ANGOLA: Lubango

africanlanders

junio 14, 2022

Lubango, la segunda ciudad más grande del país después de Luanda, se encuentra situada en medio de montañas de más de 1.700m de altura. Es una ciudad hermosa enclavada en un entorno verde de altura. Después de que colonizadores portugueses provenientes de Madeira formaran este asentamiento, recibió el nombre de un antiguo jefe tribal llamado Lubango. Sin embargo, en época colonial llamaron la ciudad Sá da Bandeira pero más tarde con la independencia, volvieron a cambiarle el nombre.

La ciudad no paró de crecer gracias a la línea de ferrocarril que la conectaba con la costa, con Moçamedes. Todavía actualmente es una de las líneas más utilizadas tanto por personas como por mercancías. A día de hoy, la economía de la ciudad se basa principalmente en la agricultura y también en la ganadería. Esta ciudad con un entorno espectacular, disfruta de plantaciones de tabaco, cereales y frutales que le dan un aire rural a pesar de ser la segunda ciudad más grande del país.

Allí, en un entorno completamente diferente del desierto o de la costa de Angola (si quieres saber más, puedes clicar aquí), podrás disfrutar de una de las bellezas naturales más bonitas del país como es la Fenda da Tundavala, unos acantilados con unas vistas impresionantes.

También podrás llegar a Lubango conduciendo por la mítica Serra de Leba; pasear por la ciudad y observar desde la distancia al Cristo Rei; y encontrarte con algunos grupos étnicos diferentes que se suelen encontrar más en el sur, como en Chibia u Oncocua.

Lubango es una de las ciudades destacadas de Angola, ya que se encuentra situada en lo alto de las montañas con un clima más frío, un entorno mucho más verde y unos paisajes únicos que hacen que sea una buena parada para pasar unos días durante tu visita a Angola.

¿Cómo llegar?

Lubango tiene un aeropuerto internacional que recibe vuelos de la capital Luanda y también de Windhoek, Namibia. Mucha gente toma el vuelo interno de Luanda a Lubango que dura una hora y media con la compañía TAAG. Aparte también se puede llegar en tren a través de la línea ferroviaria que conecta la ciudad con Namibe. De todas formas, la forma más fácil para llegar y moverse por sus alrededores es en coche.

Si vienes en coche desde el sur, tendrás que conducir por la ruta principal que viene de la frontera de Santa Clara (EN105) y entrarás en la ciudad por el aeropuerto. Si quieres llegar al centro, tendrás que pasar el puente del río Mucufi y desviarte a la izquierda. De la frontera de Namibia a Lubango, existe un trayecto de 430 kilómetros que puedes realizar en algo menos de 5 horas por una carretera que está en buen estado.

Si vienes de la costa, es decir Namibe, tendrás que conducir por la EN280.  Primero, tendrás que pasar la población de Caraculo, un lugar donde el dictador Salazar quería realizar un proyecto faraónico para poblar el desierto, y después llegarás hasta Chicolongilo donde tendrás dos opciones: cruzar la mítica Serra de Leba, un recorrido lleno de curvas que sube a las alturas de las montañas de Lubango; o llegar a través de Quilemba y Bibala por un paso de montaña también muy bonito y menos concurrido que la Serra de Leba. De Namibe a Lubango hay un trayecto de 180 kilómetros que podrás realizar en dos horas y media, ya que hay algún trozo de la carretera con muchos agujeros.

Por último, si vienes del norte o por el interior (Benguela o Huambo), pasarás la población de Cacula y esa misma carretera (EN105) te llevará directamente hacia el centro de la ciudad. De Huambo a Lubango existe un trayecto aproximado de 430 kilómetros que puedes recorrer en unas 6 horas.

¿Qué hacer en Lubango?

– Visitar el centro de la ciudad

Lubango es una ciudad grande pero fácil de recorrer tanto a pie como en coche. La gente es amable y sonriente, con aires calmados que hace que sea fácil conversar, comprar y pasear por la ciudad.

La ciudad en sí no tiene demasiado que ver, creemos que son sus alrededores los que merecen la pena, pero sí es un punto de parada si se quiere visitar todo lo que tiene para ofrecer de su alrededor.

– Conducir la carretera de Serra de Leba

La carretera de la Serra de Leba es un icono por el mundo del motor. Muchos motoristas y coches llegan sólo hasta Lubango para conducir las curvas de una de las carreteras más hermosas y famosas del país. Esta carretera de unos 20km, baja con unas 56 curvas un pendiente de 1.600m.

La carretera se construyó en 1970 pero todavía ahora, esta impresionante obra de ingeniería liderada por Maria Alice Leba es una de las carreteras mejor conservadas del país.

Conducir a través de estas vertiginosas curvas es pura adrenalina, recomendamos que la hagas más de una vez si tienes tiempo, una conduciendo y la otra saboreando el paisaje que se contempla desde la ventana de tu coche. Piensa que para acceder a esa carretera que va de Lubango a Namibe tendrás que pagar un peaje de 150 kwanzas (0.24 euros) por vehículo.

Desde lo alto de la montaña, hay un mirador en el que se puede ver el primer tramo de la carretera, que es el más conocido y simbólico. Se puede ver todo el valle y unas puestas de sol increíbles con la carretera más icónica del país.

– Ver las magníficas vistas de la ciudad desde el Cristo Rei

Y sí, Angola también tiene a su Cristo Rei. De 30 metros de altitud y hecho de mármol blanco, esta estatua fue construida en 1957. Se dice que fue construido como paraje religioso aunque en época colonial representó el interés de Portugal en este sitio.

Después de ciudades como Río de Janeiro (Brasil), Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) o Lisboa (Portugal), Lubango disfruta de un Cristo Rei que se encuentra situado en lo alto de la montaña, a 2.130m, observando la ciudad.

Actualmente es un icono de la ciudad. Vayas donde vayas, si levantas la cabeza podrás localizar fácilmente el Cristo Rei de Lubango. Muchas parejas y familias suben hasta la cima de la montaña, para ver las grandes vistas de la ciudad de Lubango y la puesta de sol.

– Ver la puesta de sol desde Fenda da Tundavala

Fenda da Tundavala es una ventana natural de la meseta de Bié creada por una rendija que se abre en medio de los acantilados. Es uno de los lugares naturales mágicos que tiene la ciudad y es considerada una de las bellezas de Angola.

Los acantilados de Tundavala tienen más de 2.200m de altitud y caen en picado unos 1.000m sobre las llanuras del Namibe con rendijas impresionantes en sus rocas. Este desnivel hace que desde arriba se vea una vista impresionante del Namib y de los alrededores de Lubango.

Es de una belleza que cuesta describir y que de hecho puedes entender por qué los locales dicen que allí entre las rendijas, se refugian las almas de sus antepasados. Nos gusta pensar que en este hermoso lugar, pueden descansar en paz.

Si tienes suerte y vas en un día despejado, podrás disfrutar de unas vistas impresionantes. A 14km de Lubango, es fácil acceder allí con todo tipo de vehículo. Una vez allí, hay un aparcamiento preparado y gratuito.

Mucha gente de la ciudad acude al anochecer para ver una buena puesta de sol con amigos, pareja o familia. También es un destino habitual para escapar de la ciudad, hacer picnics y pasar el día en la naturaleza.

– Descubrir etnias del país en el Mercado dos animais do Chibia

Cerca de Lubango, y a unos 6 kilómetros al sur de la población de Chibia se celebra el mercado de los animales. En este mercado donde se puede comprar de todo, destaca la sección de ganadería donde se puede comprar todo tipo de ganado vivo, carne y pieles.

Pastores de diferentes tribus de la parte sur de Angola se reúnen para vender su ganado: sobre todo vacas y cabras. Es un espectáculo muy interesante de ver por qué se reúne gente de etnias diferentes: muhila, muhimba, muhacona… Si queréis saber más sobre los grupos étnicos del sur de Angola, podéis clicar aquí.

¿Dónde dormir en Lubango?

Nosotros tuvimos la suerte de conocer a una pareja de sudafricanos que vivían en Angola y llevaban un negocio de restauración conocido como Cafe Do Monte (un restaurante con carne de muy buena calidad), y nos pudimos quedar a dormir en su casa de forma gratuita. Pero si buscas un alojamiento en Lubango, nosotros destacamos:

– Kimbo do Soba: Este complejo turístico situado cerca de Nossa Senhora do Monte, dispone de habitaciones dobles por 16.000 kwanzas con ducha de agua caliente y desayuno incluido. Destaca también su restaurante que dicen ser uno de los mejores de la ciudad. Puedes encontrar más información en su web aquí o contactar directamente con ellos en el teléfono +244 92239646.

– Residencial Dumas: Guesthouse familiar ubicada en el centro de la ciudad que dispone de habitaciones dobles por unos 10.000/12.000 kwanzas con aire acondicionado y buenas duchas de agua caliente. Tienen wifi. Para más información, puedes clicar aquí.

– Hospederia Miradouro da Leba: Este alojamiento se encuentra arriba del mirador de Serra da Leba. Recomendamos al menos hacer parada en el restaurante familiar tradicional y sencillo. Hacen comida muy buena con un trato encantador por parte de sus propietarios. Nosotros nos quedamos a dormir haciendo camping y cenamos un plato muy completo de Galhina nacional con cerveza N’gola por unos 6/7 euros. Tienen habitaciones por 5.000 kwanzas la noche.

– Casper Lodge Hotel: Este resort de lujo dispone de habitaciones dobles estándar para unos 28.000 kwanzas. Tiene restaurante, piscina y gimnasio. Para más información, puedes clicar aquí.

Nuestra ruta

Nosotros visitamos Lubango en dos ocasiones. Durante los primeros días en Angola, llegamos a la ciudad para cambiar unos neumáticos del coche que se habían reventado, pero seguimos haciendo una noche en Serra de Leba ya que teníamos una fecha para llegar a la costa y realizar la visita de Baía dos Tigres en luna llena.

Después, cuando estábamos en el norte de Angola, los planes cambiaron y al volver hacia el sur nos detuvimos dos días para descubrir la ciudad. A continuación, os detallaremos un plan de ruta a realizar por Lubango si vienes de Namibe y te diriges hacia el sur, a la frontera con Namibia o en la zona de los grupos tribales del sur de Angola.

DIA 1: Saliendo de Namibe, la primera parada que encontrarás antes de llegar a la ciudad es Serra de Leba, una carretera de curvas muy conocida y muy bonita. ¡Dejas atrás la llanura del desierto para adentrarte en la zona de montañas!

Podrás subir despacio y detenerte, en un caminito que habrá en tu mano derecha, en un mirador que tiene un buen restaurante para disfrutar de las vistas de toda la carretera y la montaña. Si quieres, podrás quedarte a dormir allí o continuar hasta llegar a Lubango.

Paralelamente a Serra de Leba, también hay otra carretera que pasa por Quilemba y Bibala y que te llevará hasta lo alto de las montañas. Es un recorrido bonito, mucho menos concurrido que Serra de Leba y no tan mítico como este paso de montaña que mucha gente fotografía por sus formas sinuosas.

DIA 2: Este día te recomendamos que vayas a dar una vuelta por el centro de la ciudad, donde verás la vida local.  Es muy probable que encuentres algunas tribus como los Muhimba o los Mutua pidiendo limosna por la ciudad. Y es que, por desgracia, para muchas familias tribales ir a la ciudad es la única manera que tienen para sobrevivir.

Después, al mediodía, podrás ir a comer al Cafe Do Monte que está situado junto al Shoprite y por la tarde dirigirte hacia Fenda da Tundavala.

Fenda da Tundavala es un lugar ideal para contemplar la puesta de sol desde unos espectaculares acantilados. Cuando llegues, podrás dejar el coche y caminar en lo alto de la brecha que se forma y que es considerada una de las bellezas naturales más bonitas de Angola. Piensa en abrigarte ya que estás en un sitio de altura y se nota el frío en el ambiente.

Contempla la vista, lleva alguna cerveza o algo que picar, inmortaliza este instante con una buena fotografía y disfruta de la puesta de sol desde lo alto de la montaña y con vistas a lo lejos del desierto.

DIA 3: Por último, este día por la mañana puedes visitar al Cristo Rei desde donde obtendrás excelentes vistas de la ciudad y después puedes avanzar hacia el sur, dirección al mercado de los animales de Chibia.

Una vez llegues al mercado, podrás aparcar el coche junto al matadero e ir caminando para ver los diferentes puntos, ya sean el lugar donde venden comida, así como diferentes objetos (como cerámica, vajillas, etc.…) y,  finalmente, rebaños de animales vivos como cabras y vacas. Allí, en el mercado, si quieres también podrás ir al barbero y disfrutar de la mezcla de etnias de este sitio. En algunas paradas, verás mujeres Muhila atendiendo el lugar, y quizás también encontrarás Mucubals con su rebaño.

Sé discreto, y si haces fotografías pide permiso. El mercado de Chibia es uno de los mercados más animados del país. Nosotros fuimos un martes que era día de mercado.

Una vez termines la visita al mercado, podrás continuar hacia el sur donde puedes visitar los grupos tribales de Oncocua, los baobabs de Xangongo o dormir en Ondjiva, la última población antes de cruzar hacia Namibia y dejar atrás un país tan bonito como es Angola.

Categories: ANGOLA
Etiquetes:
ANGOLA: Curiosidades

ANGOLA: Curiosidades

¿Sabías que en Angola el precio de la gasolina y el gasóleo son muy baratos? Angola es el segundo productor de petróleo de África y el decimosexto productor de todo el mundo. El oro negro, el petróleo, es el principal motor económico del país, ya que representa el 95%...

leer más
ANGOLA: Tips para la conducción

ANGOLA: Tips para la conducción

Aquí tenéis algunos consejos que os pueden ser útiles para viajar a Angola en coche: - En Angola se conduce por la derecha, como en la mayoría de países europeos. Por lo tanto, los coches del carril contrario te vendrán por tu izquierda. Hay que tener en cuenta este...

leer más
ANGOLA: Información práctica y sus imprescindibles

ANGOLA: Información práctica y sus imprescindibles

Capital: Luanda Superficie: 1.247.000 km2 Habitantes: 32.870.000 habitantes (2020) Densidad población: 26,36 habitantes por km2.  Idiomas: La lengua oficial de Angola es el portugués. De todas formas, al ser un país de tal extensión de terreno, encontramos hasta...

leer más
ANGOLA: Las tribus del sur de Angola

ANGOLA: Las tribus del sur de Angola

Angola es un país con una riqueza antropológica impensable: existen alrededor de 100 grupos étnicos que viven en el país. De éstos, en el sur de Angola conviven distintas tribus, cada una con sus tradiciones ancestrales y rasgos característicos particulares que hacen...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario