30 minutos y la mínima edad para realizar este safari es de 13 años. Piensa que si reservas esta actividad no entrarás en el área de los leones. 

Rinocerontes justo delante de nosotros en el safari a pie.

En todo momento, recuerda que son animales salvajes y que es necesario seguir las indicaciones del guía que tienes al lado siempre. Son animales que pueden vivir hasta 45 años y que tienen muy buen oído y olfato. Tus movimientos irán en función del viento y vigilante de no hacer nada de ruido. Es impresionante acercarse a estos animales gigantes de cerca, ¡es una experiencia única!

Laia y Sílvia, y los rinocerontes al fondo.

¿Dónde dormir en el Hlane Royal NP?

Dentro del Hlane Royal NP, encontramos el Ndlovu Camp que ofrece principalmente dos tipos de alojamiento y se encuentra en el centro del parque. Éste es el que te recomendamos que te alojes ya que está muy bien ubicado, tiene un encanto especial y en su charca de agua podrás ver muchos animales. Dispone de:

– Camping: Hay cocina, aseos y duchas compartidas y diferentes parcelas donde encontrarás antílopes paciendo por tu lado. No dispone de puntos de electricidad. El precio es de 135 rands por persona y noche.

– Self-catering cottage: En este caso, son cabañas que carecen de electricidad, pero sí que te ofrecen cocina de gas y luces de queroseno para iluminarte. Podrás prepararte la comida o ir al restaurante del campo donde tienen un menú variado y aceptable. También ofrecen desayunos. El precio de la cabaña son de 561 rands por persona y noche. Si quieres wifi, podrás obtenerlo pagando para conseguir un código en recepción. Las cabañas son pequeñas pero muy bonitas, dirigidas todas al punto de agua que hay en el campo. Allí podrás ver distintos animales que van a beber durante el día y algunos hipopótamos permanentes muy entretenidos de observar con una cerveza en la mano.

Interior de uno de los cottage del Hlane Royal NP.

Aparte, también se encuentra el Bhubesi Camp, más alejado (16km de Ndlovu Camp) y más tranquilo, aunque no dispone de las instalaciones y facilidades del Ndlovu Camp. Tiene 6 cabañas de piedra y también se puede acampar.

Observando la balsa de agua de delante del alojamiento, y descansando.

Nuestra ruta

DIA 1: Llegamos a Hlane sobre las dos de la tarde, después de parar en Manzini a comprar telas africanas. Ya nos encontrábamos en la llanura de Eswatini, la tercera parte del país que todavía nos faltaba descubrir después de las montañas de Piggs Peak y el valle de Ezulwini.

Hlane NP es un parque nacional que dispone de tres partes principales: una que es donde puedes encontrar a los rinocerontes; otra dónde puedes encontrar distintos herbívoros y otra especial donde puedes encontrar a los leones. Para esta última, necesitabas acceder con un coche de safari del parque. Nosotros lo teníamos reservado por la tarde, así que nos preparamos para lo que sería el primer safari en medio de leones por Silvia, Xavier y Esther.

Hlane Royal NP.

Nos acompañaba un guía-conductor que se fue soltando cada vez más. Después de ver a los primeros animales como los impales y otros antílopes, abrimos la valla donde estaba la reserva de los leones. El día estaba volviéndose negro, y cada vez hacía más viento. La lluvia estaba muy cerca de nosotros, pero por suerte todavía tuvimos tiempo de ver leones y un elefante.

Justo al lado del camino, había estirados dos leones machos y dos leonas. ¡Eran muy grandes! Estaban descansando pero de vez en cuando levantaban la cabeza, haciendo que la instantánea de la fotografía en ese momento fuera muy bonita. Estuvimos un rato parados, viendo cómo el viento movía las hierbas y parte de las cabelleras de los leones. Pero éstos permanecían inmóviles…

Leona en el Hlane Royal NP.

Seguimos por la reserva hasta encontrar un elefante solitario que caminaba de forma rápida. El día cada vez era más negro y parecía que en nada tenía que caer un chaparrón. El guía nos dijo que teníamos que volver, así que aprovechamos para pasar de nuevo por la zona de los leones cuando cayeron las primeras gotas.

Elefante en la zona de los leones del Hlane Royal NP.

Justo en ese momento, los cuatro leones se levantaron y fueron rápidamente hacia el interior de unos arbustos. Nosotros también nos protegimos como pudimos dentro del coche de safari, pero caía agua por todas partes…

Leones en el Hlane Royal NP justo antes de que comience la tormenta.

Estábamos justo en medio de la tormenta, era ya como si fuera muy negra noche, y el guía condujo rápidamente hasta la cabaña donde dormían Xavier y Esther. Nos había caído el aguacero encima, y ​​ese día parecía que la lluvia no tenía freno. Después de cenar y hacer algún juego, fuimos caminando hasta nuestras tiendas en medio de grandes charcos de agua. Al día siguiente a las seis de la mañana teníamos un safari a pie con los rinocerontes.

¡Volviendo hacia el alojamiento en medio de la tormenta!

DIA 2: Nos levantamos temprano y, por suerte, la lluvia ya había parado. Sin embargo, la tienda de campaña que estaba plantada en el suelo había quedado empapada por fuera. La intentamos plegar en el lavabo antes de encontrarnos de nuevo con nuestro guía de ayer. Esta vez visitaríamos la parte donde estaban los rinocerontes, y si teníamos suerte podríamos caminar muy cerca de ellos.

Empezamos el safari en medio de caminos bien embarrados. De hecho, en algún lugar casi nos quedamos atascados en medio del camino y ese día, la previsión para ir con tu propio vehículo por allí no era muy recomendable. Vimos diferentes antílopes, cebras, ñus, pero los rinocerontes todavía no aparecían. Cuando el guía ya nos había dicho que ese día no habíamos tenido suerte, aparecieron en medio del camino unas jirafas muy bonitas que nos cerraban el paso. ¡Al menos habíamos visto algo diferente a antílopes!

Jirafa comiendo en el Hlane Royal NP.

De repente, el guía aceleró la marcha y las jirafas se apartaron. Allí al fondo, había una madre rinoceronte con su cría que iban a cruzar por el camino. Bajamos rápidamente del coche y sin pensárnoslo seguimos el guía hasta llegar cerca de los rinocerontes. ¡La cría se movía arriba y abajo y era muy importante no hacer ningún tipo de ruido para no llamar la atención de la madre! ¡Era increíble ver a aquellos rinocerontes tan cerca de nosotros… Finalmente, habíamos tenido suerte y habíamos visto a los rinocerontes en un safari a pie!

Rinocerontes en medio del camino al Hlane Royal NP.

Una vez volvimos al camping, cogimos nuestro coche para conducir sólo en los puntos donde nos habían marcado debido al estado embarrado de otros caminos. Así que volvimos por donde habíamos visto a los rinocerontes, y unos metros más allá vimos uno que descansaba junto a un árbol. Una tortuga se acercaba para realizar la simbiosis entre estos dos animales. Parecía tranquilo, pero estos animales pueden llegar a correr a más de 60 kilómetros por hora y pueden ser muy peligrosos. Seguimos conduciendo, hasta que por delante nuestro cruzaron otros dos rinocerontes. ¡Hoy se habían levantado tarde!

Rinoceronte descansando bajo la sombra de un árbol en el Hlane Royal NP.

Fuimos dirección a Bhubesi Camp por el camino principal. No encontrábamos muchos animales, hasta que delante de nosotros aparecieron cuatro jirafas que nos guiaron durante cientos de metros por el camino. Era increíble ver cómo se movían, cómo corrían y cómo miraban hacia atrás… Uno de los animales más elegantes del planeta.

Jirafas en la pasarela de moda del Hlane Royal NP.

Volvimos para comer en el alojamiento, pero antes volvimos a pasar por donde habíamos encontrado el rinoceronte descansando junto a un árbol. ¿Todavía estaría? Pues sí, allí estaba en otra posición ya que la sombra también se había movido. Por suerte, hacía sol y los caminos estaban cada vez más secos. Continuamos y justo antes de llegar nos encontramos con los marabus, considerado uno de los cinco animales más feos,que buscaban insectos en medio del barro en una zona de árboles muertos muy especial.

Marabú volando en el Hlane Royal NP.

Después de comer, volvimos a salir con el coche y vimos a un animal que no habíamos visto nunca: un kudu albino, que decidimos llamarlo blanquete. Era muy curioso ver a toda la familia de estos antílopes y blanquete que destacaba por encima del resto… Volvimos por la zona donde habíamos visto a los rinocerontes, pero aquella vez ya no había ninguna.  Así que dimos una vuelta en busca de más cebras y antílopes, antes de volver hacia el alojamiento a ver la puesta de sol desde la balsa de agua que había delante.

En blanquet, un kudu albino del Hlane Royal NP.

Allí, se habían añadido algunos impales y kudus, algunos de los cuales saltaban la valla y pastaban por los terrenos del camping.  ¡Además, dentro del agua tuvimos la suerte también de ver hipopótamos abriendo intensamente la boca!

Puesta de sol en el Hlane Royal NP.

Nuestra estancia en el Hlane NP ya llegaba a su fin.  Éste era la primera cata antes de adentrarnos en el Kruger, uno de los safaris por excelencia de África.  Así pues, como al día siguiente tocaba cruzar frontera hacia Sudáfrica de nuevo, pudimos despedirnos sin lluvia de uno de los parques más bonitos de Eswatini donde habíamos visto 4 leones (entre ellos, dos machos), y  habíamos caminado cerca de los rinocerontes.

Los rinocerontes, uno de los animales icónicos del Hlane Royal NP.

Categories: ESWATINI
Etiquetes:
ESWATINI: Tips para la conducción

ESWATINI: Tips para la conducción

Aquí tienes algunos consejos que pueden ser útiles para viajar a Eswatini en coche: En Eswatini se conduce por la izquierda, como en Inglaterra. Al principio, te sientes extraño pensando que lo estás haciendo mal en todo momento, pero te vas habituado fácilmente. Te...

leer más
ESWATINI: Curiosidades

ESWATINI: Curiosidades

- ¿Sabías que el actual Eswatini antes era conocido como Swazilandia? En abril de 2018 Swazilandia cambió de nombre y se pasó a llamar Eswatini, aunque hoy en día mucha gente todavía conoce a este país como Swazilandia. El motivo del cambio es principalmente...

leer más
ESWATINI: Información práctica y sus imprescindibles

ESWATINI: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Mbabane Superficie: 17.364 km2 Habitantes: 1.148.130 habitantes (2019) Densidad de población: 66,12 habitantes per km2.  Idiomas: Los idiomas oficiales de Eswatini son el inglés y el suazi. Piensa que en este país, el 90% de la población pertenece al mismo...

leer más
ESWATINI: El valle de Ezulwini

ESWATINI: El valle de Ezulwini

El valle de Ezulwini es uno de los lugares más bonitos de Eswatini. Es una parada obligatoria para conocer de más a fondo la cultura de uno de los países más tradicionales del continente. Sede de la monarquía absoluta parlamentaria, este valle también es conocido como...

leer más
ESWATINI: Mlilwane Wildlife Sanctuary

ESWATINI: Mlilwane Wildlife Sanctuary

La reserva de Mlilwane, también conocida como el paraíso exterior de Eswatini, es un espacio de conservación de 4.560 hectáreas que se encuentra situado en el valle de Ezulwini. El nombre Mlilwane significa pequeño fuego en la lengua local, y el nombre surgió a partir...

leer más
ESWATINI: Phophonyane Falls

ESWATINI: Phophonyane Falls

Estas cascadas están situadas dentro de una reserva privada natural muy pequeña de unas 500 hectáreas, la reserva natural del lodge que recibe el mismo nombre que las cataratas: Phophonyane Falls Lodge. Esta reserva tiene paisajes fantásticos. La atraviesa el río...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario